jueves, mayo 04, 2006

El Club del Libro

Estos días de regalos e intercambios de libros me han hecho recordar una época en la que participaba con un grupo de compañeros (y sin embargo amigos) del trabajo en un Club del Libro. Fue una experiencia feliz y enriquecedora que me hace reflexionar sobre el éxito o el fracaso de proyectos aparentemente iguales.

El Club se gestó dentro de la empresa como una forma de complementar el Proceso de Calidad Total que se había iniciado, aunque la empresa se desvinculó del funcionamiento del Club. Decidimos crear una serie de reglas sencillas y claras y evaluar sobre la marcha (1). El objetivo era incentivar la lectura y compartir opiniones con el resto de integrantes. El grupo se integró con tres mujeres y 6 ó 7 hombres (2) que se reunían una vez al mes y que compartían lo leído ese mes y recomendaban o criticaban nuevas lecturas y compras de libros. Decidimos que para el buen funcionamiento del Club, este fuera cerrado, si bien en cada reunión invitábamos a otras personas interesadas para que crearan ellos su propio grupo.

Con el tiempo hicimos algunos ajustes. Vetamos algunos autores por repetitivos y la función del moderador se diluyó y sólo funcionaba a la hora de discutir qué libros se compraban. Las reuniones se podrían definir como Músico-etílico-culturales, en los que no faltaban los tres elementos (no precisamente en este orden). Este espíritu de pertenencia al grupo nos hizo acometer otros proyectos más ambiciosos y organizamos un par de Semanas Culturales dentro de la empresa.

A raíz del éxito de nuestro Club se trataron de organizar otros grupos, pero todos fracasaron.

¿Por qué en dos grupos aparentemente iguales uno triunfa y otro no?.
¿Existe el efecto espermatozoide? (Sólo triunfa el primero).
¿La clave está en la persona y no en el método?.
Si esto es así, entonces ¿para qué diablos se gastan tantos esfuerzos en copiar lo que ha salido bien?


Actualización: Ver el interesante artículo de Julen sobre la participación

.


(1) Algo parecido a: "Organizamos una orgía y, si sale bien, en la próxima invitamos a chicas".
(2) Relación proporcionada con el esquema de la empresa.

Sección-Reflexiones
technorati , ,,

¡¡Ni me menees!!

10 comentarios:

almena dijo...

Sin duda. La clave está en la persona -eso pienso-
Lo de "copiar una actuación que ha salido bien", las llamadas "buenas prácticas", pueden ser orientativas pero no determinantes...
Saludos!

Lula Towanda dijo...

Aunque hoy las franquicias proliferan como setas y los proyectos europeos están llenos de propuestas sobre buenas prácticas, cualquier iniciativa languidece si no están muy claros los objetivos y las personas estén motivadas y comprometidas.
Es lo que llamo yo "el estar de Dios", que es cuando se dan las condiciones de entorno adecuadas.

Telémaco dijo...

Yo también pienso que la clave está en la persona que tire del proyecto.

Kotinussa dijo...

A lo mejor la clave estaba en la parte músico-etílica, jejeje.

En serio, no hay que olvidar lo de "segundas partes nunca fueron buenas". Si esto ha ocurrido tantas veces como para dar lugar a un dicho popular, está claro que no basta con repetir cosas que han salido bien, que hace falta algo más. Puede ser la persona que tira de ello, el hecho de que la novedad también tire un poco...

burton dijo...

Coincido con los comentarios que dicen que la clave está en quien tira el proyecto y en el verdadero compromiso del entorno y participantes
En todo caso buena iniciativa
salu2

Elvira dijo...

La clave está en quienes conforman el equipo y la actitud de cada uno de ellos. Eso es el punto de los ejemplo a seguir, sólo copiar lo que se ajusta o puede ser ajustado.

Besos

CARMEN_R_PURAS dijo...

Creo que el éxito está en el trabajo desarrollado por todo el equipo, si realmente se hacen aportaciones que enriquezcan al grupo y que haya motivos para seguir trabajando en ello.

Si otro de los equipos no se toma el trabajo en serio, será un fracaso, aunque en teoría hagan lo mismo.

Saludos

Muxfin dijo...

Parece que todos coincidimos en la importancia de quien lidere el proyecto y la motivación del grupo. La motivación es un recurso que se ignora o menosprecia.
Gracias a tod@s por los comentarios.

Julen dijo...

El proyecto tiene nombre, pero las personas pueden tener imán. Dime quiénes son y te diré si me interesa. Puede que sea tan simple como eso, como otras personas nos apuntan. Hay cosas que apetecen, simplemente por venir de quien vienen.
Saludos.
Julen

Muxfin dijo...

julen He actualizado el post con una referencia a tu post sobre la participación.
Saludos