viernes, enero 12, 2007

Innovación casera

S.M. me envió el post La cocina de mi amiga por correo para que lo maquetase y como lo que llevo sobre los hombros no se le puede llamar cabeza, lo di de alta con mi identidad. Para más inri he sido abducida por el trabajo varios días y cuando me he dado cuenta tenía ya 11 comentarios y no he podido desfacer el entuerto. Mil perdones S.M.

Uno de los riesgos de la adolescencia, junto con el acné, es que tu mejor amiga te robe el novio pero a estas alturas de mi vida lo único que me expongo es a que me robe un post .

Le pedí a mi marido que hiciera una foto de la cocina de mi casa para escribir una entrada. Me pareció que había quedado tan fotogénica que se la envié a S.M. para que recordara las muchas horas que pasó en ella. Nada más verla escribió el post La cocina de mi amiga y me lo envió por correo para que se lo maquetara con la foto. Me ha quedado por tanto solo un trocito de la foto, haciendo zoom, para ilustrar el post que tenía pensado.


Las mujeres estamos muy dotadas para la innovación porque aplicamos la mejora continua a las cosas más cotidianas. Una de ellas ha sido encontrar el disipador ideal para mi portátil Towando. Al principio, como todas las ideas geniales, causó risa y befa entre mis allegados pero para mi satisfacción personal he descubierto que he creado tendencia.

Mi miniportátil pasa muchas horas encendido porque su dueña y señora se pasa las horas muertas haciendo uso de él. El pobre se calentaba mucho y me empecé a preocupar si esto le acortaría la vida. Busqué la manera de disipar de forma óptima el calor que genera y pensando, pensando, me dije "aire" necesito crear una capa de aire entre el portátil y la mesa.

Mientras pensaba una solución me preparé una merienda. Utilicé para partir el pan una tabla de madera muy útil para no manchar la encimera. Consiste en una bandeja sobre la que se apoya una rejilla de madera, de forma que al partir el pan las migas caen directamente a la bandeja y no queda rastro de la operación. En ese momento pensé: aire, tiene una capa de aire y su tamaño puede valer...

Pensado y ejecutado, la tabla para partir pan cambió de función y ahora es disipador de mi Towando y me lo mantiene a temperatura ambiente independientemente de las horas que esté conectado.

Mi hijo Bart se reía de mi inventillo y le contó a sus amigos lo que hacía su vieja para que no se le calentara el portátil. El eco que encontró fue que sus colegas se compraron una tabla de partir pan y ahora sus portátiles no se ponen al rojo vivo. Al publicar el invento lo pongo bajo una licencia creative commons, así que si lo usáis os ruego que digáis de quién fue la idea. Puede que me haga famosa aunque no rica.

Las casas están llenas de artilugios que nos vamos haciendo las mujeres para mejorar nuestra vida cotidiana. Sin ir más lejos, mi amiga Merche, profesora de matemáticas, tiene una larga lista de "utilities" caseros, entre ellos un sistema de poleas con pesas que cierran los armarios y las puertas.

Me pregunto yo que con tanto ingenio femenino ¿por qué hay tan pocas mujeres que se dedican a la innovación?

Sección-Reflexiones

¡¡Ni me menees!!

17 comentarios:

Candela de los dolores dijo...

genial el invento amiga

yo le habia puesto al mio un salvamanteles en forma de espiral pero el tema rustico de la madera se lleva la palma



besos

Muxfin dijo...

Seguro que te acordaste de tu época con los "filophones".
Aquellos equipos funcionaban (y funcionan) con temperatura ambiente de más de 40º.

Kotinussa, alias "Koti" dijo...

Para que veas. Y mi ahijado, que está en 3º de Ingeniería y saca unas notas tales que los catedráticos lo llaman por teléfono cuando le están corrigiendo los exámenes, para felicitarlo, lo que hace es abanicar al ordenador como si fuera una dama antigua con un vahído.

Como dentro de poco es su cumpleaños le voy a regalar la tabla del pan, a ver qué cara pone. Y luego le explicaré para qué sirve.

Chisme Cotilla dijo...

Quilla, que pedazo de idea, yo uso la tabla del parchís, sobre todo cuando coloco el portatil encima de la mesa camilla, lo aisla del calor del brasero y si lo coloco sobre mis rodillas me aisla a mí del calor del portatil, mas que nada para reservar mis queridad gonadas.
Y yo sigo sin él, todavia en el taller, creo que tenemos el mismo, nada mas verlo se me han saltado las lágrimas.

almena dijo...

mmmm ¡corro a por un towando!

:)

besos!!

Lula Towanda dijo...

Candela Pues el salvamanteles está en la misma gama de producto, solo que en otro material. Somos co-inventoras del disipador casero del Portátil.

Muxfin Siempre he sido muy sensible a que la electrónica no muera por calor. En la época filophone
las temperaturas eran infernales, pero aguantaban bien los equipos.
Alguien en Murcia inventó un sistema de ventiladores para refrescarlos y quiso expandir la idea. Fue un pequeña guerra que perdió el murciano. Así se quedaron a 50 grados y funcionado.

Koti Con lo listo que es el chaval en cuanto lo vea le da su uso, aunque antes lo estrene para hacerse un bocata.

Chisme Te tomas el ordenador como un juego,¡mira que ponerlo encima de la tabla del parchís!
Me parece muy bien que te protejas de todo mal.
Siento mucho que estés tan solo y que le eches de menos, pero no te compres un Mac, el nunca lo haría.

Almena Hoy abre el corte Inglés y está de rebajas :-)

Kotinussa, alias "Koti" dijo...

Lula, ya estoy otra vez con el blog. No he podido esperar más porque me daba envidia cochina cuando venía a los vuestros.

Estoy en http://kotinussa.wordpress.com

Allí os espero.

María dijo...

No se me habría ocurrido tu invento pero aunque mi pc no es portátil, es "grande y fijo", ya tengo idea de un buen regalo para hacer y sobre todo de ver la cara que ponen cuando lo regale. Besos

Lula Towanda dijo...

Koti Ya he colocado el nuevo enlace al cuaderno de apuntes.

María Quedarás divinamente y te lo agradecerán siempre.

Zifnab dijo...

Ainnnnnn

Que cosas. No tengo portatil, así que no entendía demasiado esa vocación por el calentamiento que usan, pero si que es ingenioso, si.

Se feliz

la-de-marbella dijo...

genial, lo he puesto en practica y chica, que maravilla. Eres unica y como diriamos por aqui: "esta muchacha vale pa´to" Besos

la-de-marbella dijo...

Genial, lo he probado y funciona fenomenal. Vales tu peso en oro y mas y mas y mas y muchisimo mas. Besos

Fernando dijo...

Creo que tú misma te has respondido: buscáis artefactos para comodidad personal, o sea, para buscarse la vida, que es lo que han tenido que hacer las mujeres desde la noche de los tiempos; y, en el mejor de los casos, piensas en hacerte famosa, pero no rica.
¿Ves? Sois, ante todo, personas, no empresas en potencia.

Lula Towanda dijo...

Zifnab Aunque seas mago, te vendrá bien un difusor de calor para el portátil que un día tendrás.

Marbellí Es que las cosas sencillas son las mejores: bueno, bonito y barato. Además, se puede comprar en los chinos :-)

Fernando Muy buena reflexión. Por eso hay tan pocas mujeres empresarias :-)
Desde las cavernas las mujeres somos las que vamos buscando la comodidad en las cosas cotidianas y nunca nos lo ha reconocido el género masculino.

Rosa J.C. dijo...

Towandito -el miniportatil- y Corchaíto son clones.

malachuca dijo...

Muy ingenioso, pero no sé si me voy a atrever a copiarte porque me hiere un poco la vista. Claro que lo mismo con una capita de pintura a la tabla no quede mal.

Lula Towanda dijo...

malachuca lo de la capa de pintura no es buena idea, puede so ser tan buen aislante como la manera al natural.
Antes es la salud del prtátil que la estética.

Mi hija la menor que es muy fashion tiene un soporte de madera de teka para no escurrirte en la ducha que compró en IKEA que es más elegante.