jueves, marzo 22, 2007

Hakuna Matata


Bueno, pues el viaje que coronó mi decepción sentimental de hace unos cuatro meses fue, sí señores, sí, el sueño de mi vida desde que tengo uso de razón: un safari fotográfico por Tanzania durante una semana… y por el morro !!!, es decir, "de gratis" totalmente.

La empresa en la que yo trabajo pertenece a un grupo nacional que tiene desde constructoras y automoción, hasta parques eólicos, y cada año por el mes de diciembre, se permite el lujo de fletar un avión para llevar a sus empleados a un lugar cada vez más exótico a celebrar la "cena de navidad". Mi empresa es, digamos, de las hermanas "pobres" del grupo, y entonces cada año va mi gerente con uno de los empleados, que se escoge por antigüedad, y… este año me tocaba a mí!!!!

En verano anunciaron el destino de este año, y a mí casi me da un patatús nada más saberlo, porque desde que tengo uso de razón, el sueño de mi vida era hacer un safari fotográfico por África, incluso hace un par de años estuve mirando precios, pero claro, por menos de "medio kilo" de las antiguas pesetuquis por persona… Por octubre, cuando mi situación personal empezó a ponerse tensa, estuve a puntito a puntito de declinar, y durante semanas me planteé quedarme, MENOS MAL QUE NO LO HICE.

Dos semanas antes del viaje me tuve que mudar de la casa que compartía con mi anterior pareja, y en medio de la mudanza ponerme a sacar ropa de verano, pantalones todo terreno, botas de trekking… y en esos días nos enviaron desde la Central el programa ya preestablecido para el viaje; quítale un día de ida y otro de vuelta… y se quedaron en 5 maravillosos días en los que anduvimos del tingo al tango trepados en 4x4 por en medio de la sabana africana, desde las cinco de la mañana (amanecía a las seis en punto) hasta las doce de la noche, porque claro, quítame tú las ganas de juerga después de un día de foto tras foto.

Pasé por el cruce de caminos que lleva a Olduvai… pero no me pude ni bajar del todo terreno a sacarme la foto siquiera con el rótulo detrás, pero se hizo lo que se pudo. En total trescientas y pico fotos, de paisajes, animales, desde cocodrilos hasta cebras, hienas, leones, leonas, cachorros de leones y leonas, rinos, jirafas que se nos atravesaban por el camino, ñúes que te miraban impasibles, impalas, monos de cara negra (o de huevos azules… y efectivamente, los tienen color azul turquesa!!!), babuinos marranos como ellos solos y una monada de bichito que desconocía llamado "dig dig" que son como "mini camellitos mezclados con Bambi" y que se aparean de por vida!!!!!

Nos metieron en un poblado Massai en el Parque Natural del Ngorongoro, después de tres días danzando por el Serengueti… los Massai hablaban inglés como auténticos londinenses, una flipada, y tenían correo electrónico, me dejaron seca al comprarles cuatro pulseras y un diente de león enganchado a un pedazo de cuero… todo sea por el recuerdo del lugar…

Mira que he visto lugares, atardeceres, amaneceres, pero definitivamente tiene razón la canción y los colores de África son auténticos, son tan primitivos y espectaculares que no te queda más remedio que sacar y sacar y sacar fotos, una tras otra.

Recomiendo a todo el mundo la experiencia, aunque reconozco que del todo que yo la hice es muy poco probable que incluso yo misma la pueda repetir, porque un viaje así, a "todo trapo" y a ese nivel… cuesta una pasta y medio huevo derecho, pero es algo tan… eso, auténtico, visceral, te llenas de color, de luz, de vida… te cambia, ya mi es que me cayó en el momento justo de mi vida. Solo por eso lo atesoraré como la mejor experiencia de mi vida.

Les pongo una foto chula de las que hice para compartirlo con ustedes, ah, y por cierto, efectivamente, dicen "hakuna matata" para todo !!!!!!!!!

Sección-Cuaderno de viajes

¡¡Ni me menees!!

5 comentarios:

mint dijo...

Tengo una amiga que también está enamorada de África. Se pasa todo el año trabajando como una mula para darse el gustazo de pasarse un mes en los lugares más apartados e ignotos del continente. En uno de esos viajes conoció a un chico de Madrid y desde entonces además de compartir vida en el puente aéreo comparten su mes en África. Gracias a ella entiendo mejor lo que te ha sucedido, pero lleva mucho cuidado ese continente (ya se lo decía Robert Redford a Meryl Streep), tiene mucho veneno y una vez que te ha picado es difícil curarse. Volverás porque también hay maneras más baratas e igualmente maravillosas de llegar. Ya verás como volverás. Un beso.

Rebecuqui dijo...

Que dios y la santisima trinidad te oigan, porque si de verdad pudiera o pudiese volver... Me quedé con MUCHAS ganas de MUCHAS cosas, porque claro, ponte tú a coordinar a trescientas y pico personas disparatadas por la experiencia y la oportunidad... nos llevaban como en Ikea, marcando el paso !!!!!
Definitivamente si, me picó el bicho y me llenó de maravilloso veneno, tengo la sangre llena de la vida la luz y el color que respiré allí y creo que va a ser difícil sacármelo de dentro... a menos que regrese, claro está. Fue lo mejor que me podría haber pasado en el momento justo, hizo que viviera todo lo que "ya sabéis" de un modo tan... eso, tan de otra forma que no puedo más que agradecer la oportunidad, fue algo inenarrable.

jofegaber dijo...

Como dice el anuncio "la envidia me corroe...."

Se agradecería dirección de empresa para enviar curriculum urgente.

gracias.

ah...! Hakuna Matata!!! también para ti!!!

Chisme Cotilla dijo...

Menudo viaje y por el morro, yo de mayor quiero ser como tu.

Lula Towanda dijo...

Ya puedes escribir tus memorias de África...