lunes, diciembre 18, 2006

Partes síncronas no son buenas

La vida la vamos partiendo en trocitos de tiempo a los que vamos llenando de actividad. De las 24 horas del día, unas horas están ocupadas por el sueño y otras por la necesidad de alimentarse. Si estamos sujetos a la maldición de ganarás el pan con el sudor de tu frente, se va estrechando el margen de tiempo libre del día y en algunos casos ese margen puede llegar a ser cero o incluso menor que cero teniendo que robar horas al sueño.

Los ordenadores, a imagen y semejanza de los humanos, están dotados de capacidad de proceso (CPU) para realizar las tareas, de memoria para guardar contexto, de un sistema de manejo de interrupciones para atender las Interrupt ReQuest (IRQ) y de la posibilidad de filtrar las interrupciones según el momento. Los Sistemas operativos (S.O.) utilizan estos recursos para organizar la reparto de actividades en el tiempo. Se comportan de forma síncrona cuando exploran el entorno para detectar novedades (como mi amigo el Sr. Chisme desde la mirilla de su casa observando a sus vecinos) y de forma asíncrona cuando es el entorno el que avisa de los cambios (como cuando Socorro va a casa del Sr. Chisme a ponerle al tanto de su vida).

La forma síncrona organiza la vida desde dentro, de una forma ordenada. Se explora el entorno en momentos determinados en los que no se perturba la rutina, sin sorpresas. Sería el caso ir al trun-trun. Siempre haciendo lo mismo en el mismo intervalo: levantarse, desayunar, ir al trabajo, trabajar, salir del trabajo, ir a las actividades de ocio programadas, regresar a casa, cenar, disfrutar del ocio casero, acostarse, dormir y vuelta a empezar. Si además se tienen niños, se sustituye el tiempo de ocio por el cuidado de la prole y las horas de sueño se disminuyen. La posibilidad de explorar el entorno se limitará al espacio de tiempo dedicado al ocio, que en el caso de ser padres será cero patatero.

La gestión del tiempo asíncrona abre la posibilidad de que el exterior modifique nuestro comportamiento, avisándonos de los cambios externos del entorno. En este caso es necesario que cada actividad tenga su prioridad para decidir la tarea triunfante cuando surge un evento externo. Las prioridades determinarán por completo el comportamiento y romperán la rutina.

La sincronía en las actividades es muy eficiente porque se está a lo que se está y no se pierde el tiempo pensando qué es más importante en cada momento. No tiene distracciones. Por otro lado la actitud asíncrona consume parte del tiempo en decidir qué hacer en cada momento y no garantiza nunca que lo que se empieza se termine.

Durante el último mes me he visto atrapada en una gestión de tiempo síncrona , sin escapatoria para explorar el mundo exterior, ni en los fines de semana. Sí, he sido muy eficiente, he hecho muchas cosas, pero me he sentido atrapada en el tiempo, prisionera de los compromisos y esclava de las obligaciones. He mirado hacia el cielo esperado que un rayo asíncrono rompiera la cárcel de mi sincronía y tuve como respuesta el acueducto de la constitución. Mano de santo, después de una semana en Túnez ha quedado herida de muerte la sincronía en mi vida. Espero que nunca se recupere del golpe.

Sección-Reflexiones

technorati , , ,

¡¡Ni me menees!!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una buena receta para los que un día abjuramos con todas nuestras fuerzas de tan estupenda sincronía. A ver si recuerdo como se viaja

Se feliz

Anónimo dijo...

Esto de los rayos asíncronos es lo que tienen. Un@ nunca vuelve a ser igual una vez que ha sido alcanzad@.

Que envidia me has dado puñetera, con lo que me gustan a mi los rayos asíncronos.

Anónimo dijo...

Entonces, si lo he entendido bien, los post son sincrónicos y los comentarios, como este por ejemplo, son asincrónicos?

Lula Towanda dijo...

Zifnab Mal vamos si viajar es un recuerdo. Ponte tu manto de mago y piérdete por ahí.

Telémaco todo lo que rompa la rueda síncrona es bueno, sea rayo o centella. El placer de lo inesperado es la sal de la vida.

Chisme Perfecta analogía entre el post y los comentarios. ¿Que sería del post sin su parte asíncrona de comentarios?

Anónimo dijo...

Te confieso que lo he tenido que leer cuatro veces y dejar pasar un día antes de volverlo a leer. Me he sentido un poco bobo intentándolo entender y creo que al final lo he conseguido. Pero tengo una duda, mi lector de noticias ?se comporta de forma síncrona cuando explora el entorno para detectar novedades? pero cuando me avisa que hay una entrada nueva en tu blog para mi es un ?rayo asíncrono?. Uy me estoy volviendo a liar... Mejor lo dejo, te felicito la Navidad y te deseo un año lleno de sincronías. Un beso.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo de una manera plesiócrona

chousas dijo...

Sincronías... Asincronías...
Algo te dejó esa fase de sincronía si usas analogías informáticas para describirla...
De todos modos la manera de ponerle fin está bien... jué ya lo creo que sí...

Lula Towanda dijo...

Mint Tanto los avisos de nuevas entradas en los blogs favoritos como los comentarios del propio blog que se reciben vía e-mail proporcionan esas pequeñas alegrías asíncronas que rompen la monotonía.
Cuando no se tiene tiempo para atender a su llamada, es un toque para revisar la calidad de vida (no de visa) que llevamos.

Muxfin Me has dejado de piedra con lo de la plesiócrona. Me he dado cuenta que he trabajado 10 años en la cosa mas sincronía del mundo: las comunicaciones de la voz. ¡qué horror! Tengo un destino síncrono.

Chousas La profesión va por dentro y el concepto de sincronía/asincronía lo tengo asociado a los ordenadores y a las telecomunicaciones según me ha recordado muxfin. Lo de viajar viene bien para la melancolía síncrona y para cualquier cosa.

María dijo...

De verdad Lula que cuando te leo me dejas con la boca abierta en la forma en que encuentras las relaciones entre unos temas y otros. Y me alegro de que te llegara el rayo que pedías y que quedara muy tocada tu sincronía. Voy a tener que ponerme a buscar el mío a ver si también se rompe la monotonía, que eso llena mucho de energía positiva. Besos

María dijo...

Tu amiga, te desea lo mejor para estos días y para el próximo año en el que espero que se cumplan todos tus proyectos e ilusiones. Besos

Lula Towanda dijo...

Maria: Querida amiga, que el año que viene nos traiga múltiples asincronías positivas para que nuestra vida sea todo menos monótona.