sábado, octubre 08, 2005

Siniestro total III

Dicen que a la tercera va la vencida y así ha sido en este caso. Después de diecisiete años de una vida en común con mi halcón milenario, y superar una amenaza de siniestro total (ver siniestro total I) y las secuelas de la superación de la crisis (ver siniestro total II) he tirado la toalla y me he comprado un coche nuevo.

Me ha dolido dejarlo en prenda para el plan renove, pero el halcón milenario era una amenaza para mi objetivo en la vida: llegar a centenaria. No quería que un accidente de circulación truncara mi estupenda carrera de maduración que va camino de convertirme en una "gran reserva". Sus carencias las iba asumiendo con paciencia, resignación y estoicismo. Podía soportar que no tuviera dirección asistida porque aparcar mantenía mis bíceps en forma. Era capaz de aguantar los rigores del verano y soportar temperaturas de más de cuarenta grados con el único alivio del tórrido airecillo que entraba por la ventanilla. Había asumido como normal llevar 2 litros de agua para cuando se encendía el piloto del radiador, un día sí y otro también. Me había resignado a circular por el carril de la derecha a un máximo de 100KM/h porque no me entraba la quinta marcha. Pero la gota que colmó el vaso fue que el pedal del freno tenía un recorrido infinito y una respuesta casi nula para el frenado. Si bien la velocidad de crucero del halcón milenario era modesta, el miedo ante un posible frenazo y la carencia de airbag ponían en peligro mi integridad física.

Llevo una semana con mi nuevo coche y el cambio de prestaciones me recuerda la escena de la película Odisea del espacio 2001 en la que un mono lanza hacia arriba un hueso que empieza a girar (música: Así habló Zaratustra) y que de repente se convierte en un boli que flota en un espacio sin gravedad de una nave espacial (música: El Danubio azul). He pasado de la música envolvente y trágica del Amanecer de Richard Strauss a la suavidad del vals de Johann Strauss. Bajo las notas de tarirorarí tarí tarí,... me desplazo en un coche con dirección asistida, climatizador, airbag delanteros y laterales, una caja de cambios suave en la que entra la quinta marcha, un acelerador que acelera y unos frenos ABS.

Cambié la tecnología alemana por la japonesa: mi nuevo compañero de viaje es un Toyota Corolla. Mis compañeros de trabajo me hacen bromas sobre la marca porque hace años escribí algo bastante irónico sobre un propietario de un Toyota, al que apodábamos El toyoto. No creo que la marca me vuelva tan necia como a él, cruzo los dedos.

En honor al halcón milenario he conservado el mismo color, el blanco y espero que me acompañe también durante otros tres lustros, pero con mejor salud mecánica que el golf.

Sección-Expedientes-X

¡¡Ni me menees!!

13 comentarios:

indah dijo...

Pues yo creo que deberías bautizarlo (e invitar, ¿no? :)

Espero que sea un coche que además de cuatro ruedas y un volante, y etc., etc., etc., sea seguro, Lula. Es lo más importante. Y me alegro por ti: dicisiete años son dos más que quince, ¿no? Pues éste, fijo, era el momento.

Telémaco dijo...

¡Que susto! Al ver el titulo del artículo penseé que habías tenido un accidente.
Deseo que tengas suerte con el nuevo "halcón milenario" y que te dure al menos otros 17 años.

almena dijo...

No has sido justa con tu viejo "halcón".
No has dicho que tenía aire "condicionado"... a lo que haga fuera. En fin, te perdonará.
;-)

Besos! y que usted lo disfrute por luengos años

cris dijo...

¿Climatizadooooooor...¿Y eso que es lo que es???...
¡Ah! Si, creo que el mío tenía de uno de esos, pero fue hace años.
Ahora llevo un par de Pay-pays para el verano y una bolsa de agua caliente para el invierno.Ya sé que es lo mismo, pero de momento me sale más barato que comprarme un Toyota Corolla.
Enhorabuena!

pablo dijo...

vaya, es una pena, con las historias que tenia ese coche, pero bueno, si era caso de necesidad se entiende.

mapashita dijo...

En mi último post yo también hablaba de mi coche, curioso.
Dudo mucho que acabes convirtiéndote en algo parecido al Toyoto.
Por cierto, has elegido uno de los coches que más me gustan.

María dijo...

Todo llega Lula y todo tiene su momento y el halcón milenario ha cumplido su misión. Diecisiete años!. El mío va camino de catorce pero, de momento, tiene que durar. El coche que has elegido me gusta bastante. La comparación con la película de Odisea en el espacio 2001 y con la música, ha sido muy buena. Besos

la-de-marbella dijo...

Me alegro que el "Halcon milenario" se haya retirado dejando tan estupendo sucesor. Buena elección Lula!!!, espero que lo disfrutes mucho. Saludos Marbellís.

burton dijo...

Un auto es como un hijo, los amas, pero sientes por cada uno de ellos un cariño especial. No tengo aún hijos, mas hablo por mis vivencias como tal. En cambio sí he tenido moto y auto; aún los añoro con cariño,pero abierta a nuevas experiencias (a fin de año me compro un nuevo carro).
Espero que tu halcón milenario II te traiga extraordinarias experiencias y más material para tu estupendo blog.
saludos

Itziar Ortega dijo...

Ultimamente me suelo cruzar por las mañanas con Bimba Bose en bici y con unos modelitos super-fashion-de-la muerte. Eso es lo que llamo ser afortunada: no tener que depender ni de halcones milenarios, ni de EMTs ni ná. Y si llueve, pues siempre hay taxis y además esta temporada se llevan unas gabardinas (perdón, trench coats) super monas look total.
O como decía Carmen Sevilla en el insigne programa "cine de barrio": "Hiha, a mí que me lleven, que ezto der coshe ez mu difisil".

cerise dijo...

Eso de cambiar de coche.......me gusta.... pero siempre añoro el coche anterior...es cosa de quimica

Lula Towanda dijo...

indah Como estamos en la red, escribir mi adiós al Halcón milenario y compartirlo con vosotros es la única manera que se me ocurrió para despedirle y celebrar la llegada de .... No sé aun como llamarlo. Ahora bien, si se organiza un blogs and beers, yo pago una ronda.

Telémaco5 Pues no he tenido otro accidente, pero el peligro era inminente. Por lo menos el nuevo además de frenos tiene airbag...

almena.Me remuerde la conciencia hablar mal de mi halcón con el servicio que me ha prestado estos años, pero acondicionarme a bochorno de Madrid en verano y no quejarse es muy difícil, al menos para mi.

cris Espero que el pay-pay no tenga que usar mientras conduzco, que con lo mal que lo hago solo falta que tenga que atender a otra cosa. He preferido soltar la guita a favor de aumentar mi esperanza de vida. Es que para llegar a centenaria se necesita un presupuesto.

pablo Espero que este coche tenga su anecdotario, pero me gustaría cambiar un poco la temática de averías por otras aventuras

mapashita Gracias por la duda de que me convierta en un ?toyoto? versión femenina. La verdad es que es muy bonito el Corolla, ya lo miro con ojos de madre.

María Para cuando te cambies de coche, te podré dar referencias de la mecánica Toyota. Espero que saquen pronto los híbridos aun precio más ajustadito al bolsillo de las proles. Lo estuve mirando el prius pero hoy día cuesta un riñón se respetuosa con el medio ambiente...

la-de-marbella Gracias, lo disfrutaré y añoraré a mi Halcón. Al menos me quedan sus fotos y los embellecedores que le quité antes de entregarlo en prenda.

burton.Tienes razón el coche es como un hijo, los últimos años estaba como un adolescente, lleno de problemas. Además gastaba cada vez más y me resultaba muy complicado averiguar que le pasaba. Ahora el nuevo es un bebé, terso y suave.

Itziar Ortega Que suerte ser Bimba Bosé glamurosa hasta en chándal o Carmen Sevilla que sabe ejercer de mujer objeto como nadie con tal de no aprender nada de nada y que se lo den todo hecho. Lo malo es que al no ser hija de rico ni artista me toca pringar y desplazarme en este Madrid en obras para ir a trabajar.

cerise En ese estado me encuentro, la euforia de lo nuevo y la nostalgia de lo que abandono.

remmaps dijo...

Dan "Dan Riehl" Riehl

Riehlworld "Riehlworld" Riehlworld

Riehl "Riehl Natalee" Natalee

Dan Riehl "Dan Riehl Lies" Lies

Dan Riehl "Dan Riehl" Lies