domingo, febrero 08, 2009

Se infiel pero mira con quién


Por mi educación siempre he considerado la fidelidad como un valor digno de todo elogio y merecedor de gratitud. Por ese motivo me indignó que la operadora de mi teléfono móvil tuviera mejores ofertas para los que entraban de nuevo que para los que llevamos años pagando religiosamente la factura del teléfono.

En mi nuevo status laboral pensé que sería bueno tener acceso al e-mail y a algunas aplicaciones Web desde el móvil. Me pareció que el servicio BlackBerry podría ajustarse a mis necesidades y me puse a buscar las ofertas que me ofrecía mi operadora. Tras una ardua pelea con su hermética Web, de una opacidad del 95%, tuve que recurrir al Google para encontrar el servicio buscando por "BlackBerry movistar". Una vez encontrado, pude comprobar que el coste del servicio para los clientes con solera era muchísimo mayor que para los recién llegados.

Me puse en contacto con el servicio de atención al cliente para transmitir mi malestar pero me dijeron que esas eran las condiciones y que no podían negociar conmigo. Vista la situación me vi abocada a la infidelidad so pena de pagar más de la cuenta. El siguiente paso fue el buscar una buena oferta en otra operadora, tarea que resultó más complicada de lo que esperaba.

Llamé al servicio de atención al cliente de Vodafone para pedir información sobre el servicio Backberry. Me atendieron desde el otro lado del Atlántico y se empeñaron en ofrecerme el terminal más caro con la condición de un consumo mínimo mensual de 60€. Viendo que Vodafone me realizaba una oferta digna de Paris Milton, no tuve más remedio que despedirme amablemente rechazando su oferta.

Visité una tienda Vodafone pensando que en España me ofrecerían algo más razonable.

Allí tuvo lugar este dialogo de besugos:

- Comercial: por 15€ tiene correo y navegación por Internet ilimitados pero las descargas se pagan aparte.
- Lula: ¿Qué es para ustedes una descarga?
- Comercial: Pues cuando se baja un fichero
- Lula: Entonces ¿una imagen de una página Web es una descarga?
- Comercial: SI

Como dicen los abogados en la películas de juicios:"no más preguntas", me di media vuelta y cerré la puerta por fuera.

Me dirigí a una tienda de Orange. La información que me proporcionaron fue concisa y clara pero no me ofrecían nada que se ajustase a mis necesidades. Pero en el mes de febrero encontré la tarifa plana navegable y la contraté por Internet.

A los dos días me llamó mi operadora diciendo que no querían perderme como cliente y que me hacían una contraoferta. De lo que antes de ser infiel era cero patatero pasó a ser un Terminal HTC touch gratis, una tarifa plana de voz y acceso a Internet. Pero su contraoferta se quedó corta y les di calabazas. Me despedí de mi operadora diciéndole que no era un adiós sino un hasta luego y que en 18 meses, cuando finalice mi compromiso con Orange, volveré a pedirles una oferta por cambio de portabilidad ya que tratan tan bien a los clientes infieles.

Si las operadoras favorecen a los clientes infieles, se infiel pero mira con quién. Dales gusto, que se lo merecen.

¡¡Ni me menees!!

20 comentarios:

Fernando dijo...

Qué daño hizo aquella parábola del hijo pródigo...

Iñaki Murua dijo...

¡Qué razón tienes!
En mi caso algo similar con Euskaltel.

ALyCie dijo...

Ya, no se trata de satisfacer las necesidades del cliente, en absoluto. Se trata de maximizar la cuenta de resultados y si para ello tienen que dar servicio, lo darán, pero a duras penas. Contratas 3 megas y te dan 1.2 pues la tarifa siguiente es de 1 M y te dan 0.6
Algo parecido ocurre con la TV, ellos venden anuncios y tu quieres comprar entretenimiento.
Luego, va el mercado y estalla y las compañía caen en picado, cuando otra empresa ofrece al mercado lo que el mercado demanda.
¡Salud y buenos alimentos!

Lula Towanda dijo...

Fernando: Los de marketing beben hasta del evangelio. ¡Qué diversificación!
¿Será sostenible la paternidad con tanto hijo pródigo? Posiblemente se ponga de moda lo contrario cuando estemos todos echados a perder.

Iñaki: En todas las operadoras cuecen habas y las cuecen igual de mal.

AlyCie: La orientación a resultados se basa en algo tan perverso con los objetivos. Los que ponen los objetivos no son estrategas solo ven la cuenta de resultados de ese año. Es como llevar el rebaño hacia una dirección sin saber si al final del camino hay un precipicio.
Esto se está extendiendo también a la Universidad peligrosamente con los méritos.
Siempre he odiado los objetivos y ya escribí sobre ello años ha

Muxfin dijo...

Cada día estoy más convencido que las grandes compañías utilizan técnicas de trilero en sus campañas de marketing "¿Dónde está la bolita?".

Rrío dijo...

El refrán apropiado en este caso es

"Ahora que se ha muerto el burro, échale cebada al rabo".

Lula Towanda dijo...

muxfin: Dentro de unos días veremos esta campaña en los autobuses:
"Seguramente la una tarifa buena no existe, deja de preocuparte y paga la factura"

Rrio: Pero con tantos burros muertos van a tener excedente de cebada.

puerto blázquez dijo...

A finales de diciembre viví la misma experiencia. La fidelidad me llevó a atarme hasta junio. Ahora tengo 2 móviles en un lado y 2 en otro. Pienso que se me están encadenado las permanencias y que no me voy a ver libre de ellas. Creo que lo primero que tengo que hacer es repartir las líneas que están a mi nombre (hija número 1, hija nº 2 y pareja) y luego ¡a bailar con la más wapa!

Ricardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Telémaco dijo...

¡Que razón tienes!.

Entre el "bonus-malus" de las compañías de seguros y la "portabilidad" de las compañías telefónicas nos están destrozando los "valores".

Lula Towanda dijo...

Puerto: Es que la infidelidad lleva su trabajo aunque en este caso hay premio cada vez que cambias de pareja de baile.

Telemaco: Pues si, por unos o por otros acabaremos yendo al infierno. ¿O habrá allí potabilidad también?

Noemí Pastor dijo...

Las peripecias con las operadoras de teléfono dan para varios volúmenes de anécdotas y susedidos, todos desesperantes.

Lula Towanda dijo...

Noemí: Da incluso para una novela negra. Pueden morir desde el cliente infiel hasta el director de atención al cliente.
Imagínate eso de "la maté porque era mía" o mía o de nadie" aplicado a las clientas de las operadoras móviles.

Miguel Arribas dijo...

Hace tiempo que me he resignado, por agotamiento, a no luchar contra Telefónica.

Tengo amigos que por tener el teléfono fijo contratado en otras compañías les tienen días y días sin atender sus quejas.

Pienso que en el fondo todas son iguales.

Tíscar dijo...

Yo me encuentro en el mismo laberinto. Llevo casi un año de más en Vodafone y llevo casi cinco meses recibiendo la factura mal tarificada. Dicen que es una incidencia general, que la conocen, pero sólo si reclamo me hacen el abono de lo que se embolsan de más. Así de delirante es el tema.
Empiezo la investigación en la competencia y el que me gusta por tarifa no me gusta por aparato o viceversa y me cansa andar rastreando la letra pequeña. Estoy hecha un lío, qué asco de compañías.
¿Qué tal te va con tu HTC? ¿Contenta?

Lula Towanda dijo...

Miguel: Mientras que le vaya bien el negocio a las operadoras de telecomunicaciones ¿para qué van a cambiar?

Hay un charcarrillo que dice:
El mejor negocio es una operadora de comunicaciones bien gestinada y el segundo mejor negocio una operadora de telecomunicaciones mal gestionada

Tienen margen para darnos mal servicio.

Tiscar: Las tarifas son oscuras y el personal está bastante mosqueado con las "ofertas". La tarifa que he elegido ha sido la misma que eligió Eduardo Collado cada uno por su lado (él se ha quedado en movistar porque le han hecho mejor contraoferta que a mi).
El cambio de portabilidad ha ido como la seda. Dos días antes de que fuera efectiva me llegó el HTC. No he tenido ningún problema en configurarlo y sincronizarlo con mi portátil. Como me había acostumbrado a la Blackberry encuentro al HTC más PDA que teléfono, se pierde el concepto de tecla y al principio choca. Supongo que será cuestión de acostumbrarse.
Estoy esperando que este mes me llegue la factura para ver como tarifican los datos y si me dan un susto (no me fío un pelo). No sé si las descargas lo consideran dentro de la tarifa plana. Respecto a la tarificación de voz se puede ver al día lo que llevas consumido, sin embargo no te dan información del consumo de Internet.
El mes que viene te cuento como ha ido esto.

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

El Caballero dijo...

¡Qué bueno estuvo! Suelo decir a mis amigas, a veces... cuando el amante es prometedor. Un saludo afectuoso.

rosacobos dijo...

Bueno, algo así me paso a mí con ONO, así que, después de 8 o 9 años siendo cliente tuve que cursar la baja. Ahora me alegro porque me doy cuenta de que estaba pagando por unos servicios de muy baja calidad (los canales de televisión son horribles). Ahora me siento menos engañada.

Lula Towanda dijo...

Nokenicus: ¡Qué envidia de tus 19 años!

El caballero ¿Emulando a Larra?

Rosa: Es que el tiempo estropea toda relación con las operadoras de telecomunicaciones.
Viven de la inercia y de la pereza que da cambiarse.