martes, julio 31, 2007

El talón de Aquiles


Después de leer la saga de " Amor de lejos.." de Rebecuqui, me ha dado por pensar que todos tenemos nuestra vulnerabilidad y que esta se encuentra justo detrás de nuestras ilusiones. En lo que más empeño se pone y por lo que se canalizan los mayores esfuerzos es el talón de Aquiles en el que se clavarán los dardos del sufrimiento.

Por otro lado, se disfrutan de cosas maravillosas que no se valoran porque se piensa que vienen de serie en esta vida. Tener salud, una buena familia bien avenida, una relación de pareja que consigue caminar junta a lo largo de la vida, amigos, buen humor, un desahogo económico... debería ser la base de la felicidad, pero... ¡¡no lo es!! Todos buscamos ese algo que se nos resiste.

Rebecuqui tiene una familia estupenda, salud, buen humor, amigos, no tiene problemas económicos, pero algo se le resiste, busca el amor y tiene como modelo una intensa relación de juventud truncada por la distancia. Ella va buscando algo que tuvo y que es la fuente principal de su desasosiego.

En mi caso, la vida me ha dado un buen equipamiento de serie como a Rebecuqui y no tengo mal de amores pero también tengo mi vulnerabilidad. A falta de problemas importantes me dio por darle importancia a la realización personal por el trabajo en vez de limitarme a considerarlo como una fuente de ingresos.

El origen de mi mal se parece al de Rebecuqui, un trabajo de juventud en el que disfruté mucho y que idealicé. Después de pasar por otros trabajos de menor motivación encontré una segunda oportunidad y pude volver a vivir una larga temporada de realización por el trabajo. Pero nada dura infinitamente y llevo unos siete años entregada al Papelware que me reporta muy poca realización personal.

Al igual que Rebecuqui he vuelto a mirar hacia atrás y a intentar rescatar el ideal perdido. Ella se irá en agosto para México a reencontrase con Alberto y yo me volcaré de nuevo en la técnica y en hacer cosas útiles que me den satisfacción (aunque esta vez gratis total). Las dos opciones tienen su riesgo pero no intentarlo sería mucho peor.

El otoño nos dirá a las dos cómo llevamos el talón de Aquiles, espero que con tan buen aspecto como el de Brad-Aquiles que ilustra este post.

Sección-Reflexiones

¡¡Ni me menees!!

13 comentarios:

ADMC dijo...

Precioso, Lula .D)
;)DDD)

La debilidad, que es fortaleza en los héroes, es también flor de la vida. Aunque ése no sea el tema, no voy a escribir nada más.

Muy guapete el Pitt. Mañana, el Santo tibetano de su mujer. Espero que hayas disfrutado del periplo.

Wilkommen¡
Nos vemos en la Red,)

Kotinussa dijo...

Todo el mundo tiene su talón de Aquiles. Hay personas que lo ocultan, por no mostrar debilidad. Otras lo muestran abiertamente.

Yo creo que deberíamos llevarlo lo más oculto posible, puesto que es el camino más fácil para que nos hagan daño.

Rebecuqui dijo...

Yo creo que es más sencillo reconocerlo, dicen que sabiendo dónde radican tus debilidades y tus límites conoces tus fortalezas y aprendes a atacar las carencias de lo que sea. Ya una vez comenté que eso de tener a punto todos los pilares de mi vida siempre se me ha resistido, cuando no es uno, es otro, e incluso ha habido veces en que dos o más se me han tambaleado.
De repente te vienen épocas de cambios, de renovaciones, y te pilla en paños menores y no sabes ni para dónde, y ahí es donde interfiere el pilar "madre" que viene cargada con su cesta de remedios botánicos, y me enchufa "flores de Bach" para mantenerme serena y concentrada.
Te recomiendo la "avena silvestre", muy efectiva para fijar objetivos en la vida y trazar caminos, yo me la estoy metiendo en vena!!!!
(Gracias por desearme suerte, la tendré, salga el sol por donde salga, seguro que la tendré)

Muxfin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Muxfin dijo...

Coincido (y me identifico) con tus reflexiones, aunque la moraleja me asusta: "No es bueno encontrar la felicidad demasiado pronto"

Ángel dijo...

Ánimo, Lula.

la-de-marbella dijo...

Hola Lula. Espero q hayas disfrutado del mar y las vacaciones. Pilar me explicó tus complejas relaciones laborales y es una pena que se desperdicie un talento como el tuyo por parte de la empresa. Ya te conté en su día como mi mundo laboral se convirtió en mi vida y me devoró. Nunca es tarde para darse cuenta donde acaba la nomina y empieza lo personal. ¿que tal si te aplicas toda la sabiduria en lo personal y pasas de lo laboral? Me ha gustado mucho tu entrada.

almena dijo...

Confío en que el otoño venga a revelaros que teneis un "talón de Aquiles" a prueba de desencantos.
Y que nunca un desencanto ose tocar vuestros talones
:)

Lula Towanda dijo...

admc Gracias de una mujer vulnerable.

Kotinussa Estoy de acuerdo contigo en que no hay que llevar escrito en la frente nuestras vulnerabilidades pero hay que ser conscientes de ellas y asumirlas para no perder el sentido de la realidad.
En mi caso, bajo el antifaz del seudónimo me puedo permitir el lujo de sacarlas a la luz.

Rebecuqui aquí estamos con nuestras catarsis escribidoras.
Lo de los pilares es fundamental si no te queda ninguno en pié, te derrumbas.

Muxfin No me había percatado del mensaje subliminal. A veces el desconocimiento de algo bueno te evita desasosiegos.
Nuestros jóvenes mileuristas difícilmente buscarán la motivación en el trabajo porque no sabrán que es eso.

Angel Muchas gracias. Estoy luchando en mi retorno al pasado. Espero que no se me haya oxidado lo que sabía.

Marbellí Soy consciente de mi problema pero el corazón puede muchas veces a la razón.

Almena Gracias por tus deseos de un talón de Aquiles a prueba de bombas.

Fernando dijo...

De alguna manera, los que no nos dedicamos desde un principio a trabajar en lo que realmente nos gusta, pasamos por ese trance. Yo ni sé cuántos años llevo trabajando sólo para echar algo de sustancia al cocido. Para la realización personal, tenemos otras cosas. Y no creo que sea peor no intentarlo: es que sería imperdonable. Siempre que domine la razón, y no el corazón, es estupendo dejarse llevar por nuestras debilidades.

admc dijo...

Graciosa Lula, Con mi respeto escribo para deciros que estoy en una situación muy parecida.

Disfruté antaño de un gran "trabajo", libre y desahogado, imaginativo y gustoso, que me llenaba y hacía feliz, para después de una resaca creativa y laboral, pasar a una segunda o tercera fila de marcha, donde el trabajo era más monótono, o simplemente no existía.

La segunda oportunidad que me tocó vivir, es un ciclo ya agotado en los últimos 8 años, una especie de I+D+I, muy vital, altruista y también "solidaria" (otro día os cuento la auténtica etimología de esta palabra), con un grupo bien majo, que ahora debe empezar a caminar por sí mismo. Todo eso para encontrarme "ahora", en esta especie de expectativa de destino.

Aunque siento haber desaprovechado algunas oportunidades, sigo esperando que pase la mía por delante, aprendiendo de errores pasados y con la experiencia que da, haberlos superado. )
Encima éste, el Año de la Igualdad de Oportunidades. 07

Sobre el Talón de Aquiles y las flores de Bach, para Vos y Rebecuqui.)

En mi opinión, lo mejor para ése tipo de vulnerabilidad, la MILENRAMA. Acillea Millefolum; De Akhillèus;(Aquiles) pasa a Akhìlleios; y de éste a Achillèa; convertida en Milenrama, hacia 1555. Astrigente, antidiarreica, ayuda al aparato circulatorio, digestiva y tónica, también para la piel, y otros "poglemas" más femeninos, como digna hija del Héroe.

Porque la Salud no es sólo la ausencia de enfermedad, sino el completo bienestar físico, emocional y social (OMS).

Quizá la milenrama sea, otra más de las mil oportunidades que os aguardan, detrás de cada ilusión.)
Aún débiles, fuertes, solos o acompañados, seguimos caminando.)

Un abrazo
DD)

Lula Towanda dijo...

Fernando Me ha gustado mucho eso que dices de "Siempre que domine la razón, y no el corazón, es estupendo dejarse llevar por nuestras debilidades."
Va en la línea "De la ilusión también se vive", pero con los pies en el suelo.
Creo que voy por el buen camino, a ver si no me tuerzo.

admc Bien venido al grupo de centrifugados. No veas la de vueltas que da la vida, sobre todo la laboral.
En cualquier momento surge una oportunidad pero no hay que dejarse cegar (o dejarse llevar por los cantos de sirenas) y hay que echar mano de la experiencia para no caer en los mismos errores.
Seguro que algo encontraremos para no aburrirnos.

Telémaco dijo...

Cuenta con el apoyo moral de otro centrifugado. Cuando consigas superar nuestro talón de Aquiles espero que nos cuentes la experiencia para que podamos seguir tus pasos.