miércoles, noviembre 22, 2006

La alimaña

Estoy que me salgo, del blog por supuesto. Medio escribí un post en el blog de Muxfin y otro para el blog de Toxcaltl para su sección de estrella invitada (pendiente de publicar). Esto ha agotado mi escasa capacidad de creación de contenidos y por eso echo mano del fondo editorial.
No es por nada, pero la reorga en la que estoy inmersa me ha recordado este post que advierte que no "to el mundo e güeno"

Cuando se tiene un corazón de oro, noble y generoso, se está en disposición de ganarse el cielo pero supone una enorme minusvalía para ganarse el sustento. Esos corazones son presa fácil para las alimañas, que se sitúan al otro lado del espejo reflejando en la nobleza, bajeza; trocando generosidad en egoísmo y ambición desmedida.

El objetivo de la alimaña es hacer daño, aun a costa de no sacar tajada. Es como la zorra que entra al gallinero y que mata a todas las gallinas pero no se las come. Este espécimen utiliza como herramienta de ataque la mentira ponzoñosa, que el ingenuo corazón áureo no concebirá en su cabeza y que sólo percibirá cuando todo el mal esté hecho y sea irreversible.

La alimaña no siempre está dotada de una mirada torva ni de un aspecto amenazante, sino que a veces bajo la apariencia de un ser encantador esconde sus tendencias malvadas. No obstante, la cara es el espejo del alma y es difícil que no quede rastro de su vileza en sus facciones, aunque he conocido casos verdaderamente milagrosos en que las fechorías no ha dejado huella(1).

Aunque las alimañas tienden a disfrazarse bajo la piel de cordero, con el tiempo les resulta muy difícil ocultar sus capacidades abyectas, siendo reconocidos en su entorno y declarados de utilidad pública(2) por los que sustentan el poder, que los utilizan en faenas de aliño para despejar el camino de románticos librepensadores, conciencias incómodas, solidarios desfasados(3) . A veces se les va la mano y se llevan por delante hasta a los becarios más precarios.

Es muy interesante observar cómo se relaciona la alimaña en los eventos sociales, ya que una cosa es que sean de utilidad pública para ciertos usos y otra muy diferente su aceptación social por el poder. A la alimaña generalmente se la divisa en soledad o en compañía de los de su misma especie, intentando pasar desapercibida pero observando las posibles víctimas que confiadas se entregan a las risas entre los compañeros y sin embargo amigos.

Existe una falta total de previsión de las posibles víctimas y por tanto una carencia de organización basada en el Fuenteovejuna, todos a una para defensa de los cada vez más escasos corazones de oro.

Desde esta página hago un llamamiento contra las alimañas: ¡A por ellos que son pocos y cobardes!

(1) Deben ser casos similares a la novela de Oscar Wilde titulada El retrato de Dorian Gray, de tintes satánicos.
(2) Lo que son las cosas, como el agua mineral Solán de Cabras que es tan buena para el riñón.
(3) Son los que tienen la desfachatez de solidarizarse con el débil, en vez de hacerlo con el que sustenta el poder.

Sección-Fauna humana

technorati , , ,

¡¡Ni me menees!!

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Lástima que usted no pueda poner un retarato robot. Quedaría bien la foto colgada de una farola y subrayada con un Wanted. Aunque bien mirado igual les facilitaría la labor a las empresas a la hora de contratarlos

Se feliz

Anónimo dijo...

zifnab si quieres o te mando unas cuantas..¡ay!.. espera..mejor no, que son fotos reales.

De todas formas como dice Lula, se les nota en la cara, en la mueca, en la sonrisa de medio lado, en el aguijón siempre preparado.

Julen dijo...

Las alimañas... contra otras alimañas, para que disfruten en su mundo. Es lo mejor, que se enfrenten con quienes comparten fondo vital. Yo prefiero evitarlas y gastar la mínima energía con ellas (a no ser, claro, que te maltraten directamente).
Si son alimañas, peor para ellas.

almena dijo...

Afortunadamente "son pocas y cobardes".
Sí.

:)

Lula Towanda dijo...

zifnab una vez oí que los verdaderos H.P. son muy escasos y que por eso estaban tan bien pagados.

telemaco también podría subir unas fotos. Cuando escribí estas líneas estaba trabajando con una alimaña para otra alimaña. Adelgacé 4 kilos y me renové el vestuario en la rebajas de verano. Al menos las alimañas no engordan.

Julen Hago lo mismo que tu, me aparto lo más que puedo de ellos, sé que tengo todas las de perder. A veces los dioses, perdón los jefes, son caprichosos y de arrojan al abismo con las alimañas.

almena Claro que si, son pocos y deberíamos poderles. ¡algo habría que hacer!

Anónimo dijo...

Vengo de leer la entrada de Para mis sufridores (http://itziarortega.blogspot.com) y me encuentro con la tuya. Uf, es demasiado para estas horas de la mañana. ¿Por qué será que cuando los días se hacen más obscuros a todos nos da por recordar a la mala gente? Me uno a tu campaña en defensa de los corazones de oro, pero también me pregunto ¿por qué será que siendo menos, las alimañas tienen más poder?. No, si al final acabaré pensando que el poder consiste en la capacidad de hacer daño a los demás. Me parece que estamos muy negativos, deberíamos ponernos de acuerdo y dedicar una entrada en nuestros blogs a un corazón de oro. Hablar de una persona que hemos conocido y nos ha alegrado la vida. Se lo merecen más, pero por desgracia, siempre acabamos hablando de alimañas. Será porque hacen más ruido. Un beso.

Anónimo dijo...

Mint Tienes razón con lo del triangulo de las malas personas. Deberíamos escribir algo más positivo.
Se me ha borrado una semblanza que había escrito de mi amiga Carmela, corazón no de oro sino de platino y diamantes.
Me inquieta que se me pierdan las cosas qu escribo y no me gusta rescribirlas porque sé que ya no son igual. Pero en ese caso voy a hacer un esfuerzo.

la-de-marbella dijo...

Ojala fuese tan fácil!!!! Llevo toda la vida luchando contra ellas y son como las cucarachas crecen y se multiplican por doquier. No bstante no pierdo la esperanza....Besos, que bien te expresas chiquilla

Lula Towanda dijo...

Marbellí: si son con como las cucarachas, mal vamos, esas sobreviven a un ataque nuclear.
Si inventáramos algo para que se cocieran en su propio veneno, podría ser la solución.

Galufante dijo...

Otra reorga??? Parece que se han dado cuenta de que sobra mucha gente...bueno, creo que de eso no querrán darse cuenta nunca...la sopa boba...

Agur.

Galufante dijo...

Se me olvidaba que tu, porsiaca, haz como las abuelas...ver, oir y callar...

Agur.

Lula Towanda dijo...

galufante gracias por el consejo. Soy una tumba, solo escribo, pero con seudónimo