martes, junio 27, 2006

Hablar añadiendo el femenino o la necesidad de reivindicar.

La verdad es que no lo entiendo, no me cabe en la cabeza. Nadie dice nada sobre tamaña falta de educación. ¿Qué es lo que pretenden? ¿Qué creamos que no olvidan la lucha femenina?

Toda la vida, por educación y sensibilidad, se ha antepuesto a la mujer: a la hora de hacerla pasar a un lugar, al sentarse, al ofrecer algo... y no por puro gusto, sino por esa caballerosidad bien entendida que apreciaba, cuidaba y respetaba a la mujer. (Imaginemos una embarazada, una señora cargada, una matrona con muchos hijos...)

Siempre he oido, hasta ahora, "señoras y señores", "ladies and gentelmen"... pues no. Hoy ya no. Ahora está de moda el abandonar todas las formas de educación y nadie dice nada...

Ya os habréis dado cuenta de a qué me refiero, ¿no?.

Se escucha en todas partes, se antepone en todos los discursos, desde oficiales hasta oficiosos y populares.

¿Qué es eso de "niños y niñas", "alumnos y alumnas", "ciudadanos y ciudadanas"...

¡Será posible!

Si realmente quieren nombrar los dos sexos, porque sienten que englobarlos en el masculino les discrimina, pues que antepongan el femenino, que eso es educación y dejémonos de monsergas.

No soy feminista, soy femenina y reivindico mi derecho a anteponerme al varón por educación, por respeto, por entendimiento y... porque es de buen nacido ser agradecido.

Sección-Sapos y culebras

technorati , , ,

¡¡Ni me menees!!

9 comentarios:

Rebecuqui dijo...

Tienes toda la razón, siempre he pensado que no por reiterar tanto el "señoras, señores, señoritas..." nos dejan de lado o dejan a alguien de lado. Me parece una tontería andar con tanto exabrupto para remarcar que "ahora sí" existimos, debería demostrarse en otros ámbitos, p.e. el eterno guerrear con los salarios entre profesionales femeninos/masculinos...
También estoy de acuerdo contigo en que no eres menos femenina o que luchas menos por tus intereses por permitir que te abran una puerta o te cedan un asiento. Siempre he dicho que no me considero feminista sino más bien sufragista a la vieja usanza, como aquellas de principios de siglo XX que reivindicaban sus derechos como ser humano no por su condición de mujeres.
Bienvenida al blog Karuna, ánimo y mucho éxito!!!!!!

Kotinussa dijo...

Pues fíjate que nunca antes había contemplado este lado de la reivindicación. Me parece muy valiente en estos tiempos en que por una cosa así te relegan "ipso facto" al rincón de los "carcas".

Lula Towanda dijo...

Bienvenida al blog.

Me repele bastante el síndrome de jovenes/jovenas (Carmen Romero dixit). Me parece ridículo y quedarse en la superficie de la cuestión. No es un problema de palabras, es de hechos.
Buscando por la red me he encontrado una ponencia que estudia este fenómeno. En el I Simposio internacional de análisis del discurso, en la Universidad Complutense de Madrid titulada
Sexismo y Lenguaje:
El estado de la cuestión:
Reflejos en la prensa


Me parece que estas un tu derecho de reivindicar el anteponer la mujer al varón. Esas atenciones hacia nosotras nos muestran respeto pero también cierto paternalismo y desde mi punto de vista esto no es suficiente, habría que avanzar hacia una relación verdadera de igualdad.

pablo dijo...

el lenguaje muchas veces está tan arraigado que no nos damos cuenta de lo que conlleva cierto tipo de expresión, se ve como normal pero en el fondo es una forma de discriminar que deberiamos intentar eliminar poco a poco. a parte de con las mujeres pasa igual con el racismo, mientras no dejemos de decir que esa es la oveja negra, que ese es un punto negro, que futuro mas negro, etc... seguiremos identificando ciertas palabras con ciertas actitudes

Rrío dijo...

Mi profesora de TAI-CHI habla siempre en género femenino cuando se dirije a sus "alumnas" pues dice que son mayoría en la clase (soy el único varón). Algunos otros varones de otras clases se han quejado.

¿Problema de lenguaje o de sexismo?

A mí no me importa en exceso, todos los varones tenemos un lado femenino. Y si no, ¿qué hago yo precisamente aquí?

Galufante dijo...

Pues vete devolviendo los pantalones, si eres tan amable...

Yo también abogo por la femineidad...

Agur.

Elvira dijo...

Hola, encantada de conocer tu espacio.

"No soy feminista, soy femenina y reivindico mi derecho a anteponerme al varón por educación, por respeto, por entendimiento y... porque es de buen nacido ser agradecido"

Eso me ha gustado MUCHO!

y me parece que evidentemente, es una manera de tapar las verdaderas (e importantes) diferencias que, aún existen.

Besos

Fernando dijo...

Es fundamental detectar las actitudes para diferenciar la amabilidad, la caballerosidad o el reconocimiento del paternalismo o de la sensación de superioridad. Particularmente, me gusta el papel de consorte pospuesto.

Julen dijo...

Llego muy tarde al coloquio. Pero llego. Mi propuesta radical (ya sé que demasiado simple): "personas".
Un saludo,
Julen