miércoles, diciembre 14, 2005

El Perro del hortelano

El post del Sr. Martínez sobre La retórica de las reuniones, me ha traído a la memoria la figura del perro del hortelano que escribí a tras sentir que me segaban la hierba bajo los pies. Este es mi desahogo.


Bajo el título de "El perro del hortelano"(1), Lope de Vega nos pone en clave de humor el mito de "ni come, ni deja comer" encarnado en la figura de Diana, condesa de Belflor, que no se atreve a aceptar a su secretario como galán ni deja que éste corteje a su doncella. En un sinfín de situaciones provocadas por la condesa, unas avanzando en su romance otras retrocediendo, bien se la podría llamar condesa de "Sí-pero-no". Como buena comedia, el desenlace es venturoso y los amantes al final son felices y comen perdices.

Pero la vida no es una tómbola, ton, ton, tómbola, como decía Marisol radiante de una falsa felicidad. Tampoco es una comedia de capa y espada con final feliz, es más bien una comedia de engaños donde nadie dice lo que realmente piensa o pretende y todos asumen la careta como algo inevitable.

De todos los teatros de la vida es sin duda el laboral donde se interpretan las comedias de enredos de forma sublime. Es frecuente toparse con emboscados(2) que esconden una faca junto a la PDA, que no hacen ni dejan hacer. Utilizan el dardo de la palabra para preparar el camino de la puñalada trapera, capaces, como Cirano de Bergerac, de concluir un verso con una certera estocada. Extrapolándolo al entorno actual, el verso de Cirano se convierte en presentación de powerpoint y la estocada en descalificación de los que pretenden conjugar el verbo hacer.

Es posible detectar estos especimenes analizando su pasado limpio de cualquier acción ejecutiva, proyecto bien realizado o logro conseguido. Suelen cubrirse con el manto de la perfección para encontrar siempre algo que dé pie a posponer la acción. Se mueven como pez en el agua en el mundo del papel, las normas y las formas.

El arte de no hacer ni dejar que otros hagan está sustentado sobre la impotencia y la envidia. La impotencia de saberse inútiles y la envidia por los que son capaces de hacer algo. Bajo la máscara de la predisposición más absoluta a la colaboración se esconden las aviesas intenciones de boicoteo a la acción de los que son capaces. Las excusas bien argumentadas, el rostro compungido, las disculpas más profundas, la interposición de terceros, la solidaridad más sincera son los signos externos de estos perros del hortelano.

La vida es fácil para estos canes tan puñeteros y disponen de numerosas reservas naturales protegidas donde desarrollarse y conseguir un nivel de desánimo en los capaces casi infinito. Los podemos encontrar en los núcleos corporativos poniendo chinitas en el camino de los que tienen cuentas de resultados, en las oficinas de proyectos, en los departamentos horizontales como los de Sistemas de información, Recursos Humanos, Calidad, Planificación, Innovación... Allí se sienten seguros de poder cortar toda iniciativa encaminada a la acción.

El daño que causan es doble no solo no hacen sino que impiden a los demás que hagan. Si se consiguiera al menos que no perturbaran a los hacendosos ya se habría mejorado bastante la situación porque intentar que ellos hagan algo no se consigue ni con viagra profesional contra la impotencia laboral.

(1) Magnífica la versión de Pilar Miró para el cine. Carmelo Gómez sublime en el papel de sufrido galán y Emma Suárez estupenda dando vida al personaje de Diana. En el cine en el que vimos la película pasamos mi hija la erudita y yo un frío de muerte, solo soportable por los versos de Lope.
(2) Emboscar: RAE: Dicho principalmente de quien esquiva sus obligaciones militares en tiempo de guerra. Escudarse con una ocupación cómoda para mantenerse alejado del cumplimiento de otra.

Sección-Fauna Humana
technorati

¡¡Ni me menees!!

14 comentarios:

Galufante dijo...

Querida lula, creo que mejor no se puede describir a esos especímenes relativamente abundantes en ciertos niveles de desempeño que no se corresponden necesariamente con los méritos contraídos para llegar a tales puestos.

Como muy bien lo describiste en otro post anterior, se les podría clasificar dentro de la categoría de los estantes, por su funcionalidad y su estética particulares...

Agur.

Telémaco dijo...

Muy buen post Lula. Los has descrito fenomenalmente.

También es genial la clasificación en la categoría de "estantes" que hace galufante, efectivamente son parte del "inmovilizado".

almena dijo...

mi eterna pregunta... ¿pero por qué triunfan? ¿a quién engañan? ¿quién con capacidad resolutoria cae en su tela de araña y cree en ellos dejándoles actuar?

en fin...

un besazo, Lula

Zifnab dijo...

Deberías hacer un documental axerca de oficinas y otros habitats donde se pasee la fauna humana. Algo así como la conjura de los necios pero de la era de la globalización. Yo me sentiría muy ofendido si no pudiera estrenar túnica de satén en el susodicho estreno.

Riete tu del que hizo En construcción que si no me sale el nombre mientras escribo estas palabras en la punta de la lengua lo tengo, no lo pondré. A tu lado. Tristes tiempos dejaremos.

Se feliz

Mar dijo...

Buena descripción! Buena e irónica...me ha gustado
Abrazossssss

mint dijo...

Nunca sabré si es mejor trabajar a tu lado o bien lejos de ti. Eres genial, pero das un miedo!!!! En fin disfrutaré leyendote y esperando que no pases a la historia como la primera blogger quemada en público por tus compañeros de trabajo acusada de bruja. Un beso.

pablo dijo...

para esta gente que si no ganan ellos los otros tampoco la vida debe ser un poco frustrante, lo malo es que tambien te la hacen a ti

la-de-marbella dijo...

Genial tu frase: "Viagra contra la impotencia laboral". Y que verdad que hay gente que te quema los puentes sonriendo y diciendo que no eran tales. Eres estupenda Lula, en mi proxima vida te quiero de Jefa. Saludos Marbellís

Kotinussa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Telémaco dijo...

Lula, pasate por mi blog que te tengo un regalito navideño.

Kotinussa dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me han encantado tu ironía y tu agudeza. Me verás por aquí muy seguido.

¡Ah! Y he puesto un enlace a tu blog en el mío.

chousas dijo...

De estos perros hay muchos... Y de sus amos hortelanos también :S
Después de descubrir que mi inmediato superior viene a ser un poco analfabeto funcional me hacen más gracia aún tus textos XD

Lula Towanda dijo...

Galufante Efectivamente estos perros del hortelano ?estan? y son lo peores enemigos de los que hacen. Estupendo blog el tuyo, quedo enganchada.

Telémaco ¿cómo te relacionas con el inmovilizado?. Me pongo con el meme literario.
.
almena Triunfan porque sus amos son como ellos y más que actuar se dedican a inmovilizar

Zifnab Ya tengo material para abordar una enciclopedia, seré la Cousteau de las faunas humanas laborales. Me voy comprando ya el gorrito rojo y vete buscando tu mejor túnica de sartén para el estreno

Mar Solo te puedo desear que no los encuentres en tu camino

mint Como decía D. Antonio: llevo en mis venas gotas de sangre jacobina pero mi verso brota (en este caso prosa) de manantial sereno... Soy una estupenda compañera de trabajo, sin dobleces, la mar apañada y colaboradora pero reluctante a ciertas faunas laborales. Gracias a mi seudónimo no creo que me quemen por bruja.

pablo Tienes razón, su vida debe ser un poco frustrante.

la-de-marbella Cuando era jefa me llamaba ?jefa currita?, así que muy jefa no era. Soy más de las estructuras laborales peer-to-peer, planas totales.

Kotinussa Muchas gracias por tu comentario y por enlazarme, haré lo propio. Muy interesante tu blog, aunque no he podido dejar un comentario que no sea anónimo. Probaré otro día.

chousas Pues que te rías con salud. Es mejor tomárselo a guasa que a la tremenda.

María dijo...

uy uy uy!!! cómo me suena todo ésto!!! Y qué bien lo cuentas!!! Besos