sábado, octubre 29, 2005

El chocolate del loro

De un tiempo a esta parte vengo practicando la inmunidad frente al entorno laboral que me rodea, intentando adquirir propiedades de los metales nobles que los hacen inalterables al ambiente. Esta actitud es consecuencia de que estoy atrapada en un entorno cada vez más deteriorado del que no puedo escapar sin correr grandes riesgos. Solo me queda resistir hasta que escampe, con la esperanza de que esto ocurra. Esta semana Dios me ha puesto a prueba y creo que la he superado como paso a relatar.

Todo empezó como un efecto mariposa(1), al producirse un error en el programa Word de Microsoft Office. Por causas desconocidas, cuando intentaba imprimir un documento en pdf, las letras cambiaron de alfabeto y salieron en algo parecido al sánscrito. Por supuesto, esto me ocurrió un viernes por la tarde a punto de entregar el documento a un cliente. Menos mal que no era urgente para el cliente tener esta información por lo que se lo envié por e-mail para cumplir el hito(2) y me preparé para resolver el problema el lunes siguiente(3).

El lunes acudí al departamento de Documentación para consultar mi caso. Ellos veían en sus ordenadores el documento correctamente y no encontraron nada extraño en las plantillas corporativas y me remitieron al helpdesk de la empresa. Puse una incidencia y al poco tiempo vino una persona en mi ayuda. Primero me reinstalaron el Acrobat, pero no se solucionó. Luego me reinstalaron el Office y tampoco se eliminó el problema y me dijeron que lo próximo era reinstalar Windows. En este punto, al comprobar que el ordenador de mi puesto de trabajo no era estándar(4), me indicaron que también me tenían que cambiar el equipo. No estaba dispuesta a desprenderme de mi querido PC, pero ante la promesa de que sólo me cambiaban la CPU y podía conservar la pantalla/teclado/ratón me decanté por el cambio.

Me trajeron el nuevo PC, modelo estándar de la empresa, negro como una cucaracha. No me importó el color ya que la CPU la coloco debajo de la mesa, pero cuando vi el teclado/ratón que lo acompañaba me mosqueé ya que parecían comprados en un todo a cien. No puede haber en todo el mercado de estos dispositivos algo tan patéticamente casposo como lo que tenía encima de la mesa. Un teclado de plástico de la peor calidad con tacto grimoso que se estremece entero al pulsar las teclas y que produce un ruido acorde a su nula calidad, nada parecido al clic cadencioso de un teclado que se precie.

Intenté colocar mi antiguo teclado, pero hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad y la CPU solo tiene interfaces USB, ha desaparecido la interfaz PS/2. Me busqué un conversor de PS/2 a USB, pero no funcionó. Respiré tres veces profundamente y decidí comprarme de mi propio bolsillo un teclado decente con interfaz USB.

Por el teclado estándar la empresa no debe haber pagado más de 3 euros, mientras que un teclado de calidad media/alta cuesta 20 euros. Si le damos 5 años de vida (que bien pudieran ser 10) el ahorro/día es 0,015 euros(5), cantidad ridícula comparada con el coste de una jornada laboral, vamos, el chocolate del loro. En una empresa donde el trabajo es creativo, es un factor muy importante la motivación de las personas, en esas circunstancias rodear al personal de los elementos más cutres del mercado en pro del ahorro de costes no es una decisión acertada ni práctica.

Me compraré mi teclado así como ya me compro los bolígrafos y los cuadernos. Iré mejorando lo que el entorno me niega pagándolo de mi propio bolsillo, sin hacerme mala sangre. Espero que mi supervivencia sea sostenible económicamente.

(1) Si agita hoy, con su aleteo, el aire de Pekín, una mariposa puede modificar los sistemas climáticos de Nueva York el mes que viene. J. Gleick
(2) En los proyectos lo más importante es entregar a tiempo, no importa el qué.
(3) En línea con Escarlata O´Hara, mañana me lo pensaré.
(4) Era fruto de una maqueta de un proyecto de innovación de hacia cinco años pero con todo lo que uno desea tener en su mesa: teclado y ratón inalámbricos, pantalla superplana de 19 pulgadas, videocámara, etc.
(5) Contando sólo días laborables

Sección-Sapos y culebras

¡¡Ni me menees!!

15 comentarios:

almena dijo...

Sé comprensiva... Si la empresa estuviera dispuesta a dotar los puestos de trabajo con accesorios de calidad acorde a la que exigen a sus trabajadores (colaboradores, creo que es el eufemismo), tacita a tacita se disiparía eso que ellos ahorran para sus "gastos de representación". O sea, para despilfarrar en gustazos megalómanos... en fin... que sí...
Que te entiendo... que he vivido experiencias similares... que "confraternizo" con tu "cabreo".
Así que un abrazo solidario :-)

oscarm dijo...

Lula, me siento identificado contigo. ¿Tan complicado es gastarse un dinerillo en un ordenador decente?

Sin embargo, veo algunas reliquias del pasado en pleno funcionamiento. Y no es que ejecuten programas antiguos y no merezca la pena sustituirlos. Es que tienen Windows XP arrastrandose para ejecutar entornos de desarrollo modernos como si fueran tortugas.

Y mientras tanto, los comerciales con unos portátiles de lo más de lo más, para hacer hojas excel y powerpoints...

El Operador dijo...

Uhmmmmm!
En el 061 teníamos hasta hace 1 añito unos hermosos monitores de 14" e instalado el WIN95 en una CPU que ha sido donada al museo de arqueología tras el cambio. Tras dejarnos algunas retinas sobre las mesas llenas de migas (esto no debería decirlo, no está permitido comer en los puestos, claro) nos los cambiaron por unos TFT de 15" y unas CPU tamaño pincho de tortilla que fallan constantemente pero con el logo de QUALYTEL nuevo.
Todo el mundo creería que en un centro desde dónde se coordinan todas las EMERGENCIAS DE LA COMUNIDAD DE MADRID, la tecnología debería ser la hostia, ¿verdad?. Jajajajajaja. El GPS no existe, se llama por teléfono a las ambulancias para saber donde están (a veces, mienten desde el bar dónde están tomando café, seguro) eso, si tienen cobertura. Si necesitas hablar con alguien que está lejos: SE GRITA. A veces la aplicación "se cae" y se cogen los avisos A MANO y corriendo por la sala para que salga la UVI cuanto antes... ¿Sigo?

María dijo...

Bueno Lula, veo que las cosas no mejoran. Paciencia y tu sentido del humor, que seguro que te hacen superar todas esas trabas, aunque ya sé que cuanto más se deterioran las cosas y las situaciones, más complicado es. Besos y ánimo.

chousas dijo...

Las empresas y sus ridículos ahorros de gastos... Alguna vez he tenido que poner del pegamento de barra que llevaba en el estuche XD
Que nos lo hagan a nosotros, que somos después de todo piezas de una cadena de montaje vale, pero en un trabajo creativo la motivación del personal debería ser una preocupación máxima de la empresa O.o'

Itziar Ortega dijo...

Si tú organizas tu trabajo. Si tú te responsabilizas de cuándo y cómo hay que entregar al cliente. Si tú eres responsable de lo que se le entrega. Si tú ? cosa que ya he visto varias veces ? te traes a la oficina tu silla ergonómica tope guay para aguantar las diez horas al día que estás sentada. Si tú te comunicas con tus jefes, clientes y compañeros por e-mail (en un 80% de las veces). Si tú te compras los lápices, los cuadernos, los rotuladores y te traes el PC de casa (o de la tienda). ¿Para qué demonios necesitas ir a la oficina todos los días? ¿NO sería más fácil estar en tu casita divinamente y yendo a la oficina from time to time? ¿No sería mejor y así te ahorrarías la gasolina te tu Toyota?

Thalasos dijo...

Lástima que perdiera la Underwood en un traslado.
Te la hubiera enviado.
A cambio tendrías que publicar la foto con la cara de espanto que se le quedara al amanuense de los números, el que ahorra en herramientas, cuando te viera entrar con ella. Bueno, mejor sería que te la llevara él hasta la mesa, que pesa un quintal. ¡Qué foto, señor!

cerise dijo...

No entiendo mucho de teclados pc y otros artilugios...pero si entiendo que el entorno debe ser comodo y un pelin agradable para trabajar. Venga tu ¡¡insiste!! y seguro que te pondran herramientas adecuadas!!! :)

Lula Towanda dijo...

almena Pues sí, se ahorra en el chocolate del loro y luego se despilfarra en las chuches de los halcones. En esta existencia me ha tocado de lorito diabético, a ver si hay más suerte en la próxima reencarnación.

oscarm Que me vas a decir de las penurias de las maquetas de desarrollo en este país de la innovación. Siguen el mismo camino de empobrecimiento que los puestos de trabajo estándares frente al crecimiento exponencial de las prestaciones de los portátiles de los comerciales. La teoría del salario de Dilbert también se aplica a las herramientas de trabajo.

El Operador Después de usar esas herramientas de la edad de bronce de la informática los que hayáis sobrevivido seréis ya mutantes recalcitrantes al entorno, con vista de acero, insensibles a bugs y de paso a los .ácaros y demás fauna del mobiliario.
Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad, pero para unos más que para otros.. Lo malo es que los que no usan apenas el ordenador tienen los mejores modelos y los que están a pie de pantalla toda la jornada les ponen una pepla. Pero el trabajo sale adelante y lo que queda son los informes del cumplimiento de objetivos. La forma en que sale el trabajo no les importa a los que están arriba mientras ellos puedan cobrar sus incentivos.

María La vida es dura, pero yo lo soy más. A Dios pongo por testigo que estas piedras del camino no me impedirán andar con alegría. Hay dos formas de ver las cosas. La primera de Ferlosio:
vendrán años más malos/ y nos harán más ciegos/ vendrán más años ciegos/ y nos harán más malos......
La segunda de José Martí:
Cultivo una rosa blanca/ en julio como en enero/ para el amigo sincero ....
Yo me quedo con la segunda

chousas Debería ser una preocupación de las empresas que las personas que precisan motivación tengan en el entorno adecuado, lo mismo que las persona que están amarradas al ordenador toda su jornada deben de tener las herramientas más cómodas y ergonómicas para hacer su trabajo. Pero estas preocupaciones no dan beneficios a corto plazo y por tanto dejan de ser una preocupación e ese instante.

Itziar Ortega A eso vamos del teletrabajo que tiene sus cosas positivas (he escrito un monográfico sobre esto) al profesional libre, libre desde el punto de vista de la empresa de: contratos laborales, de seguridad social, de plan de pensiones, de incentivos sociales, de herramientas de trabajo. Un infinito universo de oportunidades para los autónomos.


Thalasos En flickr he encontrado una foto de tan robusto teclado (para verlo pulsar aquí), nada que ver con el plástico de medio pelo que me han colocado en la mesa. Si tuviera interfaz USB estaría encantada de utilizarlo.

cerise Tu que tienes herramientas especiales para tu barbacoa con las que realizar tus creaciones culinarias sabes la importancia de disponer de ellas. No insistiré porque es batalla perdida, iré al trabajo con un teclado debajo del brazo :-)

chousas dijo...

Pues sí... Preocupación máxima del empresariado nacional: llenarse rápido y fácil los bolsillos :S

pablo dijo...

no acabarán de entender que con buen ambiente y buen trato se trabaja mejor.. que se le va a hacer

almena dijo...

genial, me ha encantado la "teoría del salario de Dilbert"
;-)

Telémaco dijo...

Pues tienes razón que por 0,015 euros/ día no merece la pena amargarse, pero si empiezas así entras en una peligrosa senda. Si empiezas así acabarás trayendo el ordenador de casa.
Porque me imagino que te ocurrirá como a la mayoría, que tenemos mejor equipo en casa que en el trabajo. A no ser que seas comercial o directivo, obviamente.

Andrea Recol dijo...

He llegado hasta aquí por Cerise. Vaya, a pesar de ser todo un drama lo que cuentas, has conseguido que se me escape una sonrisa. Conozco a la perfección estos asuntos laborales y qué asco. Da ganas de mandarlos a todos a tomar po'culo!. ´´Animo y besitos miles

Lula Towanda dijo...

chousas La vida es así, no la he inventado yo (Sandro Giacobbe)

pablo Vete aprendiendo para luego no tener disgustos. Cuando trabajes te darás cuenta de los maravilloso que es estudiar una carrera. Así que disfruta tu que puedes.

almena Una demostración en toda regla que explica muchas cosas

Telémaco5 Por supuesto que el SIMO de mi casa es de muchísima mejor calidad que las maquetas de desarrollo y no digamos que los puestos de trabajo. Al final me ha salido la broma del teclado por 39,99 euros, vamos 40. Resulta que en todo Madrid solo había teclados USB de color negro y antes muerta que poner uno del mismo color de la birria. Al final me he comprado uno de aluminio super de todo, plano, silencioso. Ahora la pantalla (que es muy buena pero muy grande) no le pega y no sé si me compraré un monitor TFT.
Mi compañero de despacho se ha quedado con mi teclado/ratón inalámbrico antiguo y está como un friki con teclado nuevo. al final, no hay mal que por bien no venga. Sólo mi ex-jefe me ha dicho: Cuidado con ese teclado que te lo van a robar,¡será cenizo!.

Andrea Recol bienvenida al blog. Cuando me pongo a contar mis calamidades me sorprendo porque acabo riéndome y a veces no pongo yo esa intención. Cosas del subconsciente.