viernes, julio 10, 2009

El Bengo

Este post forma parte de currando con rojos disponible en versión wiki


Así empezaba su apellido y terminaba de tal manera que no había duda de que su origen era vasco. Alto, espigado, de pelo oscuro con incipientes entradas, ojos castaños brillantes y una permanente sonrisa en los labios que nos contagiaba a todos.

Cuando me lo presentaron tuve la sensación de que algo de él no encajaba en el ambiente general asilvestrado. Su educación, sus modales, su desenvoltura social marcaban una diferencia que quedaba despejada a la vista de los complementos que llevaba. No todos miraban la hora en un Rolex auténtico ni sus zapatos brillaban como los Sebago del Bengo.

No sé los caminos que le llevaron a aquel lugar, pero estaba encantado de trabajar por primera vez en algo que le gustaba, el hardware. Se mezclaba muy bien con la gente y sacaba partido de su extraordinaria simpatía. A pocas personas he visto contar los chistes con tanta gracia como lo hacía él.

Como buen vasco organizó la cuadrilla para el poteo post jornada laboral pero adaptada a la zona centro; solo íbamos a un bar y se admitían mujeres. Solíamos ir el jefe de HW, Paco Lenin, el Bengo y yo. Pocas veces en mi vida me he reído tanto como en aquellas rondas de tubos.

No fui consciente de que influiría en él cuando le comenté que lo suyo era la carrera comercial y no el laboratorio de bata blanca. Años más tarde me lo encontré en Saturno S.A. de visita comercial y me comentó que lo que le dije le hizo plantearse su carrera.

No sé nada de él desde hace años, pero seguro que le ha ido muy bien.



¡¡Ni me menees!!

6 comentarios:

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Pues... una búsqueda en Google con Bengo + la palabra que en vasco es "casa" a lo mejor te daba pistas :P Hay cosas que sólo algunos tipos pueden llevar con naturalidad, qué envidia, jeje.

Lula Towanda dijo...

M@k: La experiencia lo es todo. Ser rico de cuna favorece el saber llevar el lujo con naturalidad.
Algunos, como es mi caso, no tenemos el TAG Heuer ni siendo de la clase pasiva.

Capitán Clostridium dijo...

Yo también conocí en el trabajo a un vasco con muchísimo sentido del humor. A priori choca bastante, ¿verdad? Piensas que son secos y.. todo lo contrario.

Inténtalo en "feisbuk", ahora todo el mundo se mete ahí.

Saludos desde alta mar en una mañana aburrida de sábado en la que veo blogs aleatoriamente y comento.

Lula Towanda dijo...

Capitán Clostridium Encantada de que hayas recalado en este pequeño puerto.
La simpatía y gracia del Bengo dejarían pálido a cualquier gaditano. Su sangre RH - discurría debajo de una piel cetrina. Podría pasar por señorito andaluz a poco que imitase el acento.
Siempre estaré agradecida a lo mucho que me hizo reir.

He intentado encontrar al Bengo en facebook pero no lo he encontrado. Si recordara su segundo apellido sería más fácil.

Julen dijo...

Servicios gratuitos de orientación profesional, ¿no? jajaja

Lula Towanda dijo...

Julen: No era mi intención cambiarle el rumbo laboral. Con todo, no creo que hubiera tenido ningún problema siguiera por el camino que eligiese.