martes, junio 28, 2005

Siniestro total

Con este nombre tan rotundo se presentaba un grupo de música de la movida madrileña de los años ochenta. Un compañero de trabajo de aquella época tenía un hermano pequeño que tocaba en este grupo. Era de una familia muy conservadora, de esas en que las madres invitan a tomar el té a sus amigas y en un momento dado extraen de una cajita de nácar un rosario para desgranar los misterios gozosos, gloriosos o dolorosos, según el día de la semana y que con el rosario en la mano, inician el ritual de rezar cinco tandas de diez "Aves Marías" separadas por un "Padre Nuestro", mientras van pasando las cuentas de marfil ensartadas en una cadena de plata que termina en un crucifijo(1). No podía esta madre presumir de hijo artista y famoso porque el repertorio de este grupo era mas bien iconoclasta(2), por lo que llevaba en secreto su orgullo de madre(3).

Hace pocos días me enfrenté de nuevo con el "siniestro total", y no por asistir a un concierto sino por otros motivos. Me comunicaron que mi coche, un precioso Golf GTI blanco, también de la década de los ochenta, lo habían peritado como "siniestro total". Aunque tenía la intención de comprarme un coche nuevo y ceder el Golf a mi hijo, aún no le había puesto fecha a este evento y por tanto este cambio de planes me alteró seriamente el ánimo.

Hacía unas semanas me había embestido sin piedad un BMW rojo mientras estaba parada para incorporarme a una calle en la que no tenía preferencia. El culpable sin ninguna sombra de duda era "el otro" y por tanto su compañía aseguradora era la que debía pagar los destrozos. Sin embargo, las compañías de seguros son cada vez más remisas a hacer frente a sus responsabilidades y buscan cualquier resquicio legal o realizan acuerdos entre ellas para hacerse las "longuis" y no aflojar la "guita", en perjuicio de los asegurados. La muy canalla compañía de seguros del contrario alegó que la reparación era más costosa que el valor del coche y que por tanto el asunto quedaba zanjado como "siniestro total"(4). Para mejorar la situación mi compañía de seguros, a la que paga mi marido una póliza de "A todo riesgo" bastante suculenta y por supuesto mayor que el valor tasado del vehículo, tampoco hizo ademán de hacerse cargo de los gastos ni de exigirle a la otra compañía que cumpliese con lo que ordena la ley.

Ante lo que se avecina como lucha a brazo partido con las aseguradoras, como primera medida retiré del taller de reparaciones mi coche que funciona estupendamente a pesar del diagnóstico de "siniestro total". Tan solo el abollamiento en la parte de atrás le resta elegancia a su bella línea estética, jamás alcanzada en otro modelo de la Volkswagen.

Nunca he visto tan de cerca el estrago del paso del tiempo que con el valor de mi coche. Aunque consiga arreglar este atropello de las compañías de seguros he adquirido conciencia de conducir un "siniestro total". Sé que un día arreglar el espejo retrovisor valdrá más que un magnifico motor indestructible, que un arañazo puede tener un desenlace fatal, que no se puede luchar contra el paso inexorable del tiempo, que el valor sentimental no tiene nada que ver con la fría tasación. ¡Cuánto me gustaría darle la vuelta a la situación y alejar el espectro del "siniestro total" de mi querido coche!. Desprenderme de él me afecta tanto en lo personal como si en el mundo de la guerra de las galaxias, dónde al final siempre ganan los buenos(5), se enviara al desguace a El Halcón Milenario de Han Solo.

Versión web aquí

(1) Para los que no sepan o hayan olvidado cómo se reza el rosario, pueden verlo en la siguinete página web: http://www.terra.es/personal2/andresja/aprender.htm
(2) En 1981, tras un accidente de tráfico, se creó el grupo en Vigo con planteamientos iconoclastas y neo-dadaístas en los textos: punk rock gallego contra el aburrimiento general. El grupo aún existe y tiene página web: http://siniestrototal.com/
(3) El orgullo de madre está por encima de todo, incluso de la religión
(4) Cosa que es totalmente ilegal ya que tiene la obligación de hacer frente a los daños causados por sus asegurados independientemente de las condiciones del seguro del afectado
(5) El único lugar en el Universo donde prevalece el bien, es un mundo de ficción

Sección-Sapos y culebras

¡¡Ni me menees!!

9 comentarios:

Zifnab dijo...

Miña terra galega.... eso es un himno y lo demás son tonterías. en cuanto a lo de tu coche me temo que solo hay algo más despiadado que un BMW, una compañía de seguros. Me temo que siniestro total significa que el valor de la reparación es superior al valor de mercado del coche y en eso se escudan para joderles la vida al personal. Está la actitud anarquista de quemarles el edificio central (y no descartemos que lo del Windsor fuera algo así) y está la civilizada de pelear y dar mucho el coñazo que no siempre es productiva. Mi coche tiene nombre así que entiendo lo del valor sentimental.... Un hechizo de comprensión que no creo que sirva de nada, pero reconforta.

Por cierto no te he dicho la razon por la que me metí en tu blog. Pues que towanda es una de mis herorinas. Hala ya esta dicho. Ya puedo dormir a gusto

Lula Towanda dijo...

Para tranquilidad de los lectores, el seguro al final arreglo mi coche, pero este siniestro total tiene segunda parte que espero que la pueda publicar el fin de semana.

Zifnab: Desde niña firmo mis escritos/dibujos como lula, mi lado artístico, mi otro lado es oscuramente áspero y técnico. Luego llego ?Lula?, un político muy popular, que resulto ser hombre y que eclipso mi nombre sin piedad. A raíz de lo del siniestro total pensé en comprarme un todo terreno para ir arrasando como el personaje de Tomates verdes fritos, que al grito de Towanda le dejaba el coche a unas niñatas para un lifting. Me dije Lula Towanda, cómo pega, como suena africano y desde ese momento le puse apellido.
Ahora me cabe la duda de que tipo de personaje es Towanda. Por favor, ¿me podrías ilustrar?

Mint dijo...

A veces me meto en tu terreno y doy alguna clase como profesor invitado. Una de las cosas típicas que explico es el perfil del cliente de BMW frente al de Volkswagen. Después de alguna que otra experiencia curiosa, siempre pregunto primero si hay alguien que tenga un BMW. Todo esto para decirte que estoy muy contento que tengas un Volkswagen y no un BMW, que si lo puedes reanimar que lo hagas que vale la pena y que muchos ánimos en tu lucha contra la mafia del seguro.

María dijo...

Siento lo del coche, pero menos mal que se arregló. A mí me da miedo que le pase algo al mío porque ya es viejecito también y a cualquier cosa, los dan siniestros. Es como tu decías, un retrovisor, un arañazo, convierten a tu coche en un siniestro y te "arreglan" en un momento todos tus planes.

Zifnab dijo...

Tu ya has descrito a Towanda. Towanda es Idgi Threapwood o como coño se escriba, la encantadora de abejas, la que cuenta la historia del lago que se llevaron los patos y que ahora debe estar en algún lugar de georgia. Un día hablaré de Tomates Verdes fritos y de lo que me sucede con esa película. ese día me iré a un restaurante yanqui a pedirme unos green fried tomatoes a ver si soluciono mi problema.

Pablo dijo...

¿Habrase visto poca vergüenza?. Lo de las compañías de seguros es demencial, todas parecen el mismo grupo musical : Heroes del Silencio
Yo estoy pensando en montar una de estas compañias de seguros... ES UN CHOLLO, cobro a los clientes, pero luego NUNCA pago. En fin... que siento mucho lo de tu cochito, pero si no está en estado terminal, dale cariñitos, que ya le queda poco.

Lula Towanda dijo...

Muchas gracias a todos por la solidaridad y simpatía que habéis manifestado por mi "halcón milenario". En el finde publicaré la segunda parte para que veáis la guerra que me da. Es como un hijo: todo son gastos y pocas satisfacciones, pero... ¡cuánto se les quiere!

FoN dijo...

Impacientes esperaremos el desenlace de la historia querida Towanda...

Por cierto, cómo he de hacer para colaborar con tu web?

Un besote desde Las Palmas,

FoN

--
visita http://alfonso-garcia.com

Lula Towanda dijo...

FoN:

Tan sencillo como mandarme tu perfil, una imagen con la que te identifiques [opcional] y los relatos que quieras. Por ahora publicamos uno a la semana por falta de tiempo. Los relatos deben ser de buen rollito.