jueves, febrero 08, 2007

Nunca he tenido un "San Valentín"


Hombre, después de lo que me acaba de acontecer a nivel sentimental, lo lógico es que "aún" no tenga quién me regale nada en San Valentín, si no, sería un poco ligerita de cascos, ¿verdad? Pero la cosa es que a mis 36 años NUNCA me han regalado nada por San Valentín, y lo peor es que no ha sido por falta de tener "enamorado", sino que por una u otra razón… pues no he tenido.

Cuando era adolescente y tenía ligues, pues esas cosas como que las veíamos como auténticas chorradas románticas, un terreno demasiado peligroso en el que entrar a los 17 o 18 años; supongo que las chicas a esa edad desean que les envíen flores a la facultad o al instituto, como en las películas, pero lo niegan a quien las quiera escuchar, y los chicos, a esa edad no están por la labor de dejar salir al Cyrano que puedan tener dentro.

Luego, más adelante, tuve mi primer novio "serio", que me hacía unos regalos para morirse (del susto) en mi cumpleaños o Navidad , pero durante los cuatro años que estuvimos juntos nunca "se dejó caer" el 14 de febrero con nada, es más, procuraba estar desaparecido o pasar desapercibido en esa fecha en concreto. Yo tenía amigas que ya tenían una relación más o menos estable, de hecho alguna se ha llegado a casar con el novio de aquellos años, y a ellas les venían el día en cuestión hasta con medallitas del amor, y por supuesto los consabidos ramos de flores o los bombones en cajas con forma de corazón, pero yo veía aquello y como a mí no me caía nunca nada… pues empecé a "endurecerme" y a pensar que eso eran horteradas y que en el fondo se trataba de una acción comercial más, como el Día de la Madre, el Día del Padre, etc.

A los 24 o 25 años conocí a mi ex por excelencia, Eduardo, Eddy, la persona con la que más años he estado y he convivido, fueron más de siete años viviendo juntos, luego uno separados, luego otro de reiniciar... Él trabajaba a turnos, guardias de 24 horas, y en siete años pues algún que otro San Valentín lo pasé sin él, aunque me llamaba por teléfono varias veces ese día, y los que no fue así, pues o ese día salía de la guardia del día anterior y ni se había acordado y me traía un regalito al día siguiente, o estaba tan liado en el otro trabajo que tenía, su propia empresa, que también se despistaba y lo mismo, empecé a celebrar el puñetero San Valentín el 15 de febrero porque no había forma humana de que recordara el día en cuestión por mucho que la tele y los centros comerciales se empeñaran en anunciarlo desde un mes antes.

Durante los casi 3 años que estuve con Pepe jamás y nunca recibí un San Valentín porque Pepe consideraba (como yo lo había hecho años antes) que esas cosas eran una manipulación económica absurda y controlada por la CIA o vete tú a saber por quién. Yo alguna vez le dejé caer, al principio, que unas florecitas… un "algo", pero él decía que él no regala flores porque eso es un crimen, y que no iba a entrar por el aro con más rollos de esos, como lo de Papa Noel, que no le daba la gana tampoco, pero esa es otra historia.

Así que ahora, acabo de cumplir 36 años, no tengo novio, pareja, marinovio, amigo con derecho a roce ni nada que lo fundó y lo más normal del mundo es que este año tampoco reciba un jodido San Valentín por mucho que lo desee, porque como no me lo mande yo misma a mi misma y lo disfrute conmigo misma, me parece a mi que…

Pero he decidido que QUIERO UN SAN VALENTIN , que quiero que mi próxima pareja, marinovio, novio o incluso marido, leches, ¿por qué no?, sea de los que me regale un San Valentín y que si se le olvida, a la primera lo mando a hacer puñetas. Ya está bien de estar aguantando que me vengan con excusas baratas de que es una manipulación del Corte Inglés o que se han olvidado. Porque nadie se olvida del cumpleaños de su madre, ¿verdad?, ni del día de Navidad, pues esto es lo mismo.

Se acabó, si me quieres, me celebras el San Valentín de las narices y como Dios manda, a todo trapo; tampoco te pido que me lleves a las Fidji, aunque ya puestos, un par de días románticos en un hotelito rural… pero quiero el ramo de flores, la caja de bombones con forma de corazón y si me apuras, el osito de trapo con un suéter que dice "te quiero".

Quiero que me despiertes con flores en la almohada o un smsito cariñoso, que me envíes regalos a mi trabajo y me hagas sentirme especial dentro de lo mismo de todas las demás. Quiero que del mismo modo que celebras otras fechas señaladas, que esta también me la celebres y me digas durante 24 horas que me quieres, porque si, porque es el día de los enamorados y si estás enamorado de mí, pues eso, es lo que hay... porque yo lo haría también.

Dicen que querer es poder… así que, una vez más, como decimos en Canarias… DEJA VER .

Sección-Reflexiones

¡¡Ni me menees!!

8 comentarios:

El Operador dijo...

He oido hace poco eso de que "el AMOR está sobrestimado". Lo suscribo totalmente.
Yo tampoco me veo (ni al ingeniero) al estilo "Oficial y Caballero" trotando por la plataforma de URGENCIAS aunque sería una risa.

...Ahora que lo pienso: Jodrf! yo tampoco he tenido un San Valentín nunca y no hay nada como un toque hortera de alguien que no te esperas, animado por la publicidad, que se acercara y me dijera algo así como: Churri, te pondría un pisazo pero los bombones los puedo pagar con el Cofidis sin problemas.

La Revolución de las Costillas dijo...

Yo también quiero mi SAN VALENTÍN. ¿Alguien se ofrece?...

:-D

Chisme Cotilla dijo...

Realmente te lo mereces, tu fe da fe de ello, nadie más que tu se hace acreedora a tener un verdadero San Valentín.
Para empezar encomiendate a San Antonio, patrón de las que buscan novio, ponle un ramito de perejil a San Pancracio y rézale un padrenuestro a Santa Gema.
Si todo esto falla, cosa que dudo, encargate un regalo en condiciones, porque ¿quien sino tu misma es quien mas te quiere? Y si no me mandas tu direccion y de momento te mando algo bonito.
Besos...

mint dijo...

San Valentín: “Cariño, el día de los enamorados en Cataluña es Sant Jordi (23 de abril) y no te preocupes tendrás tu rosa”

Sant Jordi: “Sí, se me he olvidado la rosa, es cierto, pero ya sabes que el día de los enamorados es San Valentín”

¿Cuela?

Rebecuqui dijo...

Sois la pera, hasta con un drama como es el del j.. San Valentín que se me avecina me habéis hecho reir con vuestras "propuestas".
El operador, maja, yo una vez tuve un "oficial y caballero" por unos meses, la cosa es que fue de verano a navidades y no coincidión con 14 de febrero, pero fue divertido mientras duró... le encantaba aparecer con su uniforme de marino trepado en una tremenda moto y arrojar su gorra al suelo al verme, jajajaja. Es una experiencia que "hay" que vivir.
La revolución de las costillas... ponte a la cola !!!!
Chisme cotilla, lo de San Antonio lo sabia, y lo de San Pancracio también, pero lo de Santa Gema no; yo ya estaba pensando en Santa Rita y en San Judas Tadeo que creo son para los "imposibles".
Mint... qué te digo, que tal cual, así mismito, jajajajaja.
Creo que lo mejor, por lo menos este año, como dice Chisme Cotilla, es que yo misma me auto regale, ya que efectivamente, quién me quiere más que yo misma???
Besos para todos, sois mi ánimo.

Fernando dijo...

Y yo me pregunto: ¿por qué el día tal o cual? ¿Y si el sanvalentín viene el 23 de mayo, o el 16 de septiembre, o el 30 de agosto, etc.?
No me gusta que me impongan nada, y menos en lo que quiero y sobre a quien quiero.
Yo soy partidario de celebrar 364 ó 365 sanvalentines al año. Ya sé que no es posible (y con dos piratas, menos aún), pero se hace lo que se puede. Cuanto más alto se ponga el listón más alto saltaremos.
Con cariño, Rebecuqui.

Rebecuqui dijo...

Ya Fernando, pero justamente por eso, tú que tienes dos piratas, sabes lo que hay el resto del año, y si hay un día X en el que es para celebrar eso, que estás enamorado... pues qué menos que celebrarlo y punto ,no? No es que te lo impongan, es que tampoco celebrarías la Nochebuena el 15 de julio.

Lula Towanda dijo...

Te deseo un próximo San Valentín tal y como tu lo imaginas.
Por mi parte nunca he tenido mi San Valentín y he perdido toda esperanza. Mira que suelo dejar caer: "me voy a morir sin tener un Taghauer" y ni por esas.