domingo, marzo 07, 2010

El gestor tenebroso


Continuando el culebrón del Management a petición de Noemí. Una historia aliñada con ambición, suerte, dinero, envidia, odio y traición.


El gestor entusiasta necesitaba en su camino para la gloria dotarse de un ejército de tecnólogos capaces de llevar a cabo sus grandes hazañas. Pronto vio que su discurso se debía reforzar con acciones más contundentes impropias de su carácter y creo un staff acorde a sus necesidades. Dentro de este staff, el gestor tenebroso tuvo un papel primordial y se convirtió en el brazo derecho de su jefe.


Al igual que el gestor entusiasta estaba dotado de inteligencia y de ambición pero suplía el liderazgo y el entusiasmo por fundamentalismo y dureza, complementando así las cualidades de su jefe. La vida le dio oportunidades de poder aplicar sus habilidades a todo el que se cruzó por su camino y las siguientes coplillas de Erwin Foskyto dedicadas a él dan fe de ello:


Yo a los despachos subí
Yo a las maquetas bajé
Y en todas partes dejé
Amarga huella de mí.


También inició su carrera por la vía técnica en el mismo proyecto que el gestor entusiasta. Allí alimentó su soberbia con el sentimiento de orgullo de pertenecer a un proyecto estrella. Cuando su proyecto pasó de estrella a estrellado, no volvió a ser el mismo. Mientras que su jefe salía de la noche oscura mediante un año sabático en San Francisco, el se quedó en la empresa rumiando su desgracia, esperando su revancha, alimentando su rencor a los que habían cerrado el proyecto y su envidia a los que continuaban trabajando en su proyecto sin ser en absoluto estrella.


Cuando retornó el gestor entusiasta con sus nuevas ideas de abandono del I+D a favor de innovar integrando equipos existentes en el mercado, inmediatamente las hizo suyas. Lanzaron un nuevo servicio que tuvo tanta demanda que rápidamente se quedó pequeño. De repente estaba en la cresta de la ola y como un Conde de Montecristo liberado del ostracismo, la venganza se le puso a tiro.


Empezó a reclutar al talento existente en otros proyectos con métodos cercanos al lado oscuro de la fuerza. Llevaba a sus víctimas a su despacho sin que sus jefes lo supieran, les hacía ver que su proyecto no tenía futuro mientras que el suyo iba a crecer muchísimo. Les ofrecía la oportunidad de trabajar para él con la condición de que eligieran la gente de más valía de su proyecto, abandonando al resto a su suerte. Sobra decir la calaña de los reclutados por este método.


Su proyecto creció como la espuma y el éxito continuó aumentando su soberbia. Crecido como estaba, con la fiebre de las start-up siguió a su jefe en su aventura de la Internet móvil que terminó como el rosario de la aurora. Fue uno de los pocos supervivientes del naufragio y encontró refugio en el lado más oscuro de la tecnología: el Departamento de Sistemas de su empresa madre. Desde allí siguió haciendo la vida difícil a los que tenían que sufrir los Sistemas de Información. Reinó durante unos años hasta que una reorganización lo devolvió al mercado laboral con el riñón bien forrado por una indemnización.


Ahora es consultor independiente, no sé muy bien de qué especialidad.

¡¡Ni me menees!!

17 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

Jo, nunca me habían dedicado un culebrón. Esto es lo más. Qué ilu.

almena dijo...

Qué bien los "desmenuzas" a todos...


:)

Lula Towanda dijo...

Noemí: Podría haber sido una novela negra pero eramos buena gente y no los matamos, así que la cosa quedó en culebrón. Un género que entretiene mucho.

almena: Ya que ellos no consiguieron triturarme, ahora puedo permitirme el lujo de desmenuzarlos :-)

Anónimo dijo...

Te falta contar la historia y el perfil del "Ángel caído".

Antonio dijo...

Soberbia historia Lula, soberbia y dura, porque me recuerda mas a Admunsen que a Sackleton. Podrías filmarla en interiores con bajo presupuesto, ya que sugiere un mar de preguntas de la calavera bajo mi piel, como pompas de jabón. Igual ganaríais un Oscar a la mejor película extranjera, o un Goya ; )
Sería una suerte de justicia poética con el cine independiente.

Pero haces bien en expulsar el rencor, mata seguro pero lento. Los piratas me enseñaron eso y los arabistas me convencieron de que es un camino sin salida, aunque los europeos lo denominaran la llama del Dragón, la que seca la fuente del amor verdadero y la vida eterna. Por eso fundaron en Serbia la Orden del Drako, para combatir a los auténticos vampiros.

Confío que el tiempo ponga a cada uno en su sitio.

Pd: Feliz Dia de la mujer trabajadora.
Y lo siento ; )

Cómo me enrrollo, oye!

Rrío dijo...

Me encanta, has vuelto a la saga de la fauna laboral.

"Escribes luego disfrutas"

Sigue y te seguiremos.

Lula Towanda dijo...

Anónimo: No sé exactamente a que te refieres sobre el ángel caído. Si me das más pistas...

Antonio: Es una historia sobre la dureza del emprendimiento y de la innovación. Todo el mundo habla de la innovación como el rayo de luz y no saben lo que se sufre atravesando este desierto y los monstruos que te encuentras por este camino, algunos de ellos jefes de los ejércitos.
Pensé que lo había escrito desde la distancia pero tu has percibido rencor. No creo que sea rencor, he procurado que no me hiciera presa pero el gestor tenebroso marcó el punto de inflexión de mi carrera profesional y allí empezó mi noche oscura y mi travesía del desierto. Pero eso lo contaré más adelante.


Rrio: En cuanto termine este culebrón y el relato de mi noche oscura me pongo con "con batas y a lo loco" (empezaré por "me pareció ver un lindo gatito") es el objetivo que me he marcado para el 30 aniversario. Tenemos que celebrarlo a lo grande.

Anónimo dijo...

Sherlock a su servicio: J.D.S.

Acerté???

Por cierto, para cuando Pozas???

Lula Towanda dijo...

Anónimo: Vas muy bien con las adivinanzas pero chitón con los nombres completos, please.

Miguel Arribas dijo...

Magnífica la galería de gestores que vas tan acertadamente diseccionando.
Lo triste es que en todos los ámbitos hay personajes de cuyo nombre--y hechos-- más vale no acordarse.
Te deseo un futuro libre de gestores

Lula Towanda dijo...

Miguel Muchas gracias Miguel. Al final los gestores son personas, pero cuando salen malos su capacidad de hacer daño se amplifica. Este es al que he tratado con más dureza y me ha salido de poca risa. Los siguientes serán menos tenebrosos.

Julen dijo...

Anda que no hay gente usando el lado oscuro... no sé si de la fuerza, pero oscuro, oscuro; vamos, negro.

Lula Towanda dijo...

Julen: Es que el mundo laboral se parece mucho a la guerra de las galaxias. Ahora los jedis como yoda están un poco de capa caída.

M@k, el Buscaimposibles dijo...

¬¬

¿Cómo que sistemas es el lado oscuro?

Jo. Snif, snif...

(Cómo mola la serie :D ).

Admito que me corroe la vena marujil de saber nombres reales. (Si cuela, cuela).

Lula Towanda dijo...

M@k: Siento herir sentimientos profesionales pero la dirección de los departamentos de Sistemas es oscura como la pez y anclada en el estatus quo.
¡Dios que buenos informáticos los del departamento de sistemas si tuvieran buen señor!

Fernando dijo...

Ojo con M@K, que es todo un Darth Vader 2.0 :D
Mira que te imagino con una katana láser moviéndote entre tanta oscuridad (y el pelo azul con unos reflejos molones).

Lula Towanda dijo...

Fernando jajajajaja Como lo lea M@k te fulmina con la espada laser