sábado, enero 06, 2007

El congelador

Actualizado 8-1-2007:

Veo que Telémaco en su post Queridos reyes magos-II me ha leído el pensamiento y hemos empezado el año con magia blanca. Brindo para que se alejen de nosotros los que nos hacen la vida difícil y que les vaya bonito.

S.M. ha comentado en el post de espíritus digitales mi faceta “mágica” y ello me ha dado pie a que lo explique para desmitificar mi imagen de mujer racional que, como veréis, es pura fachada.



Empecé a frecuentar adivinos cuando el proyecto en el que trabajaba se llenó de incertidumbre. Una amiga y compañera fue la pionera en estas visitas y unos cuantos seguimos su ejemplo.

Todas las adivinas a las que he visitado me han augurado un gran éxito profesional que llevo escrito en la palma de la mano. El Destino me tenía reservado el camino de la gloria pero a mí me dio por apartarme de él y ponerme a husmear en otras sendas. También me auguraron cierta fragilidad en el entorno hostil en el que me encontraba y me recomendaron algunos trucos de magia blanca para defenderme del peligro.

Aunque poseo un desarrollado instinto de supervivencia y me defiendo con cierta soltura, la prudencia aconseja blindarse de todo mal. Una de estas protecciones consistía en "Congelar" las malas intenciones mediante el procedimiento de escribir el nombre de la persona sospechosa de maldad en un papelito que se depositaba en el congelador. Esta creencia debe estar ampliamente extendida porque la he visto practicar por un personaje cubano en la película El cuarteto de la Habana de Fernando Colomo .

Empecé a escribir los nombres de las personas que se podían catalogar en alguna de estas faunas laborales: niñatojefes ,Forrest Gump, alimañas, gallináceos, Dorian Grays, remolones, Singermornings, ladillas, Perros del hortelano, Munsters, mansos, Torrentech, etc. creando un arca satánica de Noé. Las cosas en el proyecto empezaron a ir mejor gracias a mis desvelos por ir poniendo a todos estos personajes a buen recaudo en la cárcel de hielo, pero el Destino es muy bromista y me torció el conjuro.

Tengo la desgracia de pertenecer a la subestación de Unión Fenosa de El Cerro de la Plata famosa por dejar de funcionar días enteros. En una de sus espectaculares caídas me encontraba de vacaciones en la La casa del soltero y cuando regresé mi congelador era un amasijo de hielo y papel. Perdí toda la protección y el proyecto entró de nuevo en barrena. Mis colaboradores me reprochaban mi falta de previsión por no tener un back-up de los congelados. Como el ave Fénix renací de mis cenizas y volví a construir la base de datos de malvados pero esta vez los deposité en un recipiente a prueba de descongelados abruptos.

Hoy día sigo incrementando los nombres y le he añadido un componente lírico: con el nombre hago un pareado. Sí, sigo sobreviviendo en mi entorno laboral lejos de la gloria a la que estaba predestinada.

Sección-Expedientes-X

¡¡Ni me menees!!

15 comentarios:

Julen dijo...

¿Y no sabes si el efecto descongelación tuvo alguna consecuencia particular entre tus malvados? Lo digo porque a veces los conjuros, cuando sufren esas tremendas amputaciones, evolucionan de forma inesperada.
Por cierto, hablando de malvados, a mí me pasó algo un tanto especial.
Si he de citar a una persona malvada que yo haya conocido en mi vida profesional (me refiero a malvada malvada, pero malvada de verdad) su nombre lo tengo claro. Ocupa el primero puesto del ranking de forma muy destacada y tengo serias dudas de si alguien algún día podrá arrebatárselo. Pues bien, esta persona, al de cierto tiempo que dejara de tener contacto conmigo, falleció fulminada por un cáncer de garganta de forma muy rápida. Siempre se dice que no está bien hablar mal de los muertos. Bueno, pues está muerto. Yo, claro está, a nadie le deseo eso ni hice nada semejante a colocar su nombre en ningún tipo de contenedor. Pero ocurrió. Y a veces pienso qué cosas tiene la vida, que se lleva por delante a tu malvado más malvado.
Y sí, lo que cuento, es cierto, palabra por palabra.

María dijo...

No sabía lo del congelador pero quizá lo empiece a poner en práctica, en algunos casos. Yo tengo pendiente una visita a una de esas "adivinas". Besos

Zifnab dijo...

No deja de ser magia de aficionados, pero por algo se empieza

Yo creo que hcie algo parecido antes de quebrar universos y cambiar los colores del cielo. Pero lo cierto es que por muy espectacular que uno sea, sigue sin tener importancia y volví a los hechizos sencillos de los que hablas

Te cojo la receta

Se feliz

chousas dijo...

¿Tú jugando a las brujas? Oo'
Jamás lo hubiese dicho xD
En fin, perdona si te he molestado alguna vez y tal... jeje

almena dijo...

:)
si es que tienes alma de poeta hasta para los conju-helados!

besos!

Lula Towanda dijo...

Julen El efecto de la congelación no causa ningún mal a los congelados solo los mantiene a raya de hacerte mal. Es magia defensiva no agresiva. Tuve en el congelador a un director que me hacía la vida muy difícil. Tenía buen fondo pero muy malas formas. Me hizo aborrecer la carrera profesional, pero creo que le debo estar agradecida. Siempre tuvo muy mala conciencia de mi retiro y quiso arreglarlo pero era demasiado tarde, yo había visto la luz. El papel con su nombre es el único que saqué del congelador.
Existe el dicho que a todo cerdo le llega su San Martín, pero salvo excepciones es falso, los cerdos tienden a ser longevos.

María Ya me contarás que tal y si te gusta la adivina pásame el contacto.

Mago Cuándo me vas a regalar con tu magia para hacerme unas predicciones aunque sea para el 2007. Anda, augúrame argo...

Chousas Tu si que me entiendes. Tranqui que salvo a menéame, no he congelado a nadie de la blogsfera

Almena Si fuera capaz de hacer haikus seria la pera limonera. Por ahora son meros ripios

Telémaco dijo...

Pues ya he puesto un par de papelitos en el congelador y si funciona le pongo una UPS a la nevera para evitar riesgos.

Lo que tengo es que inventarme algo por si mi mujer va a sacar unas croquetas y se encuentre los papelitos.

mint dijo...

Conocía a gente que guardaba en el congelador las ofensas y las descongelaba en el momento adecuado para restregarlas por la cara del ofensor años después. No conocía el nuevo uso de los electrodomésticos y me pregunto que harían las brujas medievales. No creo en nada pero por si acaso voy a reservar un espació en mi nevera para mis demonios particulares. Si funciona te estaré eternamente agradecido.

Lula Towanda dijo...

TelémacoCuéntaselo a tu mujer, que seguro que también le da el mismo uso.
En casa pillé a mi hija la erudita congelando a algún profesor y si me pongo a leer los papelitos seguro que encuentro que otros miembros de la familia han contribuido a la congelación.

Mint lo que si te puedo garantizar es que te quedas mas tranquilo cuando congelas a los malvados y cuando te encuentras con uno de ellos piensas: ¡te tengo congelado! y al menos te da la risa.

Fernando dijo...

¡Descartes, sálvame de tanta herejía!

Lula Towanda dijo...

Fernando Cuanto mas años cumplo, menos caso le hago a la razón. Es una cuestión de supervivencia. Descartes tendría mucha razón pero vivió 53 años. Yo le pienso salir más cara a la S.S.

Candela de los dolores dijo...

Querida Lula y amogis , yo tambien pase por esa epoca magica dela que aprendi a tiara el tarot , las baraja gitana rusa y leer los poso del cafe , ( cunado querais os invito a una tirada virtual ) De ese aprendizaje mágico obrtuve grabdes beneficios porque ¿ sabeis lo que se liga ?

Tambien tuve mi tournnéeeee por toda bruja que se preciara , y la verdad que hubo un tirador de cartas que hasta la fecha me ha ido adivinando todo

Tenia una herboristeria por la parte antigua de Barcelona , era una de esas tiendas llena de maderas y olores especiados . La tirada duro mas de dos horas y nos reimos mucho el y yo


la pena es que me dijo que "no moriria sola" y no se si interpretar que a mi vejez estaria acompañadisima o que moriria con otros muchos todos a la vez .

EN fin creo que despues de 20 años se merece otra visita

besos

Lula Towanda dijo...

Candela Cuéntame de tu adivino y pásame la referencia.

hace que no voy y debería volver para ver si sigue con el rollo de que voy a triunfar. Cada año que pasa parece que es menos verosímil.

Lo de morir acompañada puede ser que sea en una noche de amor loca, eso si, nonagenaria al menos.

Petalouda dijo...

Saben que? Parece que es cierto. Resulta que hace años, mi pais jugaba contra Brasil (futbol, ya saben cómo es Brasil pentacampeon y todo eso) y mi pais es muy malo en futbol asi q de seguro Brasil ganaba. Y con la macumba, obvio q eran invencibles, asi que con unos amigos dibujamos al planel verdeamarelho, a cada jugador con su numerito, y en un frasco envuelto en una bolsa negra al congelador.
Mi pais gano el partido, cosa q no se ha vuelto a repetir.
Y hoy lo intentare mas en serio, con una vieja (profe de la U) que me esta haciendo mucho daño, para que la corte de una vez por todas, es tanto el daño que el año pasado casi me internan en una clinica psiquiatrica porque tuve ganas de suicidarme por que por culpa de ella casi me eliminaban de la U, y yo con buenas calificaciones y todo, pero se valio de un argumento muy injusto para dejarme en la cuerda floja, hasta hoy.

Igual ademas rezare para que el señor me ayude. Pero creo que no hago nada malo congelandola, y si resulta, volvere a este blog para contarles.

Lula Towanda dijo...

Petalouda Ya nos contarás los resultados