jueves, junio 26, 2008

La AEAT analógica


Debería estar haciendo la declaración de la renta pero en cambio estoy escribiendo un post mientas la espumilla se me escapa por las comisuras los labios de pura rabia. La causa es la AEAT, joya de la corona de la e-Administación española, que está gestionada por mentes analógicas.

La noche de San Juan en vez de irme al saltar la hogueras me recogí en casa para bajarme el programa PADRE y hacer mi declaración como buena ciudadana. Me quedaba una semana para que finalizase el plazo, tiempo suficiente para realizar mi límpida declaración. Hacienda conoce todos mis pasos laborales, mis cuentas de ahorro, mis acciones y mis donaciones. Mis ingresos son transparentes como el agua cristalina, como la de tantos españoles que trabajamos por cuenta ajena.

Desde que me robaron mi portátil en la estación de Atocha perdí mi certificado digital y con los líos que siempre llevo no pedí uno nuevo. Entré en el programa PADRE con la intención de importar los datos por la vía alternativa pero se necesitaba el código de referencia del Borrador. Me dispuse a solicitar un borrador pero el formulario me llevaba a una página para que pidiese cita previa para la declaración. Lo reintenté tres veces hasta que me di cuenta que en la letra pequeña se leía: fecha limite de la petición 23 de junio.

¡LO HABÍAN CERRADO UNA SEMANA ANTES DE LA FECHA LIMITE PARA DECLARACIÓN!

Llamé al teléfono de atención que proporciona la AEAT para preguntar que cual era la alternativa y dónde debería acudir para que me dieran el borrador. Me contestaron:

Lo sentimos, está usted fuera de plazo

Hacienda con tanta e-Administación al final está regida por funcionaros para los que lo ON-LINE es una semana. Aún impera el funcionario con visera y manguitos que requiere cerrar la ventanilla una semana antes de que termine el plazo. Están en la era analógica del procedimiento, sus plazos de comunicación se rigen por el correo de postas.

Todos son "facilidades" para los contribuyentes que entre otras cosas pagamos el sueldo de los políticos y funcionarios.

Mis datos están ahí, en Gilda, son míos y Hacienda no me los quiere dar. He pasado al plan B y he pedido un nuevo certificado, veremos si la FNMT tiene un tempo más digital.

P.D. con la FNMT ha sido coser y cantar, ya tengo mi certificado y podré recuperar MIS datos.

EFMT 1 - AEAT 0

¡¡Ni me menees!!

7 comentarios:

Pilar Jericó dijo...

Creo que la declaración es la pesadilla de más de uno y sobre todo si se te ocurre hacerla el último día, mandarla por email y decirte que el servidor está saturado... y el reloj comienza su cuenta atrás para quedarte fuera de plazo. Eso me ocurrió hace un par de años y, bueno, ahora evito la emoción del último minuto.

Telémaco dijo...

¡Vaya yo pase el trago el martes! y como cada año ¡me pongo de una mala h...! encima de hacernos pagar las formas son absolutamente surrealistas.

¡Cuidado con la casilla 737!

AM dijo...

Es lo que hay Lu; las inconveniencias de la innovación tecnológica, aunque creo que choca con la LeydeProteccióndeDatos, que se pueda acceder a la AET desde Google (genial el dibujito).

Podías, en un día como hoy, 27, haber pedido Socorro!!; que es la Patrona de la Seguridad Social y de Hacienda, de los médicos y del cuerpo de Sanidad Militar, curiosa y orgullosamente coincidente con el Día del Orgullo Gay, auqnue no sé que tiene que ver.

Que mejores de tus humores.
Aquí un pañuelo..

Lula Towanda dijo...

Pilar: Tengo una fe ciega en la cosa digital parece mentira que no tome precauciones siendo del gremio.
Hay que temer un poco de miedo a dejar estas cosas hasta el último minuto.

Telémaco: Estoy pasando el tago. justo en ese momento ves lo mucho que haces por el país con tu aportación y lo poco que te revierte. Es una manera de bajarte la alegría por la proximidad de las vacaciones.

AM: Pues dadas las fechas, La Virgen del Perpetuo Socorro debería ser patrona de los contribuyentes.
Dada la perpetuidad de necesidad de Socorro, a su advocación me entrego.

ALyCie dijo...

Hasta los difuntos, liquidan a la AEAT, en la parte proporcional del ejercicio que han vivido, ergo, se paga por vivir y por vivir aquí, no pagamos los impuestos de Jamaica.
Aunque alguno se moriría por no pagar los/les. Ese no es mi caso.
¡Animo!

Lula Towanda dijo...

ALyCie: Me he quedado de piedra cuando al poner la información de los hijos ponía.
"Si ha fallecido este año, ponga la fecha del fallecimiento"
Me ha dado un vuelco el corazón.

¡Cómo se sufre en el trance de la declaración de la renta!

Lula Towanda dijo...

am: Se me olvidó decirte que el dibujo lo calqué de aquí.