sábado, diciembre 02, 2006

El inicio de la escalada

La jefatura es una travesia del desierto, por eso desde Africa me he acordado de este post que publico desde un hotel en Hammamet. Me esta costando una pasta, a 5 dinars la media hora. El ordenador esta en frances y el teclado no lleva acentos. C'est la gobalizacion.

En las cimas de las organizaciones, ya sean las Empresas, la Administración o las Universidades, pasa lo mismo que en las montañas, cuanto más alto, menos oxígeno. Sólo los pulmones privilegiados o los que se han ido adaptando a la altura pueden respirar sin expirar.

Algunos llegan a la cima en helicóptero - las malas lenguas los llaman "paracas"(1)- sin necesidad de escalar desde la base. Es condición necesaria que hayan recibido una educación orientada a las alturas, amén de disponer del correspondiente vehículo que los transporte a la cúspide.

"Los otros" deben realizar la escalada desde los cimientos de las estructuras organizativas, quedando muchos por el camino. Por esta travesía van ascendiendo en busca del báculo del poder los que se sienten con ánimos de llegar a la cima, sin embargo, algunos abandonan la senda de la gloria por no sentirse con fuerzas para seguir subiendo, porque no les compensa el esfuerzo o simplemente desertan para evitar la servidumbre de este vía crucis.

Todos los escaladores laborales inician su ascenso por el grado del mando intermedio, con el entusiasmo propio del que inicia una vida mejor. Cuando se estrenan en el cargo, piensan que su puesto se lo deben a sus propios méritos: inteligencia, esfuerzo, lealtad,... La verdad es que la vanidad humana aporta varias dioptrías en la visión de la realidad porque estas virtudes proporcionan un verdadero repelús a las jerarquías superiores que generalmente buscan a un "tonto útil" para sus propósitos, porque para listos ya están ellos. Si el mando intermedio persiste en esa autoestima, no prosperará en su carrera laboral.

Para los que superen esta primera barrera de la autoestima se les aplica el filtro: "si quieres conocer a fulanito dale un carguito". Por regla general, salvo honrosas excepciones, le sale la vena Hyde que llevaba oculta en su fachada Jekyll. Lo que antes criticaba como currito, ahora, con mando en plaza, le parece correcto. Esta transmutación se le suele llamar flexibilidad, ya que por fin fulanito no se enroca en posturas firmes, dejándose llevar por las corrientes de opinión de los niveles superiores, actitud denominada "I agree".

Una vez que ha dejado atrás la autoestima y se ha dotado de flexibilidad, el mando intermedio ha adquirido su madurez como jefe y está listo para una subida en el escalafón. Como complemento y para subir nota, se puede emplear en actividades del tipo: un empujoncito aquí, un pisotón allá, una puñalada trapera acullá, alcanzando el grado de Cum Laude. En este punto nos encontramos ante un verdadero h.p.(2), con muchas, pero que muchas posibilidades de llegar a la cúspide, como los "paracas".

Nota de la autora: este post forma parte del monografico de El mando intermedio

(1) Paraca, es término que referencia al jefe que viene caído del cielo cual paracaidista.
(2) Con h.p. no me refiero precisamente a un empleado de Hewlett-Packard.

Sección-Fauna humana


technorati , , ,

¡¡Ni me menees!!

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Que lástima no poder grabar comentarios sonoros porque este post merece como mínimo un aplauso.

Describes la realidad con una fidelidad absoluta. Al igual que cuando uno se va a casar (por la iglesia) es obligatorio un cursillo prematrimonial, cuando la gente va a comenzar su vida laboral en una empresa debería ser obligatorio que leyese tu blog.

Esto les ahorraría como mínimo 7 o 8 años para acabar averiguando por si mismos como son las cosas.

Julen dijo...

Lula, el arte de ascender despliega muchos recursos, acordes a las particularidades del lugar. Muchos los aspirantes y pocos los elegidos.
Claro que si te haces artesano, sólo puedes subir por encima de ti mismo... pero como eres tú otra vez, entonces, resulta que has vuelto al mismo sitio y... en fin, que lo explique recursivamante Telémaco.
Y sí, yo también en la guía de acogida de cualquier empresita, colocaba algunos posts de la chica (para mí es un mito) con el pelo azul.

Maria dijo...

Yo también te aplaudo y recomendaría tu blog para ponerse al día. Disfruta del viaje. Besos

almena dijo...

Eres única encontrando analogías con el doble ingrediente de autenticidad y de humor.

Besos!

Fernando dijo...

Propongo nombrar a Lula heredera de Quevedo como cosificadora y estereotipadora de los animales de empresa.

el necroscopio dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Magnificamente explicado. Casi da miedo porque puede ser utilizado por aquellos que aspiran a subir...
Sólo una puntualización: Las mujeres estan cayendo en este juego tan burdo y estúpido, no me refiero a las que se ven obligadas a jugar con las reglas de los hombres, si no a aquellas que, una vez arriba las aplican sobre sus COMPAÑERAS. Curioso ¿no?
Un saludo.

toxcatl dijo...

Lula guapa, que ya te he publicado y eso.-

Anónimo dijo...

Apoyo la propuesta de Fernando.

Chisme Cotilla dijo...

Veo que tu animalário corporativo va en aumento, dentro de poco tendrás la colección completa.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pos claro Lula, parece mentira. Hay que ser flexibles, hay que ser capaz de pensar lo mismo y lo contrario y controlar el sonrojo de las mejillas.

Aquel que dijo lo de que en este menduo traidor, nada es verdad o mentira, todo es según el color, del cristal con que se mira era un tipo l mar de sabio

Se feliz

Lula Towanda dijo...

Telémaco Muchas gracias por el aplauso. El post condensa un montón de años al pie del cañón en los que no alcancé la flexibilidad necesaria para ascender ni perdí la autoestima, aunque como tonta útil fui un chollo. Llegó un momento en el que vi claro que padecía el mal de altura y puse los pies en el suelo. Nunca me arrepentí de dar este paso. Aunque se lo cuentes a los que empiezan para ahorrarles disgustos, ellos pensarán que eso era antes que ahora las cosas son de otra manera. Tienen todo el derecho a averiguar por ellos mismos cómo está el patio.

Julen El término de artesano me encanta, transmite la sensación del trabajo hecho con primor. El artesano no padece el mar de altura, porque vive muy próximo a la realidad. En la carrera para llegar a la cúspide se pierden muchas cosas por el camino, a mi entender demasiadas.

María Gracias por recomendarlo, al menos los que van a empezar tendrían una visión desde la experiencia, aunque la juventud no es muy dada a valorar el camino andado por otros.

Almena Cuando las cosas se cuentan desde el humor (sin acritud como diría F.G.) es cuando realmente se han superado.

Fernando No me podrías haber dicho una cosa más bonita. Besaría por donde pisó Quevedo. Me emociono cuando releo ?El buscón?.

necroscopio Las mujeres por regla general no solemos entrar en este juego, pero la que entra lo juega con toda sus consecuencias. Mis peores experiencias con las alturas han sido con mujeres. Me parece patético, pero es así.
Respecto a lo de dar pistas a los trepas, descuida, ellos ya saben como subir.

toxcatl Ya lo he visto, gracias pro invitarme a tu blog. Ahorita mismo publico la referencia al post en cuestión.

D. Chisme Allí vamos, con el zoo laboral. Aún quedan muchos amimalitos.

Zifnab Mira que haciendo flexiones llego con las palmas de las manos al suelo y que como soy cetrina no me sonrojo jamás. A pesar de eso no he aplicado estas cualidades a la vida laboral. Rebelde que es una y sobre todo feliz.

antona dijo...

Lo mejor, es cuando estos trepas caen de lo mas alto.No se hacen ni sangre,claro ya se la chuparon toda.
gracias por tu visita
salu2

Lula Towanda dijo...

Antona Cuando los trepas caen de lo más alto lo hacen en un mullido lecho de billetes de cien euros, por eso no sufren rasguños.

¿Qué tal una foto de la caída del trepa? algo así como el Angel caido del Retiro con traje de Armani :-)

Anónimo dijo...

No se, yo debo ser de las jóvenes infelices que piensa que las personas despiertas y capaces lograrán sus objetivos por si mismos. El post es muy gráfico y desde luego se me ocurren unas cuantas personas a lo largo de mi vida laboral que encajan a la perfección en tu descripción, pero tambien he conocido a mandos intermedios que hacen bien su trabajo organizan bien a sus equipos y consiguen ascensos limpiamente con un único arma: saben mostrar lo buenos que son mejor que otros, lo que popularmente se llama venderse bien. En cuanto a lo de las mujeres... las mujeres al igual que los hombres tenemos metas y objetivos y dependiendo de nuestra forma de ser (que no veo porque tiene que ser diferente a la masculina) actuamos en consecuencia, sin mas. No entiendo la manía por destacar (para cuatro mandos femeninos que hay) que las peores jefas fueron mujeres, quizás lo recordamos mas porque andamos todos muy acostumbrados a que nuestros jefes sean hombres.

Anónimo dijo...

No se, yo debo ser de las jóvenes infelices que piensa que las personas despiertas y capaces lograrán sus objetivos por si mismos. El post es muy gráfico y desde luego se me ocurren unas cuantas personas a lo largo de mi vida laboral que encajan a la perfección en tu descripción, pero tambien he conocido a mandos intermedios que hacen bien su trabajo organizan bien a sus equipos y consiguen ascensos limpiamente con un único arma: saben mostrar lo buenos que son mejor que otros, lo que popularmente se llama venderse bien. En cuanto a lo de las mujeres... las mujeres al igual que los hombres tenemos metas y objetivos y dependiendo de nuestra forma de ser (que no veo porque tiene que ser diferente a la masculina) actuamos en consecuencia, sin mas. No entiendo la manía por destacar (para cuatro mandos femeninos que hay) que las peores jefas fueron mujeres, quizás lo recordamos mas porque andamos todos muy acostumbrados a que nuestros jefes sean hombres.

Anónimo dijo...

La vida laboral es elástica, sobre todo si vas cambiando de empresa. He subido y bajado unas cuantas veces. Y eso me ha ayudado a mantener siempre los pies en el suelo (creo). Por lo demás, como siempre: Absolutamente genial. Que buen día fue cuando descubrí tu blog. Besos.

María dijo...

Gracias Lula por tu comentario. Leí lo que escribiste de las mujeres live. No pensaba ni contestar ni publicar con ellas. Lo que ofrecen de miles y miles de visitas, la verdad es que me da igual, yo escribo porque quiero, me gusta y si me leen o comentan 5 pues 5 y si son 15 pues 15, pero ya está. Besos

Lula Towanda dijo...

Zoe La vida es diferente a como nos la cuentan. Hay mandos intermedios que llegan por sus propios méritos y que crean buenos equipos de trabajo, pero desgraciadamente sus carreras se quedan estancadas. Para los niveles superiores de jerarquía no se valora eso, se valora la obediencia ciega y la sumisión. Es triste, pero es así.

Respecto a las mujeres, hay muy pocas directivas pero las que suben son cómo sus colegas masculinos. Tal vez se espera de ellas una actitud mejor, pero el método de subida es el mismo y por tanto su comportamiento similar.

En mi caso la estadística me sale fatal y no he conocido jefa buena, en cambio si he tenido buenos jefes (que se quedaron estancados)

Mint La vida laboral elástica es muy enriquecedora. Se aprende más cuando se muerde el polvo que cuando se está en las nubes.
Gracias por tus amables palabras.

María Tu si que sabes, no consiste en tener un blog con miles de visitas sino de divertirse y encontrar agradable compañía.
Desde hace año y medio sé de tu vida y me interesa todo lo que te pasa. Si no es amistad, se le parece.