jueves, diciembre 29, 2005

Negro

Siempre se habla de la blanca Navidad, pero cuando hay que ponerse en estas fiestas de tiros largos se elige el color negro que, además de elegante, disimula como ningún otro los estragos que en la línea produce la sobrealimentación Navideña. En estas fechas de derroche culinario, al marisco, al cordero, a los turrones y a los mazapanes hay que añadir los embutidos, que es compañía que nunca estorba.

En los fríos invernales, con la matanza del cerdo reciente, las morcillas, negras como la noche y sabrosas como pocos manjares no deben faltar en ninguna despensa. Por eso aproveché un viaje en la antevíspera de la Navidad a mi pueblo para traerme una buena provisión de morcillas, las mismas que hicieron las delicias de mis ancestros y cuya afición me corre por las venas(1).

Como estaban tiernas las puse a orear en la terraza. Las colgué de un clavo y las apoyé en papel de estraza para que no tocaran directamente la pared. Las ristras de morcilla parecían enormes collares de coral negro comestible. Pasó la Noche Buena y el día de Navidad. Cuando mi hija la erudita se iba ya para su casa me dispuse a repartir las cuentas de este collar tan exquisito.

Mi consternación fue enorme cuando en lugar de las morcillas encontré en la pared de la terraza el papel de estraza salpicado de manchas negras. Las morcillas destripadas y esparcidas sobre el papel, como si de óleo se tratara, dibujaban extrañas abstracciones que bien pudieran haber salido de la imaginación de Antonio Saura. Pero no fue la mano del artista la que ejecutó esos dibujos, sino el pico inmisericorde de unos pájaros que devoran lo que encuentran a su paso.

Fue Alfred Hitchcock el primero que nos puso en sobreaviso sobre los pájaros. Siempre que veo una agrupación de estos bichos en reposo, todos con la misma orientación, me parece que están a la espera de un ataque y se me pone la carne de gallina. En la terrorífica película de "The birds" el color de estos demonios voladores era el negro. Negro es el color de los pájaros de mal agüero, negros son los cuervos que te habrán de sacar los ojos y negros los pájaros que han destrozado el manjar que yo más quiero, que también es negro.

Negras mis Navidades sin morcillas de mi pueblo.

(1) Por las mías, por las de mis hijos, por las de mi hermana, por las de mis primas, por las de mis sobrinas....

Sección-Expedientes-X

technorati ,

¡¡Ni me menees!!

25 comentarios:

Martínez dijo...

Realmente, el terror a los pájaros viene de antiguo, del Apocalípsis, cuando son convocados contra reyes y otros poderosos, que acaban devorando. El tema fue un motivo bastante común en la Edad Media, y por eso tuvo mucha fuerza y fue muy reproducida la imagen de San Francisco predicándolos, porque la gente recordaba el temor de las imágenes anteriores y era bastante liberador ver al santito apaciguándolos. De hecho, en los primeros frescos con San Francisco no se representan pajarillos sino auténticos pajarracos negros. Y luego llegó Hitchcock y nos volvió a meter el miedo en el cuerpo.

Muxfin dijo...

Siento lo de las morcillas.
Tu "ornitofobia" esté plenamente justificada y creo que los pajarracos también tienen "Lulafobia".
Recuerdo otro artículo tuyo en el que te quejabas de su puntería al descargar sobre coches blancos.

burton dijo...

Qué pena lo de tus morcillas, malditos pájaros, sin embargo querida lula yo amo el negro y creo que es un color injustamente estigmatizado, a mí me trae paz.
cariños y que pases un feliz año
salu2

Telémaco dijo...

Pajaros muy paradójicos, porque demostraron muy mal gusto comiendose las viandas ajenas y al mismo tiempo muy buen gusto al disfrutar de tan rico manjar.Siento la perdida.

Por cierto nunca he odio hablar de las morcillas de Cuenca, ¿son tan ricas como las de Burgos?

Aitor dijo...

Que gran color, el negro...injustamente relegado al luto y a las tinieblas. Y ya no se que estaba diciendo....tus morcilals me han despertado el apetito, y ya me he perdido :P

Que el 2006 te sea propicio,Lula

Kotinussa dijo...

Según voy cumpliendo años me gustan más y más los embutidos. ¡Qué tesoros hay por esos pueblos de España!

Siento lo de tus morcillas. A mí los pájaros me destrozaron los geranios que tenía en mi balcón, que estaban como para un cartel turístico.

Lula Towanda dijo...

Martínez Ni San Francisco ni San Antonio ( ver El milagro de los pajarillos) han sido capaces de cambiar la imagen inquietante que producen los pájaros. Es más, se requiere de santidad para poder evitar sus males. Como no soy santa, pues cruzo los dedos ante los pajarracos y me alíneo con Hitchcock.


Muxfin Gracias por el pésame. No quiero ni pensar que los pájaros después de comerse las morcillas se alivien sobre mi "copito de nieve". Eso ya es demasiado.

burton Ya sé tu gusto por el color negro que comparto, pero a veces va unido al lado oscuro como es el caso de los pajarracos o Darth Vader.
Te encantaría ver la habitación del emperador Carlos V en Yuste, toda decorada en negro.
Aquí puedes ver una foto


Telémaco La pérdida ha sido dolorosa, pero después de Reyes tendré que ir a reponerla. Las morcillas de Cuenca son de sangre y cebolla y a mi me traen todos los buenos recuerdos de la infancia. Aunque sentimentalmente son las que más me gustan nada tienen que envidiar las morcillas de Burgos (que me trae mi colega Lucky Luke), las de Ronda (que me trae Juan el Rondeño), la morcilla ibérica de Huelva que compro cuando voy a la casa del soltero, la morcilla asturiana a la sidra que ponen en Casa Portal y las crêpes de morcilla que preparaba Abrahan García. Todo un canto a la morcilla. No sé por qué dicen eso de "Que te den morcilla".

Aitor Pues Burton es de la misma opinión y a mí, salvando el tema de los pájaros, también me gusta. ¡Cómo entra un bocata de morcilla a media mañana! ñan,.ñan...

Kotinussa Y que lo digas, ¡que tesoros hay en España con los embutidos!, Huelva, mi segunda patria chica, es fascinante, no se si habrás leído eau de porc
Siento lo de tus plantas, a mi hijo se le comían sus plantas de Maria y no veas que disgusto.

Kotinussa dijo...

Lula, lo de "que te den morcilla", con el significado de desearle algo malo a alguien, viene de la costumbre de eliminar a los perros callejeros con un trozo de morcilla envenenada con estricnina. Esa costumbre permaneció hasta que empezaron a existir las perreras y los laceros que capturaban a estos perros en la calle para llevarlos a ellas. Si te interesa, creo que es la editorial Alianza la que tiene un libro muy curioso que explica el origen de todas estas frases hechas en castellano.

Y otra cosa. Yo estuve en Yuste hace muchos años, y no veas el estado de abandono en que estaba entonces. La cámara de Carlos V era un lugar polvoriento donde los trapos negros colgaban de las paredes como pingajos. Y las pulgas brincaban por allí a su antojo. Tuvimos que quitarnos algunas a la salida.

Lula Towanda dijo...

Kotinussa: Que pena la del uso mortífero de la morcilla. Si te acuerdas del nombre del libro dímelo que me gusta saber siempre el por qué de las cosas.
Cuando estuve en Yuste, hace 4 años, lo encontré bien, aunque el negro de la tapicería estaba un poco ajado. Por lo menos no salí con picores. Me sorprendió la sencillez con que vivía el emperador. El verdadero lujo estaba en el entorno natural que le rodea

Kotinussa dijo...

Lula, tengo la referencia de cuatro libros que te pueden servir. Ignoro cuál puede ser mejor. Hace algunos años una conocida mía, profesora de Lengua y Literatura, me enseñó uno, y pasé un rato muy distraído hojeándolo, pero no me acuerdo cuál era exactamente. Pudiera ser uno de los dos primeros, pero no estoy segura.

- ¿Qué queremos decir cuando decimos...? Frases y dichos del lenguaje diario. José Luis García Remiro. Alianza Editorial.

- Origen y significado de las más usuales frases hechas de la lengua castellana. Rafael Escamilla. Grupo Libro.

- Dichos y frases hechas. José Calles Vales, Belén Bermejo Meléndez. LIBSA.

- Dichos y otras expresiones coloquiales. Juliana Panizo Rodríguez. Ignoro la editorial.

burton dijo...

Gracias lula me ha encantado la habitación, realmente bella
un abrazo y que pases un excelente 2006

Zifnab dijo...

Dos cosas

a) Exaltaste mi ego porque dije al empezar el blog, yo creo que ese cuadro es de Saura y va y es, y como yo no tengo mucha idea de artes plásticas pues orgulloso y henchido de gozo quedo. Sigo sin pillarle el gusto a Kandinskiy, pero ya puede ser que vuelva al museo de arte contemporáneo de Cuenca

b) Errata hubo por mi parte. Soy brujo por parte de padre y de madre

c minúscula para que quepa en mi inicial intenión de solo dos menciones. A mi también me gustan las morcillas. Acudiría dichoso a un festival de ellas. Te tengo en mis oraciones incluso. Viva la madre que les parió a los pueblos (al de mi padre en particular, serranía andaluza y unos cerdos hermosos como querubines)

En fin tocaste un tema muy candente. Los embutidos. Ricos están

Se feliz y ten un año fabuloso

cerise dijo...

:((( lastima...pero mira el lado bueno :), siempre puedes guardar el papel de estraza, enmarcarlo , titularlo "Lo que quedo de la ristra de morcillas" y buscar un sitio de honor en la pared de tu cocina por ejemplo...

cerise dijo...

jajaja otra vez yo...¡¡¡ Y no te has parado a pensar lo gordos y hermosos que estaran ahora los pajaritos
!!Estare atenta al paso del estrecho ... y cuando vea pasar unos rechonchetes ..
Dire: ¡¡¡¡esos vienen de Ca mi amiga Lula!!!!!!

María dijo...

¡Qué pena! En mi casa las morcillas y chorizos son de La Mancha, pero también están buenísimas y, también, la mayoría de las veces las tengo que colgar en la terraza. Además de los pájaros y aunque ahora no es tiempo, tienes que tener cuidado de que no se las coman las avispas o abejas, que yo ya me las encontré dándose un festín. ¡Feliz año nuevo! Besos

La Ex dijo...

De verdad que lo siento mucho, aunque no soy española, me encantan.

Razón tienes por lo de tu negra navidad!!!

FELIZ AÑO 2006!!!

Lula Towanda dijo...

Feliz 2006 año a todos, lleno de venturas y aventuras

Kotinussa Muchas gracias, me lo traerán los Reyes Magos para se me olvide lo de las morcillas.

burton Ya ves, tienes gustos de emperador. Si vienes a España no dejes de visitar Yuste, que te gustará. Es una zona preciosa, no tan exuberante como Chile, pero digna de ser visitada. Si la eligió un emperador, por algo será....

Zifnab Premio por reconocer a Antonio Saura, no todos los harían a primera vista. No dudes en volver al Museo de arte abstracto Cuenca es una de sus joyas más preciadas. Cuando lo vi por primera vez supe lo que es que te superen las expectativas. Se me descolgaba la mandíbula viendo las salas y sus cuadros. De repente encontré unos pintores que no conocía pero que hice míos en ese momento. En el salón de casa tengo dos reproducciones de Zobel (el que más me gustó) de aquella época.
Si te enteras de algún congreso de morcillas avisame que me apunto. Y respecto a la sierra de Andalucía, chapeau por sus chacinas. Por allí dicen que de los cerdos "les gustan hasta los andares".


cerise Pues se podría liofilizar los restos del papel estraza y enmarcarlos con la leyenda "Lo que quedo de la ristra de morcillas" o ?lo que el pájaro se llevó?. Que pena no haber hecho la foto, pero con el disgusto no se me ocurrió. Ahora me puedo reír pero en el momento no veas lo epítetos que lanzamos a los pájaros, yo, mi hijo el ecologista/pacifista y al erudita/intelectual.
Si los ves por el estrecho, retira las sábanas del tendedero por si las moscas.

María Las morcillas y chorizos de la Mancha también están buenísimos. Habrá que diseñar algo para orealos sin riesgo de pájaros ni insectos. Si los pájaros se comieran los insectos, dejando de lado las chacinas, matábamos dos pájaros de un tiro.

La Ex Te alabo el gusto, no todos comparten el entusiasmo de los españoles por las morcillas. Es más, a algunos españoles no les gustan nada.

almena dijo...

Siento tu desilusión por no poder saborear tan rico manjar...
Pero... ¡estoy un poco morcillosamente dolida! no he visto entre tus "loas" a la morcilla, que incluyas la de Salamanca. Tan rica ella, de sangre, pan, hierbabuena y piñones... mmm :-))
Abrazo grande!!

Lula Towanda dijo...

No merezco perdón por mi ignorancia. No he probado la morcilla salmantina, pero eso tiene fácil penitencia. Probé el farinato que no sé como clasificarlo pero me gustó mucho.
Me retracto públicamente de tan gran olvido.

almena dijo...

jajajajaja venga, perdonada está usted...
probaste el farinato... ¿quizá en Ciudad Rodrigo?. No sé si sabes... a los de Ciudad Rodrigo les llaman así, farinatos. Como "bolos" a los toledanos, por ejemplo. Supongo que será porque el embutido del mismo nombre naciera allí, en Miróbriga...

Lula Towanda dijo...

almena Mi amiga Salmantina Mayte Diez, editora del mejor blog sobre historia Frentes avanzados, me explicó lo que es farinato. Pocas semanas después en un bar del centro de Salamanca entre las raciones encontré el farinato y no tuve por menos que probarlo.
No conozco Ciudad Rodrigo, pero no por falta de ganas sino de oportunidades. Tenía planeado este otoño un viaje con la siguiente ruta: Madrid-Ciudad Rodrigo-Oporto-Lisboa-Cáceres-Madrid, pero no ha podido ser. Lo intentaré este año de nuevo. Cuando hice la ruta de la plata Madrid-Zafra-Plasencia-Salamanca-Astorga-Madrid, nos pillaba un poco esquinado y no lo incluí en la ruta.

Galufante dijo...

Y más negros todavía los augurios que presagian unos inocentes pajaritos picoteando tripas rellenas de sangre de cerdo...Preocupante...

Agur.

Lula Towanda dijo...

Galufante: Ya te vale con esos ánimos. No es suficiente desgracia el quedarnos sin morcillas gracias a esos simpáticos pajarillos que empezar con los augurios.
Dejémoslo estar.

Listo Entertainment dijo...

Hitchcock era un visionario de tres pares de cajones.
http://lacinefilia.blogspot.com/2006/02/los-pjaros.html

Lula Towanda dijo...

Unidas por el terror a los pájaros :-)