lunes, octubre 13, 2008

Jefes, jefes, jefes


Esta mañana me han llamado de Radio Esuskadi desde el programa "Mas que palabras" que conduce Javier Vizcaíno. Me han preguntando qué opino sobre los jefes. Creo que he estado muy pesimista, en la línea de lo que escribí en el post de Los julios y los jefes. El jefe de valor retraído es una tendencia en alza mientras que el buen jefe es algo casi testimonial. Es algo que está ocurriendo en mi entorno, muy competitivo y presto a incorporar las tendencias globales antes que nadie. Sirvan estas elegías como una llamada de atención a los entornos a los que aún no ha llegado el chapapote laboral.

Desde hace seis años voy escribiendo mis impresiones sobre lo que me rodea en mi vida profesional. Releyendo, solo encuentro sarcasmo en mis posts sobre los jefes. Haciendo un collage con los posts dedicados a la jefatura me salen los barros que han traído estos lodos:

La lucha y el reparto del poder descrita en Babuinos vs. ejecutivos con las leyes que rigen la jerarquía se mantiene aunque cambien los actores. El valor de la amistad en La organización friends es una realidad en un mundo sin control. La las escuelas de negocio, coloquialmente llamadas Masterbisnis, producen jefes a medio cocer y clónicos, al gusto del Imperio.

El liderazgo se ejerce como El flaustista de Hamelín que crea entusiasmo y lleva a los que le siguen a una catástrofe laboral segura o como Garrapata que se apalanca en su parcela de poder chupando la sangre a sus colaboradores.

El culto a la juventud ha dado lugar a El Niñatojefe en su distintas variedades como niñatomaster, niñatobabas, niñatoguay, ni ñatolabia, niñatolátigo y niñatopío.

Pero el jefe de valor detraído que escribía en broma hace un lustro en El síndrome de Forrest Gump y al que le auguraba un pronto final ha resultado ser un valor seguro de amplio crecimiento en el mercado laboral.

Puede que la crisis elimine al excedente de jefes pero soy escéptica en que mejore su calidad. ¡Salvemos a los jefes buenos antes de que se extingan!

¡¡Ni me menees!!

9 comentarios:

Noemí Pastor dijo...

Ya te oí ayer. Estuviste bien. Era lo que hacía falta: un poco de mala leche y pesimisto sardónico.[Acabo de darme cuenta de que no sé qué significa sardónico. En fin.]
Besos.

Félix Serrano dijo...

No puedo por menos que coincidir contigo, Lula. Ayer mismo comentaba con unos amigos que muy raramente los "responsables al cargo" tienen el conjunto de cualidades necesarias, propiciado por unos sistemas de selección muy basados en el amiguismo.

Pero esto es un país latino. Sólo conozco otro entorno laboral, radicalmente distinto, que es el japonés. En Japón, donde la escala jerárquica es mucho más rígida, se priman valores como la edad, la experiencia y la dedicación.

Pero como en todas partes cuecen habas, con alguna frecuencia el jefe revienta (normalmente por exceso de trabajo) y se convierte en un ser inservible. Entonces le crean un puesto honorífico y ponen a otro.

Lo que ya se ha perdido es la buena costumbre de hacerse el "sepuku" cuando tu negocio se va a pique. Cosas de los tiempos modernos.

ALyCie dijo...

Que si educación para la ciudadanía, que si ética o religión.
¿Cuando nos educarán para ser personas, buenas personas y no títeres?
¡Salud!

Fernando dijo...

Qué magníficos son estos bestiarios que nos regalas. ¿Tomarán cartas en el asunto los de WWF/Adena?

Telémaco dijo...

Quizás sea mejor permitir a la evolución seguir su curso y dejar que se extinga la especie de los jefes sin distinciones entre buenos y malos.

La evolución no puede ir hacia atrás y a estas alturas es posible que las jerarquías clásicas no puedan ir en otra dirección que no sea hacia el abismo.

La Taberna Fantasma dijo...

Estoy con Telémaco en que la especie de los jefes se extinguirá. Visto lo visto con la banca, cualquier cosa...

almena dijo...

¡vaya! me habría encantado escucharte.

Magnífico resumen el de tu collage

:)

almena dijo...

Por cierto, me ha pedido que -como verificación de palabra- escriba "uzurpo".
Y de repente se me ocurrió que puede que se trate -lo de "uzurpar"- de una de las principales actividades de algún Niñatojefe o similar...

:)

Lula Towanda dijo...

Noemi: Muchas gracias. Soy pesimista con la situación actual, pero optimista si esta situación hace aguas y se extinguen los jefes tal y como están ahora.

Félix: De buenos amigos están las estructuras laborales llenas. Lamentablemente el modelo japonés no está de moda y es inviable en algunas empresas que prejubilan con 48 años. Más que sepuku se ha establecido el ajusticiamiento laboral ¿De dónde sacarán la experiencia?

Alycie: Y yo que pienso que la bondad es cosa de la genética. A los buenos les cuesta ser malos y a los malos viceversa. Ser malo está muy bien pagado y ofrece una carrera prometedora. Habría que darle la vuelta al perfil del triunfador.

Fernando Calla, calla! Que los de Adena me pueden poner una denuncia por intromisión en el honor de los animalitos.

Telémaco y Taberna: Estoy totalmente de acuerdo con vosotros aunque creo que no podré disfrutar de ese momento.

Almena jajajajajaja va a ser que la palabra de verificación también va a ser contextual.
Muchas gracias!!