domingo, febrero 26, 2006

Involucrarse o comprometerse

En mi anterior post se dejaba bastante mal a los jefes, y en los comentarios peor.
Mi parte de Quijote me hace siempre estar con las causas perdidas por lo que paso a defender al mejor jefe que he tenido (1).
Director de una empresa mediana que formaba parte de un grupo muy importante, era un líder nato capaz de hacer ilusionarse a todo su equipo por un proyecto (2).
Le gustaba decir la siguiente adivinanza:

-¿Sabes la diferencia entre involucrarse o comprometerse?
Después de la oportuna negación de los primerizos y el no menos oportuno silencio de los "iniciados", decía:
- Te voy a poner un ejemplo: en un plato de huevos con bacon, la gallina está involucrada pero el cerdo está comprometido .

Por supuesto, después de aquello el neófito borraba de su vocabulario la palabra involucrado.

No sólo hacía que los demás se comprometieran, sino que él era el primero.
Cuando se empezó a hablar en todas las empresas de Calidad Total, él apostó por un sistema enfocado más a la actitud y eficacia de los trabajadores que a las estadísticas. Una encuesta sobre el proceso de Calidad reflejó que los trabajadores no sentían que la Dirección se lo tomara en serio. Reunió a todo el personal y pidió disculpas públicamente por dar esa impresión.

En otra ocasión nos pidió a los mandos intermedios un esfuerzo para pasar una temporada de vacas flacas que consistía en trabajar gratis dos fines de semana. Se trabajó sólo uno; al pasar el bache se nos remuneró los dos fines de semana como recompensa a la predisposición.

Este ambiente hacía que la creatividad fuera uno más de los valores de la empresa, no sólo en los departamentos de producción o técnico.
Os pongo un ejemplo de esa creatividad:
Al Departamento de Servicios se le encomendó el estudio del cambio del aparcamiento de la empresa. Después de valorar distintas alternativas se llegó a la conclusión que casi era más barato fabricar las losetas que comprarlas e instalarlas.
La solución que se tomó fue financiar la maquinaria que se cedió a los trabajadores para que en tiempo extralaboral fabricaran las losetas y otros materiales de construcción que vendían en régimen de cooperativa.

(1) Eran otros tiempos.

(2)Ver la teoría del jefe donde Carmen habla de los tipos de liderazgo.

Sección-Reflexiones
technorati

¡¡Ni me menees!!

jueves, febrero 23, 2006

Conocer para opinar

Vía Garganta Profunda me llega un sesudo estudio sobre una comparativa del anteproyecto de ley x/2006 sobre el IRPF con la normativa aplicable en el año 2004.
Nos dice nuestro gobierno que la nueva ley bajará la presesión fiscal, sobre todo a las rentas más bajas.

¿Nos está diciendo el gobierno la verdad?
¿Qué significa para el gobierno una renta alta?
¿Cómo les afecta esta reforma fiscal a los que están próximos a jubilarse?

Las matemáticas no engañan, las cuentas claras y el chocolate espeso.

El cálculo se suministra en dos versiones, la versión minimalista, sólo con las gráficas para que el lector saque sus propias conclusiones y la versión comentada desde el punto de vista del autor.

Dejo claro que no soy la autora, tan solo la editora.

Sección-Reflexiones
technorati

¡¡Ni me menees!!

martes, febrero 21, 2006

El Teniente Kijé

Desde que escuché(1) por primera vez "El Teniente Kijé" de Sergei Prokofiev, siempre me ha gustado, por lo que me interesé en su historia.
La Suite que todos conocemos (o no), fue escrita para una película dirigida por Alexander Faintsimmer en 1934.
Consta de cinco movimientos:

  • Nacimiento
  • Romanza
  • Boda
  • Troika
  • Y muerte.


Esta película se basa en un divertido cuento de Yury Tynyanov. La historia es una sátira de la Corte Rusa a finales del siglo XVIII en tiempos del Zar Pablo I, un hombre fascinado por la pompa y la disciplina militar.

Un borrón en un informe le hace entender al Zar(2) que existe un subteniente Kizhe y se interesa por dicho subteniente y exige más datos sobre el "bravo oficial". Sus subordinados militares, incapaces de contradecir al monarca y sacarlo del error, inventan la biografía completa del inexistente Kijé, desde su nacimiento hasta el fin de su carrera, pasando por el exilio en Siberia, su ascenso en las filas militares, su matrimonio y otros episodios de su vida, ricamente sazonados por la imaginación de los oficiales del zar. Ya plenamente interesado en la vida de su exitoso teniente, el zar exige conocerlo personalmente, por lo que a los oficiales no les queda más remedio que matar en el campo de batalla a tan valeroso oficial.

La trama del cuento me recuerda a algunas situaciones en la Política y en la Empresa dignas de nuestro dicho "sostenello y no enmendallo". Seguro que todos tenemos ejemplos en los que por un simple error se ha ido liando la cosa hasta hacer una maraña imposible de solucionar.
A veces se llega a situaciones verdaderamente ridículas por no llevar la contraria al jefe.


(1) Fue en un disco de demostración del sonido estereofónico a principio de los 60's (pura arqueología)
(2) El texto original decía: "los Subtenientes Stiven, Rybin y Azancheev son designados " y con el borrón quedó: "El subteniente Kizhe Stiven, Rybin y Azancheev son designados"

Sección-Reflexiones
technorati

¡¡Ni me menees!!

domingo, febrero 19, 2006

El flautista de Hamelín

A raíz de un artículo publicado por Wall Street Journal sobre recompensas a bloggers americanos que han apoyado a FON, se ha debatido en la blogesfera española sobre los bloggers que lo han apoyado desde aquí. He seguido este debate con interés con la esperanza que alguien pusiera los puntos sobre la íes y con satisfacción he comprobado como se pronunciaban contra esta contaminación. Pongo como referencia e-cuaderno que en el post Lo que esta en juego comenta y recopila los principales enlaces relacionados con esta discusión.

Esta es mi humilde contribución a este debate: describir un perfil humano al que pertenece Martin Varsavsky, junto con otros muchos que seguro que hemos tenido la oportunidad de conocer más de cerca.


Hay personas que conciben ideas y son capaces de llevarlas a cabo con tesón. Ellos son los que hacen que el mundo progrese, generalmente para bien. Su vida es fructífera y su huella permanece más allá de su existencia. Se les suele admirar y en muchos casos envidiar y se dan casos en que han sido suplantados por otros que los han despojado de la fama y del dinero.

Una buena idea genera siempre entusiasmo, pero llevarla a término requiere el esfuerzo de mucha gente guiada por una persona(1) que reúna una serie de cualidades necesarias para hacerla realidad, entre ellas, el ingenio para crear algo nuevo, la habilidad de vender la idea, la capacidad de crear entusiasmo, la destreza de definir las metas, la pericia de organizar el trabajo, la maña de resolver situaciones imprevistas y finalmente el arte de no decaer hasta llegar al final. Pocas personas se ajustan a este perfil completo pero muchas intentan suplantarlo.

Los flautistas de Hamelín son especialistas en intentar asumir la parte más fácil y provechosa de este perfil, la que transcurre desde vender la idea hasta la de crear entusiasmo, el resto de las fases pierden interés para ellos por su incapacidad para llevarlas a cabo. Por tanto, estos flautistas no son creativos ni perseverantes, solo precisan tener mucho morro y muy pocos escrúpulos.

Estos pillos tañen como nadie la dulce flauta de la persuasión, acompañada de gestos entusiastas de venceremos, prometiendo el paraíso en la tierra para los que le sigan. Los que se dejan arrastrar por tan prometedoras expectativas les espera un largo camino sin retorno, lleno de piedras, que suele desembocar en el desierto de la desesperanza y la desilusión.

En épocas no muy lejanas, en la burbuja de Internet, tuvieron su máximo esplendor y fueron escalando posiciones mientras sembraban la desolación a su paso. Se despedían de sus fieles seguidores muy compungidos diciendo: "me voy(2) para no veros sufrir" o "No me voy, me llevan(3)". Algunos han sobrevivido durante todo este tiempo con la misma técnica. Otros, como el Guadiana, aparecen y desaparecen. Lo sorprendente es que desde arriba se siga confiando en ellos y se perpetúe la financiación de sus despropósitos pero lo que no tiene explicación es que sean capaces de reclutar víctimas(4) .

¡Qué suerte he tenido con eso de ser dura de oreja! Nunca he sabido apreciar la dulzura de sus melodías de ambición.

(1) En algunos casos son dos como Sergey Brin y Larry Page de Google
(2) Con el riñón bien cubierto
(3) A un sitio mejor donde vosotros no tenéis cabida
(4) De ahí la importancia de conocer la historia, hasta la más inmediata.

Sección-Fauna Humana

technorati

¡¡Ni me menees!!

jueves, febrero 16, 2006

Gestión Empresarial para brutos


Un compañero de trabajo bastante bruto me comentó que no entendía algunas de las palabras que usaba la empresa. Con mi habitual sensibilidad para "los que no saben, pero quieren saber", le puse el siguiente símil:

- Imagina que estás cansado de los problemas con tu mujer (o tu marido), te cuesta broncas, dinero y crees que sin ella (o él) te iría mejor. Pues pides el divorcio, que también te va a costar dinero pero lo puedes deducir. A esto se llama ERE (Expediente de Regulación de Empleo).

- Luego ves que tienes unas necesidades sexuales que cubrir y contratas los servicios de una (o un) profesional o amante. A esto se le llama Externalización.

- Con el tiempo, por la falta de práctica vas teniendo menos habilidades sexuales pero necesitas mantener el status, entonces subcontratas a un profesional para que fornique con tu amante. A esto se llama Outsourcing.

Es un ejemplo muy burdo, pero mi amigo entendió el porqué la empresa que nos subcontrata conoce cada vez menos su propio producto.
Han delegado toda la Operación, por lo que siempre se encuentra un externo a quien echarle la culpa.

Como subcontratado de una multinacional de las Telecomunicaciones, tengo la impresión de que se tienen a las subcontratas como "Bancos de Pérdidas". Se llama optimización de recursos, reducción de gastos y otros nombres sofisticados, pero a los de a pie se nos hace difícil entender cómo puede ser más rentable a la sociedad un prejubilado de la empresa A haciendo el mismo trabajo en la subcontrata B para la empresa A que seguir en la empresa A. Supongo que la Seguridad Social también es banco de pérdidas.

Un ejemplo: Se observa que el número de incidencias por materiales, especificaciones, o errores en los proyectos es muy elevada y cada incidencia tiene un coste adicional.

Solución: En vez de investigar dónde están los problemas (1) se decide aumentar el coste de la actuación en un porcentaje irrisorio y trasladar a la subcontrata la carga de todas las incidencias.

(1)Se deduce con acierto que el problema no es suyo porque como no tienen ni la Logística ni la Operación no se pueden equivocar y su sistema de Calidad queda impoluto.

Sección-Sapos y Culebras
technorati , ,


¡¡Ni me menees!!

martes, febrero 14, 2006

Réplica al rentista laboral

Tal como anuncié a la editora cuando me hizo partícipe de sus tesis sobre los rentistas laborales, disiento de sus tesis y -también, tal y como le indiqué-, procederé a explicarme en público sobre dicho disentimiento.

Según mi opinión, el artículo presenta un error de enfoque: No existe tal correlación entre la productividad del trabajador y su destino como disfrutador de ocio vicario.

Todo rico sabe que no cualquiera sirve para ejercer el ocio vicario. Pongamos un rico de la época de Veblen que esclavice a trabajadores en su fábrica para el buen gobierno de su propia hacienda. ¿A quién seleccionará de los criados para que se ponga la librea y reciba a otros ricos? ¿Con qué artista ejercerá las funciones de mecenazgo para que la buena sociedad sepa de sus dispendios y de la de dinero que le sobre para comprar una buena librea o mantener vagos dedicados a las nobles artes? ¿al menos productivo? ¿al más productivo? Nada de eso, esta variable no entra en juego en la selección.

El rico como dios manda elegirá como criado de recibir puertas al que mejor ejerza el ocio vicario. El criado deberá ser bien parecido, de porte elegante, bien mandado y, si es posible, tener unas manos delicadas no estropeadas por el duro trabajo. El artista deberá ser suficientemente extravagante y conocido en la alta sociedad. Para artista es incluso conveniente que sea un poco díscolo (habla bien de la tolerancia del mecenas) y algo desaliñado, aunque no en exceso, para poder tenerle en la fiesta de alto copete.

De la misma manera, los grandes ricos de hoy día, las sociedades anónimas ahogadas en dinero, seleccionan a los trabajadores del ocio vicario siguiendo similares pautas de eficiencia de la inversión. El trabajador disfrutador de ocio vicario deberá en este caso cumplir los siguientes requisitos:

  1. Como se dice hoy día, empatía con los medios de comunicación. No es de recibo pagar a un señor para que dé charlas sobre tonterías relacionadas con el núcleo de la empresa, para que a la primera de cambio, cuando un periodista exhiba su estulticia en una pregunta idiota, le ridiculice el ponente. Los trabajadores de alta productividad no suelen tener esta capacidad empática muy desarrollada y su interfaz con los periodistas no es buena. Éstos lo notan y ponen a parir a la empresa en el periódico, arruinando de esta forma la finalidad del disfrute de ocio vicario.
  2. Capacidad de creer que su trabajo es importante. Es imposible ser el Director de Gobierno Corporativo y Responsabilidad Social y transmitir entusiasmo sobre la labor social de la empresa sin creérselo un poco. ¿cómo se va a explicar a la sociedad lo de la "Energía Verde" de las compañías eléctricas y la militancia ecologista de la corporación sin creérselo al menos un poco?. Bastante difícil es ya realizar la tarea creyendo en ella. Los trabajadores de alta productividad suelen tener un cociente intelectual medio (tampoco excesivamente elevado, porque sino se darían cuenta de que están siendo explotados y ya no serían de alta productividad), que les inhabilita para ejercer el ocio vicario creyendo en la importancia de su tarea.
  3. Buena presencia y buen apellido. Para ejercer adecuadamente el ocio vicario resulta mucho más importante elegir bien la corbata que saber de qué se está hablando. Los trabajadores de alta productividad, rara vez eligen bien la corbata, y están acostumbrados a ser competentes en el asunto encomendado, aspecto éste irrelevante en el ocio vicario. Los buenos apellidos, por ejemplo, son más importantes, si van precedidos de un "de", siempre mejoran, cosa fácilmente solucionable añadiéndolo por la cara, salvo que se trate de un "Fernández" o un "Pérez", en cuyo caso procede un cambio de nombre.
  4. Una correcta trayectoria de ejercicio del ocio. Esto hay que reconocer que no ha cambiado mucho desde los tiempos de Veblen. ¿Como va a ejercer bien el ocio vicario de representar adecuadamente en los foros apropiados a la corporación alguien que no sepa elegir un vino, no entienda de ópera, de la última exposición, de música clásica contemporánea, etc.? No dará lustre a la corporación y será, por tanto, un gasto mal realizado por parte de la corporación. El trabajador de alta productividad...¿de dónde va a sacar el tiempo para estas cosas?

Espero con esto haber demostrado que las cosas no cambian tanto en un siglo: el mejor trabajador del ocio vicario es, lógicamente, de buena familia, y si es inteligente y trabajador, no habrá derrochado sus talentos en aumentar la productividad sino en las artes, las letras, la profundización en los conocimientos de vinos, perros de caza, etc., mucho más útiles para sus futuras tareas laborales que saber cómo se construyen las centrales de la eléctrica a la cual representa.

Coincido, eso sí, con la editora, en que los trabajadores de alta productividad son una traba para el correcto funcionamiento de la corporación, más necesitada de personal obediente que siga bien el procedimiento que de personal brillante y brutalmente sincero, que sólo hace estropear el ambiente laboral, incomodar a los directivos con propuestas o negativas incomprensibles y aturullar con datos técnicos del negocio. Esto no implica que por ello deban ser reconvertidos a ejercer ocio vicario, tarea importantísima en la sociedad de los "mass media", sino que pueden ser corregidos de manera sencilla, bien mediante palos, bien mediante zanahorias, o -más efectivo- con una sabia combinación de ambos. Como siempre hay personas tozudas y difíciles de enmendar, en toda organización quedan siempre puestos laterales de "científico loco" sin mando en plaza, que se ajustan perfectamente para este perfil y pueden ejercer un cierto grado de "ocio vicario" pontificando, quejándose y proponiendo ideas para archivar. Cumplen así una doble función de "ocio vicario":

  1. El titular de verdad del ocio vicario puede mostrárselos a los periodistas para ilustrar "la importancia que se le da a la investigación, desarrollo e innovación en nuestra corporación, observen a ese científico loco que tenemos ahí, ¿han visto?".
  2. Si resulta que tenían razón, miel sobre hojuelas, el titular real del ocio vicario podrá entonces exhibir ante el público la propuesta hecha cinco años antes y archivada para demostrar que la corporación incentiva la innovación, etc., etc. Se coge entonces al ex-científico loco y se le pone de asesor del directivo de verdad para que le explique todo eso que decía. Pasadas dos semanas, ya puede volver a la jaula de exhibición.

De lo dicho hasta el momento, se deduce que una elevada productividad (esto es, inteligencia y esfuerzo dedicado a cosas útiles) no es un buen pasaporte para el "ocio vicario". ¿Quiere ésto decir que una baja productividad sí lo es? En cierta manera, sí. Pero solo en cierta manera. La baja productividad debe estar motivada no por la carencia de inteligencia ni de esfuerzo, sino por el total desinterés sobre su aplicación hacia la productividad, entendida ésta como producir más cosas útiles. Naturalmente, todo vástago de buena familia, tiene mucho ganado en este terreno y por tanto, mayor facilidad de alcanzar estos puestos, al no tener la tiranía de ganarse los garbanzos y poder dedicar sus capacidades a otros menesteres más adecuados al perfil necesario.

Pues esto es todo.

Vale.
Vale.

Sección-Fauna Humana

technorati


¡¡Ni me menees!!

viernes, febrero 10, 2006

Igualdad de oportunidades

Hace unos días Rosa Jiménez Cano comentaba una campaña sobre la violencia machista en la que se publica un calendario con fotos de actrices famosas con signos externos de maltrato. Esta campaña me parecen muy bien para concienciar a las buenas conciencias, pero creo que se debe hacer algo más y a largo plazo, por eso he desempolvado del fondo editorial este post para contarlo.


Nunca he sufrido discriminación por razón de sexo(1) ni he conocido "la autoridad masculina". Me crié en un ambiente femenino. Tuve la suerte de maridar con un hombre inteligente y justo y mantener siempre una relación de igualdad. Nuestra primera hija nació el año 1980, en plena transición política de la dictadura a la democracia. En esos momentos históricos florecían los ideales y todos queríamos un mundo mejor que el que habíamos conocido hasta la fecha.

A la niña no le pusimos pendientes para evitar con este gesto el primer acto de discriminación. La verdad es que solo conseguimos que la confundieran con un niño a pesar del variado colorido de su ropa. Cuando nació su hermano vimos la oportunidad de educar una pareja de forma igualitaria. Los juguetes que les comprábamos no eran sexistas. Tenían sus peluches para desarrollar su lado emocional y sus arquitecturas y legos para fomentar su inteligencia.

Un día llegó mi suegra a casa y les trajo unos juguetes. Un kit de limpieza con su escoba, su fregona y su trapito para quitar el polvo para la nena y una metralleta para el nene. Me tuve que morder la lengua, pero a los niños les brillaban los ojos por la novedad. Inmediatamente se pusieron a jugar con ellos. Del kit de limpieza, lo que más le gustó a mi hija fue la fregona, que pasaba sin descanso por la moqueta marrón del pasillo dejándola sembrada de pelusas blancas. El niño tomó su metralleta y ratatatata...

Afortunadamente la fregona pasó pronto a mejor vida, al igual que yo, que dejé de pasar las tardes de rodillas en la maqueta marrón quitando pelusas blancas. La metralleta sin embargo duró años. Mi hijo me debió de acribillar más de cien mil veces, porque el mecanismo que hacia ruido y se iluminaba cuando disparaba era de duración infinita, parecía que se alimentaba de energía solar. Pasados los años la entusiasta de la fregona es erudita y el Rambo de la metralleta es pacifista. Esos juguetes no les dejaron mella porque prevaleció la educación que recibieron.

Hoy día está de moda tener en consideración a la mujer. No sólo se ha apuntado al carro el partido que está en el poder, presuntamente de izquierdas, sino que la derecha de toda la vida, a la que le gusta tanto eso de la mujer con la pata quebrada y en casa, luce sus mejores galas feministas.

Hay que desconfiar de la política de gestos del partido, de cuyo nombre no quiero acordarme, que actualmente tiene un gobierno paritario con una cuota del 50% de mujeres. Esas mujeres no representan a la mujer española tanto por su falta de brillantez y preparación como por no soportar cargas familiares. Prueba de su "falta de luces" es su patética foto del Vogue, si bien hay que alegrarse de que al menos no tienen hijos a los que abochornar.

Los políticos de cualquier signo son partidarios de la política de igualdad de oportunidades más de cara a la galería que con la intención de hacer algo serio. Como también está de moda privatizar todo tipo de funciones públicas ¿por qué no gestionar la igualdad de oportunidades con su correspondiente margen comercial mediante una empresa privada?
Así, muchas mañanas desayunamos con una víctima de "la maté porque era mía", mientras que los dineros para evitar el maltrato y las situaciones de desigualdad pasan por manos ajenas al problema, algunas de ellas femeninas.

Recientemente ha aparecido la figura del "agente de igualdad de oportunidades", algo así como un Master para mujeres universitarias con inquietudes sobre la "igualdad de género"(2), antes llamadas feministas. Los ayuntamientos ponen la pasta y la formación la proporciona una empresa privada, que no es una ONG y por tanto el beneficio económico entra en sus cálculos. El resultado de estas acciones sólo se conoce en el largo plazo, por lo que el negocio promete durante unos años. Y mientras tanto...

¿Qué pasa con el entorno familiar y la educación que son los pilares de la igualdad?


(1) Sí he padecido discriminación por pardilla, ingenua y altruista, características que se dan tanto en el hombre como en la mujer
(2) Recientemente la RAE ha emitido un informe sobre la conveniencia de utilizar la expresión "Violencia doméstica" frente a la incorrecta, manida y muy extendida "Violencia de género"

Sección-Reflexiones
technorati

¡¡Ni me menees!!

miércoles, febrero 08, 2006

El homus retrogrado

Hacía tiempo que creía que esta especie estaba en extinción pero me encuentro que lo que está es camuflada. El homus retrógrado es aquel que no pierde sus costumbres y pensamientos propios de tiempos pasados. Suele ser obtuso, vanidoso y sexista.

No suele expresar sus opiniones, pues generalmente en la sociedad están mal vistas, pero cuando está instalado en un cargo de consideración (Director General o superior), la vanidad supera a la represión. Hay varios tipos, pero me voy a centrar en tres:

A- El sobón:
Este hombre tiene colaboradoras femeninas, no discrimina, pero en cada una de las reuniones "a solas" somete a sus colaboradoras a un sutil sobeteo, sin llegar a mayores, que puede ir aderezado de delicadas insinuaciones. A pesar de que la antagonista deja las cosas claras la situación se repite reunión tras reunión. Este tira y afloja supone el doble de energías para la desdichada ya que, además de no contárselo a nadie, debe rendir sin dar ninguna excusa para el cese. Un especimen de este tipo estaba en activo como Director General en el 2003.

B- El petulante:
Este hombre posee tal exagerada presunción que si tiene colaboradoras femeninas, lo que no suele ser normal, pertenecen al grupo de profesionales del peloteo. Su fin único es destacar a toda costa, para su mayor beneficio. Si le gusta alguna de sus colaboradoras se permitirá pequeños coqueteos. Pero si ésta destaca, el ataque al honor es su defensa.
Acomodado en su cargo, y rodeado de su cohorte de pelotas, se relaja y es en ese periodo en el que aparecen los comentarios sexistas hechos a terceras personas sin que esté presente el objeto de sus "reprimidos deseos". Frases como "a esta hay que domarla", o "¿ya te la has f.......?" le parecen de lo más adecuadas para comenzar una reunión de trabajo. El resultado se lo pueden imaginar.

C- El camaleón:
Es compulsivamente mentiroso y tiene la habilidad de cambiar de actitud y conducta, adoptando en cada caso la más ventajosa. Su carencia de escrúpulos sólo es comparable a su desmedida y hartera ambición. Es, asimismo, imprevisor y con relativismo moral y por tanto con algún protector en las alturas. Para realizar sus emboscadas no distingue sexo. Pero !Ay si eres mujer, inteligente y más profesional! esto no es soportable. Su táctica será el desprestigio y los adjetivos que irá sembrando "sabionda", "exasperante" e "incómoda".
Estos especimenes están en activo en el 2006.

A mi modo de ver no aportan nada a la sociedad, ni profesional ni humanamente y son un obstáculo para alcanzar la deseada igualdad o paridad de género.
En los tres casos la denuncia individual es complicada ya que se han encargado de desacreditar lo más posible a la antagonista. La pregunta es ¿qué hacer?

Sección-Fauna Humana

technorati

¡¡Ni me menees!!

domingo, febrero 05, 2006

México o Méjico





A México y a España
Dos pueblos a quienes dividen sus
semejanzas y unen sus diferencias.
Marco A. Almazán.
El Rediezcubrimiento de México




Cuando fui a trabajar a México la lengua no era una de las muchas inquietudes que me asaltaban, mi ignorancia (mezclada con ingenuidad y prepotencia) me hizo creer que no tendría ningún problema para hacerme entender.

Pero las dificultades empezaron la misma tarde de mi llegada, cuando mi anfitrión pidió un desarmador en el bar del hotel ¡Ya empezamos! Pronto descubrí que se refería a un destornillador(1).
La cara que puse debió divertirle mucho pues al día siguiente me llevó a desayunar una polla con dos huevos(2).

Es curioso que las primeras lecciones que te dan tus amigos mexicanos se reducen a los tópicos que ya sabías:

  • Que no se puede "coger" un taxi(3).
  • Carro en vez de coche.
  • La versatilidad del verbo "chingar"(4).
  • Que el trasero son "nalgas", y poca cosa más.

Coincido con. S.M. en su post Los mexicanos y el no sobre su aversión a pronunciar el No. Lo sufrí en carne propia cuando tenía que comprar algunas herramientas.
Cuando iba a una tienda preguntando por un soldador, una llave inglesa, o un calibrador(5), nunca decían "No sé qué me pide" sino que respondían "Se nos han acabado", por lo que tomé la decisión de llevarme el dependiente al escaparate y decirle "Esto, esto y eso".

Otro de los problemas es lo que llamo "Lexicografía deslizante" y consiste en palabras que tiene un significado distinto.
Por ejemplo:

EspañaMéxico
MoquetaAlfombra
AlfombraTapete
Tapete Carpeta
Carpeta Fólder

El uso de la X también fue motivo de confusiones, pero mejor que yo, lo cuenta el filólogo Ángel Rosemblat en su obra Nuestra Lengua de Ambos Mundos(6), cuando refiere a las andanzas de un turista español en México:

"Nuestro turista se veía en unos apuros tremendos para pronunciar los nombres mejicanos: Nezahualcóyolt, Popocatepetl, Iztaccihuatl, Tlanepantla y muchos más, que le parecían Trabalenguas. Y sobre todo tuvo conflictos mortales con la X. Se burlaban de él cuando pronunció Méksico, respetando la escritura y aprendió la lección:
- El domingo pienso ir a Jochimilco(7).
- No, señor , a Sochimilco.
Se desconcertó de nuevo, y como quería una obra en el teatro Xola:
- Al teatro Sola.
-¿Qué no será Shola?
¡Al diablo con la X! Tiene que ir a Necaxa, donde hay una presa de agua y, ya desconfiado, dice:
- A Necaja, Necasa o Necasha, como quieran que ustedes digan.
- ¿Qué no será Necaxa, señor?
¡Oh sí, la X también se pronuncia X! No pudo soportar más y decidió marcharse..."

En vez de marcharme como el turista, decidí quedarme y descubrir cada día diferencias y similitudes


(1) Vodka y jugo de naranja
(2) Bebida a base de huevos batidos. Más mexicanismos en Diccionarios de Mexicanismos y Mexicanismos en el Aula
(3) Ver Los mexicanos y el no de. S.M
(4) No es lo mismo ser un chingón que estar chingado.
(5) En México: Cautín, llave española y neutralizador.
(6) Angel Rosenblat, Nuestra Lengua en Ambos Mundos, Salvat Editores Alianza Editorial, 1971
(7) Escrito Xochimilco


Sección-Cuaderno de viajes
technorati

¡¡Ni me menees!!