martes, agosto 29, 2006

Los hombres son Windows y las mujeres son Linux


Intentando escribir algo sobre el paralelismo entre el sistema de prioridades de los sistemas operativos y la vida misma(1), se me ha cruzado por la mente la frase que aparece como título en este post. No he tenido por menos que darle más prioridad a este pensamiento fugaz que me permitirá aportar mi granito de arena a los miles de chascarrillos que circulan por la red sobre las diferencias de género en distintos comportamientos de la vida.

Para esta conjetura me baso en estereotipos (que me perdone Eulalia) que si bien no están científicamente testados, tienen una aceptación muy amplia en la sociedad. El primero de ellos es "Los hombres son muy simples y las mujeres son complejas", el segundo, "Los hombres sólo saben hacer una cosa a la vez y las mujeres son capaces de hacer varias al mismo tiempo". Se preguntarán los lectores ¿qué tiene esto que ver con Windows o con Linux? Pues los lectores del gremio informático ya habrán intuido por donde van los tiros.

Los hombres son simples y por tanto tienen una interfaz simple como Windows , que puede se manejada por cualquiera. A golpe de ratón se les pueden instalar nuevos programas que empezarán a funcionar bajo las palabras mágicas de <ctrl><alt><del>. Volverán a ser los que eran pero con un icono más que pulsar. En el caso de que se suprima alguna de sus aplicaciones solo se notará en la ausencia del icono del programa eliminado. En este quito y pongo programas se ha dado el caso de que alguna DLL se ha quedado traspuesta, pero se les reinstala el Windows en un pispas y a correr.

Sin embargo, las mujeres son complejas, sólo pueden ser administradas por gurús que las conozcan bien o por usuarios aguerridos que tengan el teléfono móvil de un gurú para situaciones de emergencia. Una vez que se consigue que todo funcione -¡ay del que se atreva a instalarles algún programa nuevo!- nada volverá a ser como antes, pero más terrible aún será suprimirle algo sin la sabiduría necesaria para que todo vuelva a su ser. Vean si no el mapa de linux y alucinen.

Aunque está bastante admitido el estereotipo de que los hombres sólo saben hacer una cosa a la vez y las mujeres son capaces de hacer varias al mismo tiempo, en mi opinión esto no es del todo exacto. Las mujeres pueden desplegar una actividad aparentemente multitarea, pero bajo esta imagen subyace una ejecución de tareas ordenadas en el tiempo con un rapidísimo cambio de contexto. En resumen, a las mujeres les funciona mejor el sistema de prioridades y el cambio de contexto que a los hombres. Por eso son como Linux, rápidas, ligeras y eficientes en la ejecución de tareas. Los hombres en cambio padecen el síndrome del MS-DOS que arrastra el Windows desde su nacimiento y se mueven como moles cuando cambian de actividad.

Pero la prueba del nueve es el uso que se le da a estos sistemas operativos y ahora no me baso en estereotipos, sino en datos contrastados. El sistema operativo Linux predomina en el entorno de servidores y Windows en el de clientes. Por eso en el reparto de tareas domésticas, en un gran porcentaje(2), a las mujeres les toca la parte servidora y al hombre la de aquí me las den todas.

Y colorín colorado, esta metáfora se ha acabado.

(1) Post que tengo intención de escribir
(2) Mi marido se va a molestar, porque estamos más por el modelo peer-to-peer, pero me queda la mar de coherente esta prueba del nueve. Le haré unas peras al vino para compensarle.

Sección-Fauna Humana

technorati , , ,


¡¡Ni me menees!!

18 comentarios:

toxcatl dijo...

Mas claro no lo has podido explicar si señor; suscribo totalmente lo que dices. Si no conoceré yo a algunos que ni hacer una sola cosa cada vez se les da bien...

S.M. dijo...

Alguien me contó una vez que cierto príncipe orejudo no era capaz de ver la tele y mascar chicle a un tiempo.
Felizmente, también hay príncipes -o mendigos- capaces de cambiar de contexto.

Rebecuqui dijo...

Y además, la papelera de reciclaje les funciona igual que en Windows, que como tires algo luego a reclamar al santo armero para recuperarlo: ellos olvidan con una facilidad pasmosa. También se "cuelgan" cuando les sale de las narices, y ahí si que no hay más que hacer que paciencia, reiniciar y rezar para uqe se les haya "guardado" la última conversación mantenida.
Lula, la de los perros y los gatos se queda corta con esta comparación.
PD: He estado fuera y no he podido leer ni comentar ningún post, muchas gracias tardías por las aportaciones a los míos!!!!

Anónimo dijo...

solemne gilipollez de articulo..

Kotinussa dijo...

No tengo experiencia alguna con el Linux, pero sí reconozco algunas características del Windows en el estereotipo masculino. ¡De acuerdo!

Cristina (Tora) dijo...

Nunca pretendí caque cambiarais el título... simplemente que en el meneame hay demasiada testosterona y poca retórica (a veces) y estaban acribillando un post que, a mi parecer, merecía atención... ¡qué le vamos a hacer!

chousas dijo...

Ya ya, pero creo que también es ampliamente aceptado que una mujer tonta es más tonta que un hombre tonto (aunque haya menos de las primeras que de los segundos).

MiDecadencia dijo...

Tal vez por esto: exista comentarios denigrantes de un sexo hacia al otro; cuando en realidad deberíamos de dejaron de buscarnos diferencias.

mestevan dijo...

ta buena la cosa ... pero nos gusta mas estar con linux no? siempre estamos detras de las mujeres ...

Rebecuqui dijo...

Es la sal de la vida... O NO????

Maria dijo...

Clarito, clarito. Una cosa detrás de otra pero ordenadamente, dí que sí. jeje. Besos

Lula Towanda dijo...

toxcatl A saber si es una estrategia eso de hacer las cosas de una en una. Que son muy listos estos chicos.

S.M. De todo hay en la viña del señor, hay que estar espabiladas para reconocer los chollos. Sean príncipes o dentistas

Rebecuqui Tenemos pendiente lo de "los hombres son gatos y las mujeres somos perros". También tengo encargado al profe lo de "los perros son de derechas y los gatos son anarquistas". Dan mucha risa las comparaciones.Habrá que darse prisa no nos lo pisen.
No había caído en los elementos de Windows como la papelera a donde van a parar todo el audio que generamos.

Anónimo: No puedo decir encantada de conocerte por más de un motivo

Kotinussa Habrá que aprender a conocernos a nosotras mismas tendremos que estudiar Linux...

Cristina (Tora) ¡vaya meneo! Ha sido un varapalo. Mucha testosterona hay en meneame. El otro día un post de ciencia ficción titulado La mal entendida igualdad de sexos alcanzo esta friolera cantidad de votos:
usuarios: 116, votos anónimos: 108, spam: 4, provocación: 2. Además de votar en masa no dan la cara.

chousas La simplicidad no es falta de inteligencia, es falta de complicaciones. Tontos y listos hay por todos lados y en eso tiene que ver más con el cerebro que con el sexo.



MiDecadencia Una broma no es denigrar y lo de buscar diferencias es muy divertido. Si no ¿qué vamos a escribir los del genero de humor?

mestevan Lo has pillado, ¡que perspicaz!

Maria Espero que tu adolescente favorito no le coja gusto a esto de paso a paso.

la-de-marbella dijo...

Hola Lula. Yo de Linux estoy pez. Pero si tu lo dices, que eres la experta, te creo. Mi hijo esta aprendiendo linux y tiene montada la mundial en su cuarto con cuatro ordenadores viejos. Me tiene alucinada, para mí es como el chino mandarin de complicado. El niño sale al padre, mal que pese. Besitos

chousas dijo...

Gran verdad Lula... Simplifiqué tanto la cosa que al final metí la pata... ¬¬'

Chisme Cotilla dijo...

¿Sera este el motivo por el que trabajar con linux me resulta tan enigmatico, peligroso y tentador?
Jesus, ¡que nerrvios!

Lula Towanda dijo...

marbellí Para nada te fíes de lo que digo, que en esto de tecnologías ni en ninguna cosa soy objetiva. Deja que el nene enrede que al menos se divertirá. No sabes lo bien que te puede venir un informático en casa y lo que le puedes sacar con el chantaje emocional que practicamos las madres.

Chousas opinar no es meter la pata es decir lo que piensas en un momento. Era una pequeña broma este chascarrillo.

Chisme cotilla tu siempre viendo las cosas desde el punto de vista de la observación directa. ¡Lo que podrías montar con un una red de ordenadores con Linux para observar tu escalera!. Dejarías a google a la altura de betún.
Me pregunto ¿sabe Linux el rey de corazones?

Lautreamont dijo...

Jajajajaa, qué bueno. De todos modos yo tengo una pregunta: ¿no será que las mujeres, más que complejas, se complican mucho la vida? En ese mismo sentido, creo que los hombres no somos simples, sino que no nos complicamos tanto la vida.

De todos modos, seguro que es verdad lo que dices y, por desgracia, soy tan simple soy incapaz de manejar un concepto tan complejo como ese. :oP

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.