viernes, mayo 25, 2007

El arenero

Directamente del fondo editorial saco este post para brindárselo a Rosa Jiménez Cano, flamante cronista taurina de La feria de San Isidro para el elpais.com.



Las nuevas tendencias en organización de empresas imponen estilos horizontales, es decir, todos hacen de todo y a los equipos de trabajo se les denomina multidisciplinares. La responsabilidad está diluida y las cosas salen porque la teoría del caos tiende a un orden. En esta melé, en realidad unos pocos hacen de todo y el resto hacen como que hacen.

Normalmente la carga de trabajo es inversamente proporcional al salario. Por ejemplo, puedes encontrar secretarias que tienen varias licenciaturas y hablan cuatro idiomas, manejan el Microsoft Office con los ojos cerrados y encuentran las cosas en Internet con un solo toque de ratón y son capaces de desempeñar varios perfiles de trabajo por un módico sueldo. Otro colectivo son los becarios, con su “masterbisnis”, que se comportan como el genio de la lámpara de Aladino. Ante una sugerencia de su jefe solo saben responder “amo, sus deseos son órdenes para mí” con la esperanza de trocar su beca por un contrato basura y salir de su minúscula lámpara de 30 m2 para optar por lamparón de 50 m2 con una hipoteca de por vida. Con ambos colectivos se realiza el 60% del trabajo y el 40% corresponde a las subcontratas. El resto del personal se entrega por completo a sesudas labores de gestión con una responsabilidad difusa.

Pero antes las cosas no eran así, las organizaciones eran funcionales. Cada empleado tenía su trabajo bien definido y estaban muy claras las responsabilidades. Pero los gurús de la organización de empresas dicen que estas estructuras son muy rígidas y que no se adaptan bien al cambio y que hay que aplanarlas. Afortunadamente la apisonadora no ha pasado por ciertos colectivos que conservan su estructura funcional con celo y que se pueden analizar como quien estudia una reliquia.

Uno de estos sectores irreductibles es el sector taurino. No solo la Fiesta de los toros tiene un reglamento que se respeta más que la constitución española(1), sino que todas las figuras que participan en ella tienen una función clara y definida que se muestra en el paseíllo con el desfile de todos los participantes: los toreros, sus cuadrillas, los picadores, el mayoral, los monosabios, el torilero y los areneros.

Aunque hay funciones que requieren poca especialización y esfuerzo, las desempeña una sola persona. Es el caso del torilero, cuya función es abrir la puerta de los corrales para que salga el toro. En las Ventas había un torilero que en el cuarto toro no abría la puerta de toriles porque se tomaba su descanso para la merienda, seguramente amparado en su convenio.

Una función más especializada y esforzada es la de arenero que consiste en rastrillar la arena del ruedo para que esté lisa y limpia. Después de cada toro los areneros salen con su rastrillo para realizar su trabajo. Uno de ellos lleva una azada y un cestillo de esparto para recoger la arena manchada de sangre.

En la plaza de las Ventas, del grupo de areneros destaca uno de ellos por la gracia que muestra al realizar su oficio. Cuando sale con sus compañeros sobresale por su forma de desfilar. Lleva el rastrillo pegado a su cadera y sujeto con su mano izquierda mientras que con la derecha balancea su brazo de adelante hacia atrás con unos airosos andares. Más parece que desfilase en la pasarela Cibeles que vaya a empezar una tediosa tarea manual. De su actitud se refleja cierto orgullo de su función, para él muy importante, y que transmite a todos los que le observamos.

En los toros no existe la improvisación, hay una norma para todo y es casi un ritual. Produce cierta satisfacción encontrar un entorno donde cada uno tiene asignado su papel, delimitada su responsabilidad, se encuentra cómodo y en algunos casos, como el arenero, orgulloso de su función.

Afortunadamente están lejos de los gurús de la eficiencia pero cuando lleguen harán los siguientes cambios: En una primera fase se suprimirá la figura del arenero y el torilero, dejando que los monosabios realicen su función(2). Aprovechando el ahorro de costes, ampliarán el palco presidencial y lo dotaran de aire acondicionado. En una segunda vuelta de tuerca se realizará un ERE(3) de los monosabios y el trillado de arena se realizará con robots areneros y la puerta de toriles se abriría con mando a distancia desde la presidencia.
¡Qué no lo vean mis ojos!

(1) Al menos los aficionados se lo conocen de pe a pa
(2) Monosabio multidisciplinar
(3) ERE: Expediente de Regulación de Empleo

¡¡Ni me menees!!

19 comentarios:

Julen dijo...

Lo jodido es la hiperespecialización funcional del toro, que, por cierto, no le conduce a nada bueno.

Germán dijo...

El cambio es la vida, pero de vez en cuando nos gusta mirar a algún sitio donde las cosas no se mueven. A mi me gusta ir a una taberna perdida en el pueblo de mis padres, donde ponen unos huevos fritos con tocino impresionantes.
Por favor, que no me lo toque nadie¡¡¡¡

Esceptico dijo...

Yo, que amo la fiesta, daría al toro más funciones, para convertirlo en pieza imprescindible y que no desapareciera. Podría, si es buen semental, cubrir al gurú y mejorar la especie. La del gurú.

Telémaco dijo...

Lula nuevamente un post genial.

Y dijo el gran Gurú: "Que las estructuras sean aplanadas", pero los hombres no lo entendieron, y más que simplificarlas y aplanarlas las destrozaron.

Y llamó el gran gurú en la tarde y la mañana el día segundo a los hombres y les dijo: "La calidad se produce, no se controla" y ellos quitaron los controles de calidad y empezaron a fabricar todo defectuoso.

....

Y comenzaron las tinieblas y los hombres comenzaron a arrastrarse sobre los suelos de las oficinas.

Lula Towanda dijo...

Julen: El mundo del toro es liturgia, es el caso extremo de la especialización. Sin embargo, nos hemos ido tan lejos de la especialización que nos hemos perdido en el camino. El mundo taurino tiene especialización pero no tiene grandes estructuras. Tenemos una estructura a dos niveles: Matador y cuadrilla el resto son subcontratación de servicios: Apoderado, picadores, servicios de la plaza como el torilero, los monosabios y los areneros.
En una corrida de toros los que participan se están jugando la vida y por tanto la especialización es imprescindible para que cada uno ejecute su papel. En el mundo de la empresa los directivos son empleados y no se juegan más que su contrato blindado por eso no se pone tanto cuidado.

Germán: Es que cuando se alcanza lo sublime hay que conservarlo. El cambio no debe destruir las cosas buenas, debe mejorar las que no lo sean.

Escéptico: No he podido evitar soltar una carcajada!!! No se me había ocurrido que a los gurús se les podía mejorar la casta y la bravura, aunque el procedimiento sea un poco radical.

Telémaco Muchas gracias por el piropo. Tu comentario es Apocalíptico!!! Veo que aprecias la labor de los gurús del cambio tanto como yo y Germán. La vida es como un río, si el agua se estanca empieza a oler mal. Es bueno que el agua fluya pero cuando va demasiado deprisa o es muy caudalosa se lleva todo por delante y causa destrozos. A veces ese fluir de la vida se fuerza en demasía sin saber valorar las consecuencias. Se supone que el cambio es progreso pero yo he apreciado en algunos casos que es retroceso, como es el caso del ambiente laboral.

Enrique Sabaté dijo...

Nada que decir ante tamaño despilegue de conocimientos empresariales y taurinos. Quizá habría que acuñar nuevos conceptos para ambos. Especialización radical. Inversión en los objetivos. Hiperdesviación macronormativa. O cambiar el nombre de los oficios taurinos. El torilero podría pasar a denominarse como: técnico especialista en la apertura y cierre de los elementos de seguridad y control de acceso de los semovientes al recinto de espectáculos. Y suma y sigue.

María dijo...

Cuando alguien hace de todo por que puede o sabe, otro alguien no hace de nada porque se escaquea o no sabe, pero seguro que ese tiene mejor sueldo. Los toros están como muy "marcados" por la tradición y la costumbre y no estoy muy segura de que pueda llegar el cambio. Besos

mint dijo...

Lo siento. Nunca he podido entender la muerte de un animal como espectáculo. Ni como arte, ni como cultura. Te prefiero jugando al golf que en la Feria. Un beso antitaurino.

la-de-marbella dijo...

A mi me encanta la fiesta de los Toros. Defiendo al toro bravo y las corridas de toros cada poco tiempo, siempre aparece un antitaurino. Me encanta tu forma de simplificar las cosas, mujeres como tú cambias el mundo (aunque tú no lo creas). Besos desde el Sur.

Lula Towanda dijo...

Enrique: No entiendo de toros pero me gustan y me emocionan. No entiendo el management ni me gusta un pelo, cada día menos. Lo de los nombres raros, raros, raros prolifera cada día. Solo hay que ver los nombres tan raros que ponen en las tarjetas de vista los ejecutivos. Me hace especial gracia las que pone "Deputy Director". Cada vez que lo leo me digo "De puty madre".

María El trabajo y la riqueza es lo peor repartido en el mundo. A más trabajo menos dinero, es casi una ley física. Los toros, como bien dices, son la esencia de la tradición y por ahora están a salvo.

Mint No podemos coincidir en todo. Hace mucho que no escribo de toros, pero cuando lo haga pondré una entradilla diciendo que este post es taurino y puede herir la sensibilidad de algunas personas. A mis hijos les gustan los toros pero se avergüenzan de que juegue al golf. Nunca se acierta en todo.

Marbellí Gracias por lo piropos. Toros bravos haberlos, haylos, pero en las Ventas aún no los hemos visto. Esta tarde la ganadería de Dolores Aguirre nos ha traído seis mansos de libro. Debe ser que como Esperanzita ya ha ganado las elecciones no tenía que lucirse con el ganado. Ha sido una pena porque los toros eran preciosos y tenían muchas fuerzas pero no tenían un pase.

Galufante dijo...

Hasta que decidan aplanar los salarios...que os quiten lo bailao, verdad???

Agur.

Galufante dijo...

Esto...40 dices????

Agur.

CARMEN_R_PURAS dijo...

No sé por qué, pero me he acordado de lo de parar ciertos deportes para ver por el video una jugada.

¡Ay si se pudieran parar otras cosas de la vida real para verlas por el video!

Sin embargo yo creo que se le quita toda la gracia (y el derecho) que tenemos las personas (el árbitro) de equivocarnos.

Kukilin dijo...

Es una verdadera lástima que justamente esa estructura,(la taurina) se mantenga tan bien organizada y tan prolija; No puedo entender que aún persista en este siglo y menos en un país tan religioso y civilizado como lo es España; Cuanto brío, que gallardía; ¿ Como se puede sentir orgullo de un acto tan cruel y cobarde?
Tantos para abusar de un pobre animalito acorralado, sin oportunidad de defensa???
Pido disculpa, por mi gran ofuscación: Saludos.

ADMC dijo...

No está mal, kukilin. no está mal, y lo entiendo.

Aquí los primeros toros que hubo, son los de Guisando que tienen más de 2000 años y dicen que, cuando la noche cae, vuelven recorrer los Campos de Castilla, a uña desbocada.

De todas maneras, para que pilles "clave" te diré que, cuando un grupo de mujeres con Lula a la cabeza, se pone a hablar de Toros (incluida la mala corrida de las Ventas), están asumiendo riesgos, preparando crueldades y recompensas. En vez de Saloon, Salón¡

Por ejemplo, las Erecciones autonómicas y municipales. Es un mito aherrojado de esta tierra.
Aunque prefiero no hablar de esto, porque casi siempre pierdo.

Ps; Muy Bien dicho. )
Bss

Lula Towanda dijo...

Galufante Paisano, metiendo el dedo en el ojo :-). No caigo con eso de los 40.

Carmen Claro que hay que equivocarse, cuando se cambia se corre ese riesgo pero a veces los cambios son realmente estúpidos y se ve de antemano que solo pueden llevar a la equivocación

kukilin Lo de perpetuarse es una consecuencia del inmovilismo. La iglesia católica no se ha movido ni un pelo y lleva más de 2000 año de funcionamiento ininterrumpido. Los toros tiene un reglamento muy estricto y una liturgia muy definida y se mantienen incluso se expanden a Portugal y Francia. El mejor torero actual es un francés: Sebastián Castella y la mejor ganadería es portuguesa: Palha.
No vemos la fiesta de los toros con los mismos ojos, donde tu ves cobardía yo veo valor y donde tu crueldad yo arte y belleza. No se puede decir que los toros sean lindos gatitos, tienen sus defensas y a veces la cosa queda en empate y mueren toro y torero. No vamos perder el tiempo discutiendo cual de las dos visoines es la correcta. Lo importante es que yo puedo expresar mi admiración por la Fiesta y tu puedes opinar abiertamente lo contrario.
Los toros son como la vida, unos la ven cruel otros todo lo contrario. También está llena de frases hechas que tienen origen taurino
Echar un capote
Estar al quite
Entrar al trapo
Dar la puntilla
Dar un bajonazo
Acochinarse en tablas
Dar un pase de pecho
A toro pasado
Entrar a matar

Admc no entiendo nada, será por el sol que me ha dado en la cabeza viendo lo toros desde el tendido 7.

Kukilin dijo...

No puedo creer que admc no entienda nada; ó será que no quiera opinar en contra por ¿"Galantería"? Llegué a tu blog haciendo clic, en un comentario que dejaste a este señor, el cual cuenta de mi mayor admiración y respeto, y hasta ha despertado en mi, cierta ternura por su gran preocupación, en la matanza de abejas, y demás temas muy humanitarios por cierto.
Con respecto al inmovilismo de la iglesia católica, seré breve porque sería un tema muy extenso, solo diré que por no cambiar las estructuras,(LEASE) contradicciones. así le va;En Mi opinión; No es un ejemplo valedero,
Lo que se ve en una corrida de toros, es un animal acorralado, instándolo a defenderse de un ataque, que ni el entiende; He visto huir a un toro despavorido hacia las gradas para no seguir con semejante martirio; Y como sabrán hasta una rata se defiende cuando se encuentra acorralada.
El toro no tiene ninguna chanza de ganar, porque si no lo hace el matador, sus secuaces, corren en su ayuda. ¡Qué valentía!
Y mejor ni hablar de los festejos de Pamplona, que prefiero ( Por mi integridad, ni este ni el otro ) ver; Por sentir un deseo inexplicable a mis sentimientos.
Me siento tan asesina como el MATADOR, CON LA DIFERENCIA, QUE QUIERO QUE GANE EL TORO :

ADMC dijo...

Dear Lula; Yo tampoco entiendo algo. El Sol que decís que afecta vuestra testa puede que sea, nada más, que el reflejo del albero. Quizá la próxima vez, debiérais ir con Pamela.
¿Lo que no pillo es si el tendido siete era para los rotos o para los cosíos? Me quedo con la muletilla, como mi primo.
Seguid bien y entended.

kukilin; Shhh... Cuidadín, porque todos los toros tienen cuernos, excepto los de Guisando. Sino, también puedes ir a Misa, pero allí no valen protestas,)
Buenos días

Lula Towanda dijo...

Kukilin No dudo que la iglesia sobrevivirá, aunque tenga sus altibajos. Es un caso digno de estudio. Los toros existirán mientras no construyan adosados en la dehesas. Los matarán los del ladrillo no los defensores de los animales.
Nuestras posturas son irreconciliables, no tiene sentido discutir sobre ellas.

Admc El tendido siete es el último reducto purista de la plaza de las Ventas. En mi casa tengo el Cosio pero no me lo he leído (mi marido si). Yo lo uso para asentar los forros de los libros de texto de mis hijos. Son los libros de "más peso" que tenemos en casa. En el tendido 7 cada uno se paga su entrada, no como los del clavelito que van de gorra, y mas de un roto en su economía les hace esta afición.

No soy mujer de pamela.

La verdad es que en la blogosfera se corre el riego de cornada cuando uno se pone a hablar de ciertas cosas.