martes, julio 04, 2006

La envidia

Hace algún tiempo me puse a pensar en la idea de la envidia. Esta palabra, que tantas connotaciones negativas nos evoca, me sugirió, al pensarla, nuevas visiones que, sorprendentemente, no eran tan negativas.

El querer repetir lo que uno ve que le gusta de otro hace que las cosas originales (nuevos inventos) se acepten e intenten superarse.

En la carrera de la evolución, el hombre intenta llegar más lejos, aumentar sus conocimientos en una búsqueda constante de lo que, idílicamente, sería la felicidad. Podemos observar un aumento de movimiento. Se vuelve más ágil, más inteligente, más capaz y se aprovecha más el tiempo.

Vi un documental sobre el hombre prehistórico que me iluminó sobre el tema. Estaban los cavernícolas buscando comida, en una época en que su único sustento eran los animales muertos. Cazados por ellos mismos o encontrados entre carroñeros. De pronto, a uno se le ocurrió acceder al interior de los huesos, ya partidos, mediante un palito con el que se ayudaba para sacar su contenido y degustarlo. Detrás de unos matorrales había varios de su tribu observándole. Nunca habían visto nada igual. Después todos le imitaron y desde aquel momento intentaron superarle: mejores utensilios, más destreza, en definitiva, habían aprendido mucho y practicado.

Seguro que el primer sentimiento que generó todo fue la envidia: yo también quiero tener o hacer lo que aquel hace o posee. Si él puede, yo también. Si él tiene, yo también puedo tenerlo.

Aquel primero que "sobresalió", al que envidiaron, se convirtió en un gramo de luz que impulsó al resto a evolucionar. De este modo, la evolución colectiva es más rápida. De hecho genera una energía que lleva a los demás a sentirse más seguros e impulsados a imitar el ejemplo.

Siempre se ha dicho que España es un país de envidiosos, bien, pues yo creo que si se sobresale de corazón, con desinterés, se actúa sin querer como vehículo de crecimiento. Por eso los españoles nos vemos impulsados a un ritmo vertiginoso. Claro que no juzgo si lo que se envidia o imita es bueno o malo. Eso lo dejo al gusto del envidioso y sus necesidades.

Observo a muchos envidiosos y sólo puedo ver su necesidad de acaparar, bien sea de índole material o meramente sentimental. ¿Realmente necesitan poseer lo del otro para arrebatárselo o simplemente están aprendiendo nuevas maneras, costumbres o útiles?

Hay tantas respuestas como tipos de envidiosos, pero lo que sí me queda claro es que se puede ver la envidia desde ángulos más positivos.


Sección-Reflexiones

technorati , ,

¡¡Ni me menees!!

19 comentarios:

Lula Towanda dijo...

De las muchas maneras de clasificar la envidia, veo una clasificación muy clara. Los que envidian porque desean ser o tener lo que los envidados y los que quieren que los envidiados pierdan lo que son o poseen para que tengan un nivel equivalente de los que les envidian. El igualarse por arriba o por abajo, progreso o retroceso eso es la cuestión.
Creo que la envidia tradicional española es la del retroceso.

Fernando dijo...

Mesdames, llamemos a las cosas por su nombre. La envidia es envidia, y punto; un defecto despreciable, aunque muy "nuestro". Otra cosa bien distinta y positiva es la emulación.
Mis respetos.

Rebecuqui dijo...

Mi muy humilde opinión al respecto es lo que decía el Dr. Lecter en el silencio de los corderos, que todos deseamos lo que vemos a diario y aprendemos desde niños a querer lo mismo que tiene o es el compañerito de guarderia.
Que España sea un país de envidiosos... no creo que más o menos que otros países, y si le podemos dar un punto favorable en esto creo que sería decir que al menos nosotros lo exteriorizamos y tal vez otros no y son igual de envidiosos y destructivos en ese tipo de envidia de retroceso que menciona Lula.
Yo más que envidiosa me considero "caprichosona" (mi madre dixit), vamos de esas de que si culo veo... pero nunca me he alegrado de la desgracia ajena porque tengo mucha conciencia de eso de que "si deseas el mal a otro, se te puede rebotar", y aunque suene a egoismo, procuro no querer que le vaya mal a nadie, no vaya a ser que luego me venga mal a mi.

Galufante dijo...

No has oído decir nunca eso de...eso lo sereis vosotros??? Pues es uno de los múltiples males endémicos del español...

En mayor o menor medida, todos acusamos una cierta envidia y no seré yo quién diga que eso lo serán los demás...

Lula parece que ha captado la doble vertiente de la envidia, supongo que tiene mucha razón respecto a esa malsana inclinación a igualarse a los demás por abajo, fruto de una manifiesta incapacidad para luchar por algo mejor...
Frente a esta manifiestación tan deprimente de la envidia, también existe la complementaria reactividad del sujeto objeto de envidia retrógrada a fin de salvaguardar sus merecidas posesiones...Porque nadie se las ha regalado, verdad Lula???

Agur.

Muxfin dijo...

Estoy de acuerdo con Fernado, "la envidia es envidia, y punto".
Los envidiosos me dan tristeza, pues han ido a elegir el único Pecado Capital que sólo produce sufrimiento.
Prefiero cualquiera de los otros seis.

Gran Pitufo dijo...

La gente que hace diccionarios se dedica a recoger los usos de las palabras y encontrar definiciones representativas. En este caso, los de la rae han descubierto que se usa con dos significados:

1. Tristeza o pesar del bien ajeno.
2. Emulación, deseo de algo que no se posee.

Así que la palabra se viene usando con estos dos significados, clasificación idéntica a la de Lula.

Yo creo que la española es la segunda, pero con virulencia. No es sólo que el español se entristezca, es que además quiere tirarle piedras al envidiado.

Gran Pitufo dijo...

Por otra parte, respecto a esto:

"En la carrera de la evolución, el hombre intenta llegar más lejos, aumentar sus conocimientos en una búsqueda constante de lo que, idílicamente, sería la felicidad."

Francamente, no conozco a nadie que intente eso. Aunque lo contrario sí que lo he visto.

Lula Towanda dijo...

Veo por Gran Pitufo la descripción siempre certera de la RAE. De las dos definiciones la de la tristeza o pesar por el bien ajeno es la envidia irracional, la del retroceso y la segunda la Emulación, deseo de algo que no se posee se parece mucho la visión positiva que describe Karuna así que Mux fin y Fernando tendrán que aceptar la emulación cono tumor benigno de la envidia de envidia , vamos el culito veo, culito quiero de rebecuqui (y mio) que creo que en cierta medida es saludable el tener estímulos por conseguir algo.
Galufante toca la fibra sensible de los envidiados que se enrocan en sus posesiones/privilegios, ganados en buena o mala lid o regalados por la Diosa fortuna. ¿quién no lo haría? ¿quién no se considera merecedor de lo que tiene? Solo los Santos son capaces de desprenderse de todo y aun así también son envidiados.
Me ha hecho mucha gracia lo de la tristeza por el bien ajeno pero con virulencia que comenta Gran Pitufo, me ha venido a la memoria los programas del corazón con esos ?periodistas? carroñeros que encarna tan ajustadamente este concepto. También me ha gustado la apreciación de muxfin, siempre tan fino: la envidia es el único Pecado Capital que sólo produce sufrimiento.

karuna dijo...

Gracias por enriquecerme con los comentarios. Cuando se toca un tema de una manera tan concisa, como un pequeño artículo, es obvio que se dejan muchísimos puntos de soslayo.
Me ha gustado mucho la visión de Lula, aunque me da un poco de pena. Sobre la emulación de Fernando, tan exacto, si, claro que estoy de acuerdo, mi punto de vista positivo partía de ella. Así que, sin mirar el RAE, no andaba tan desencaminada.

Galufante dijo...

Lula, me devano los sesos pensando en si te he llegado a tocar la fibra sensible...No te enroques, anda...

Agur.

Lula Towanda dijo...

Galufante: a lo único que me puedo agarrar es a un clavo ardiendo :-)
No creo que despierte la envidia de nadie salvo por mi capacidad de sobrevivir con buen ánimo y no hacerme mala sangre por las injusticias. Ya sabes que no me gusta guardar rencor ni tener envidia de la mala porque no es bueno para el cutis.

Muxfin dijo...

Lula De acuerdo... acepto envidia 2.0 como animal de compañía.
Por cierto ¿Como puede tener la RAE copyright de las definiciones de las palabras? ¿no debería ser un servicio de dominio público?

Lula Towanda dijo...

muxfin: La RAE es un servicio porque: Limpia, fija y da explendor :-)

Hay pocas instituciones de las que me fío, una de ellas es la RAE, por favor no me quites esta confianza.

Después de todo prefiero esta definición flexible, lado bueno y lado malo al de la Iglesia Católica en la que es un pecado Capital y punto final.

No sé si te has fijado que las mujeres somos más tolerantes con la envidia ¿por qué será?

Muxfin dijo...

Lula: Interesante observación, tal vez nosotros más tolerantes con la gula o con la ira.
Se admiten opiniones.

Gran Pitufo dijo...

Saliendo un poco del tema: lula, si sigues confiando en la RAE, atenta a esta perla:

distender.
1. Aflojar, relajar, disminuir la tensión.
2. Causar una tensión violenta en los tejidos, membranas, etc.

¿Da gusto que se contradigan, eh?

Lula Towanda dijo...

Muxfin Además de la gula y la ira ¿que me dices de la lujuria?

gran pitufo Nada es perfecto, ni la RAE, pero en su defensa diré que la segunda acepción de distender es un término médico y ya sabes que este colectivo tiene un lenguaje y hasta una escritura propia :-)

karuna dijo...

Ostres! Muxfin - Lula 2-0, Karuna tocada, pero no hundida; eso quiere decir que trae cola (era el de 4, el portaviones).
Lula: Y yo que creía que las mujeres éramos más envidiosas!
Pensándolo bien, es lógico que, como mujer, vea la envidia de las mujeres (Uep, casi hundida!).
La RAE es lo que hay. Es muy difícil encontrar gente que quiera realizar una alternativa, por eso: Ajo y Agua.

Galufante dijo...

Lula:

Seguro que tienes el cutis terso y suave como el culete de un bebé...El rencor es como la envidia, sólo lo sufren los demás...sobre todo, los propios...

Agur.

Muxfin dijo...

Lula Jejeje... la lujuria la había dejado para que picaras.
karuna No te sientas hundida, considera los comentarios como flotadores para seguir navegando.
Besos