martes, junio 07, 2005

Coreses

Seguro que los profesores de geografía no pueden ubicar el lugar, pero los zamoranos -que según me dicen tienen el mejor románico de España- no tendrán ninguna dificultad en señalar su situación. Unas de las particularidades de Coreses es la celebración de la fiesta de las Águedas (1) , en la que las mujeres durante tres días son las que llevan la voz cantante. Otra seña de identidad más moderna es el colegio Verbo Divino, regentado durante los años 50-70 por los misioneros del mismo nombre (2). Desconozco el motivo que llevó a estos misioneros a fundar el colegio y cuáles fueron los que les movieron a abandonarlo. He buscado por todo Internet y las únicas referencias de esta congregación en España me llevan a Estella (Navarra), a la editorial Verbo Divino (www.verbodivino.es), pero nada cuentan de su estancia en Zamora.


En plena época franquista, en este colegio se impartía una educación menos cateta que en el resto de España. Se hacia hincapié, con disciplina férrea, en los deportes, la música y los idiomas. Los alumnos salían sabiendo Inglés y Alemán. Los misioneros eran de origen centroeuropeo o argentino y no sé cual fue la razón que les llevó a evangelizar a Zamora bajo el gobierno de Franco, donde todos eran católicos por tradición ratificada por decreto-ley. Dejando a un lado esta incógnita, un día el colegio se cerró y pasó a manos privadas por transacciones operacionales que desconozco, pero con tan buena fortuna para los compradores que la futura autovía de la ruta de la plata (3) tiene previsto pasar por allí.

La rehabilitación del colegio para uso de hotel es sorprendente. La fachada exterior, fiel réplica de cuando era colegio-internado, es de una austeridad intrínseca a las construcciones franquistas, sin ninguna concesión al adorno superfluo: ladrillos rojos y ventanas perfectamente alineadas. En un lateral se conservan unas hermosas vidrieras de lo que fue la capilla. Cuando traspasas el umbral empiezan las sorpresas. No das crédito a lo que estás viendo: los decorados de la Metro-Goldwyn-Mayer para una superproducción no se sabe bien de qué época porque confluyen múltiples estilos, pero con pretensiones de lujo.

El barroquismo que derrocha, que dejaría pálido a cualquier sevillano o valenciano, con un horror vacui que no deja ni un centímetro de pared o techo sin recubrir de pinturas al fresco-no quiero ni pensar lo que pasaría si hubiese goteras y tuviesen que restaurarlas-; no se libran ni los baños (de señoras, of course), ni los pasillos, ni la escalera principal con una barandilla de hierro forjado que dejaría paralizado al mismo Gaudí. Las estancias más destacadas son:

El salón de actos -antigua capilla-, con reproducciones de los frescos de la Capilla Sixtina
El comedor principal, del que cuelgan infinidad de lámparas de cristal que descienden desde bóvedas debidamente decoradas
La discoteca, ambientada cual pirámide de Egipto para sentirte como una momia.

A mí, que me tanto gusta Mondrian, quiso Dios que conociera el Convento de Coreses. Después de la experiencia, me quedo con la fachada (manque sea franquista).

Versión web aquí

(1) Desde el tiempo de los romanos se lleva a cabo esta fiesta donde en un principio los hombres festejaban a sus esposas por un día. Luego tomó un matiz cristiano donde se enfatizó la virginidad en las mujeres y se escogió a Santa Águeda como patrona de la actividad, cuyo martirio fue horrible. La festividad, que se lleva a cabo el segundo domingo de febrero, se caracteriza por ser el día del año en que las mujeres administran el ayuntamiento, en protesta por los abusos cometidos por los hombres. ¡Lástima que dure tan poco esta fiesta!
(2) Arnoldo Janssen (Goch, Alemania 1837-1909) fundó la Congregación de los Misioneros del Verbo Divino en Steyl/Tegelen. Tres años más tarde envió a China a los dos primeros sacerdotes. En 1889 fundó la congregación de las Misioneras Siervas del Espíritu Santo. En 1896, fundó la Congregación de las Siervas del Espíritu Santo de la Adoración Perpetua.
(3) La ruta de la plata trazada entre montañas, valles y llanuras une el norte y el sur de España sin pasar por Madrid y conecta las ciudades de Sevilla, Zafra, Mérida, Plasencia, Bejar, Salamanca, Zamora, Benavente, Astorga, León, Oviedo y Gijón


Sección-Cuaderno de viajes

¡¡Ni me menees!!

2 comentarios:

la Tia Chaty dijo...

Lula cariño , dos dias sin entrar y casi tengo que reservarme una semanita de mis vacaciones, para ponerme al dia con tu blog

besotes

Lula Towanda dijo...

Chaty, es que el cutandpaste lleva poco tiempo. Lo único entretenido es buscar las fotos. En cuanto tengo un momento muevo de la web al blog y ya está.
kiss