martes, abril 25, 2006

Trifón

El Jueves me voy para Sevilla, con la marabunta o como dicen los sevillanos "como los de los pueblos". Ya me gustaría disfrutar la Feria de lunes a jueves y el resto de la semana recuperarme de los excesos a base de pescado a la plancha en Huelva. Aunque por ahora no me lo puedo permitir, todo se andará.
Como recuerdo dejo este post sobre Trifón, sitio de visita obligada cuando voy a Sevilla y que os recomiendo si pasáis por allí.

En plena Feria de Abril, con un clima primaveral, la tenue brisa perfumada de la flor de Azahar no venía sola, la acompañaba la suerte. En el recinto del Real un conocido nos regaló dos entradas para la plaza de toros de la Maestranza. Esta sorpresa nos llenó de ilusión ya que nunca habíamos visto una corrida de toros en esta plaza(1).

A la salida, nos dirigimos a los bares de tapas de la zona con las ideas muy claras sobre nuestro destino final, directos a La Flor de Toranzo(2), más conocido por el nombre de su fundador, Trifón(3) . Conseguimos 30 cm de barra y nos dispusimos a pedir unas tapas.

El camarero que nos tocó en suerte, en este caso la suerte contraria, atendía por el nombre de Domingo. Era un muchacho joven con largas y finas patillas muy a la moda. Adolecía de una dosis de servilismo difícil de asimilar que ejercía con su voz atiplada hacia la persona de Don Pedro, suponemos que cliente habitual y generoso en sus propinas.

Todo eran atenciones hacia su persona que redundaba en sus acompañantes, un amigo y dos cacatúas elegantemente vestidas.
- ¡Don Pedro, Don Pedro, aquí tiene sus tapitas! ,
- ¡Don Pedro, Don Pedro, aquí tiene un poquito de pan para mojar!
- ¡Don Pedro, Don Pedro, ahora ya le están preparando lo que me ha pedido!
- ¡Don Pedro, Don Pedro.!
Con tanto esmero le atendía, que descuidaba a los restantes clientes que veíamos pasar tapas y tapas siempre con el mismo destino: Don Pedro.

Siendo mujer de poca paciencia, me busque una actividad para mitigar el mal talante que me iba invadiendo y no encontré otra más a mano que la observación del entorno. Aunque el público de Trifón es generalmente de clase media pudiente, estabamos rodeados de gente peculiar.

A mi izquierda, se encontraba un matrimonio acompañado de un amigo, los tres sobrealimentados. Ella era la viva imagen de la Ofelia de Mortadelo y Filemón, con un perímetro torácico digno de una película de Fellini. Cuando soltó la primera risotada elefantiásica, casi preferí la aguda voz del camarero Domingo aclamando a su Don Pedro. Perdí el interés por ella y me dispuse a explorar el otro lado.

A la izquierda estaba situada una pareja, muy poco pareja. Ella, morena, alta, elegante, muy bien vestida y mejor calzada. Él, bajito, feúcho, con la cabeza rapada que anticipaba una incipiente calvicie. Me dije, el calvito debe estar forrado, porque si no, no llevaría tan vistosa compañía; pero de nada le vale frente a Don Pedro, que con su cacatúa se está comiendo todas las tapas.

Estaba yo en tan elevados pensamientos cuando me los disipó el aroma de mi tapa de queso de roquefort con morcilla. Una vez con el emparedado en la mano pensé que había merecido la pena la espera. Pagamos las consumiciones dejando al camarero la nada por propina; ya le compensará Don Pedro, me dije.

Al salir vimos pasar un impresionante mercedes descapotable de color amarillo conducido por el calvito, con la morena de copiloto. Una vez más pensé que siempre me quedo corta; no le hacía yo con tanto coche.

(1)Es muy difícil conseguir una entrada para la Feria de Abril, la plaza es pequeña y la afición muy grande.
(2) Sito en la calle Jimios, nº 1. Antigua tienda de ultramarinos que, como otras, ha derivado en auténtica delicatessen de embutidos y conservas.
(3) Nacido el 1 de abril de 1917 en el Valle de Toranzo, en un pueblecito que se llama San Martín de Toranzo (Santander). Llegó a Sevilla en 1929, el año de la Exposición. Trifón en realidad no se llamaba así, sino Triunfo Venancio Gómez Ortiz, pero en la guerra civil un sargento le dijo: ¿Qué nombre es ese? Eso ni es nombre ni es ná. Y repetía "Triunfo, Triunfo...Será Trifón". Y desde entonces con este nombre es conocido comercialmente.

Sección-Vivir para comer
technorati , ,

¡¡Ni me menees!!

12 comentarios:

CARMEN_R_PURAS dijo...

Pues anda, qué conocidos más "estiraos" tienes en mi pueblo...:) (evidentemente lo digo por el del regalo de las entradas de la Maestranza)
Un beso.

Enpuntas dijo...

Ese sitio es lo mejor que hay. Con sus anchoas con leche condensada. Pura delicia. Y un beso para Rogelio y Nati.

Maria dijo...

Pásalo bien disfruta de la feria, de Sevilla, del "Trifón" y de todo lo que encuentres estos días. Besos

pablo dijo...

igual la vuelta al trifón significa volver a ver a alguno de esos "amigos", y quien sabe, igual el calvo ya está calvo y tiene otra chica para poner en el coche.

almena dijo...

Mira que me lo paso yo bien con estas "crónicas" tuyas.

Queremos masssssssss!!!!

un beso!

burton dijo...

Hola Lula por tu descripción me pareció estar en Trifón y lo de la propina me ha encantado... sí que pague Pedro
salu2
PD: la noticia que relataba con respecyo al morbo es que han matado a un chico de la calle y lo descuartizaron, desperdigando sus trozos por toda la ciudad. La investigación aún no culmina, pero se colaron imagenes del Servicio Médico Legal de todos los trozos de su cuerpo, por lo cual la ex pareja de Hans Pozo (así se llamaba el chico)puso un abogado para que se investigue sobre las responsabilidades de quien coló las tamañas fotos a la red, cuando aún se está investigando el crímen

Chisme Cotilla dijo...

Menuda jungla la de ese bar, suele pasar en los sitios con solera.
Que disfrutes hija.

chousas dijo...

Disfruta de la Feria, Lula :D

Y que no te tropieces con otro Don Pedro... Vaya asco de camarero :S

Lula Towanda dijo...

CARMEN_R_PURAS
El que se estiró con las entradas es un madrileño sobrino de un ex ministro de la transición. Los asientos de la Maestranza son muy estrechos y él tenía sobrepeso. Al vernos flaquitos nos regaló las entradas. La verdad es que no me podía creer mi suerte...

Enpuntas No pude ir a Trifón este año. Sólo salí de recinto del Real para dormir. Pasé por tu caseta y deje pegado un papel con instrucciones para contactar, pero no estaba de Dios que nos viéramos

Maria Lo pasé muy bien y me reencontré con varios amigos. Este año en vez de resaca me he traído un constipado de muerte.

pablo No fui a Trifón, es la primera vez que fallo. No pude ver al calvito del mercedes descapotable amarillo. Pero parejas disparejas de ese tipo he visto muchas en la Feria.

almena Bien podría dedicarme a la critica de bares y restaurantes. Dotes de observación y paladar no me faltan, pero por ahora no he tenido ninguna oferta.
Si alguien se anima..

burton Cuando vengas a Sevilla, no te pierdas Trifón. En esta feria me he reencontrado con un amigo español que trabaja en Santiago y vino con su polola. Ella lo pasó fenomenal, se vistió de gitana y ha aprendido a bailar sevillanas y rumba.
Lo que me cuentas de Hans Pozo pone los pelos de punta, la curiosidad morbosa no tiene límites.
Chisme Cotilla
Anda que no te lo ibas a pasar tu bien en Trifón cotilleando a derecha e izquierda. Si vas por Sevilla no te lo pierdas, además podrás probar el emparedado de anchoas con leche condensada que está de muerte.

Lula Towanda dijo...

chousas: Lo pasé muy bien en la Feria aunque me he resfriado por tomarme un habana club con coca-cola a las orillas del Guadalquivir mientras daban los fuegos artificiales. A quien se le diga que me resfriado en Sevilla no se lo cree.
El camarero del Trifón daba asquito con tanto servilismo. Una cosa es dar servicio y otra esas babas tan innecesarias. No se como la gente aguanta ese trato tan pegajoso, a mi me desagrada muchísimo.

Enpuntas dijo...

Towanda! Qué pena que no nos viéramos :(

Lula Towanda dijo...

Hasta que cumpla 100 años ¡no me quedan ferias de abril para intentar quedar con los colegas blogeros!
Tendíamos que crear lo de blogs&rebujito